Ene 25 2005
340 lecturas

Política

Para la BBC Al Qaeda podría ser un invento de Wáshington

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Si alguien se atreviera a sugerir una teoría semejante, se diría que está “del otro lado”, opuesto a los que “combaten” por liberar el mundo de “grupos terroristas”.
Pero una nueva película producida por la BBC pone en duda la teoría de la administración Bush y presenta preguntas sobre otros temas que la mayor parte del mundo ha aceptado sin discusión – sólo fe ciega, en la creencia de que forman parte de la así llamada “guerra contra el terror”.

La película de la BBC The Power of Nightmares: The Rise of the Politics of Fear (El poder de las pesadillas: El auge de la política del miedo) argumenta que la mayor parte de lo que se la dicho al público sobre los peligros del terrorismo internacional no es otra cosa que simple “fantasía que ha sido exagerada y deformada por políticos. Es una lúgubre ilusión que se ha difundido sin oposición a través de los gobiernos de todo el mundo, los servicios de seguridad y los medios noticiosos internacionales”.

Y no es más que el comienzo

La película investiga y formula preguntas mucho más pertinentes. Bush afirma que Osama ben Laden es jefe de esta inmensa organización terrorista internacional que entrenó agentes en más de 40 países. Pero, a pesar de los interrogatorios y de los métodos de extracción de información mediante la tortura utilizados con los prisioneros de Al Qaeda, ¿por qué no ha logrado presentar Washington ningún tipo de evidencia concreta que pruebe sus afirmaciones?

Desde el 11 de septiembre, casi 665 personas han sido arrestadas en Gran Bretaña, ¿pero cómo sucede que sólo 17 han sido consideradas culpables y en ninguno de los casos se probó que eran miembros de Al Qaeda?

Además, ¿por qué afirmó el secretario de defensa Donald Rumsfeld en 2001 en un programa noticioso en la televisión de EE.UU. que Al Qaeda controlaba masivos complejos de cavernas de alta tecnología en Afganistán, si las fuerzas militares británicas y estadounidenses no encontraron posteriormente nada parecido?

El filme de la BBC no duda que Osama ben Laden ayudó a financiar a varios grupos, pero argumenta que la administración Bush: “dirigida por una cábala muy unida de maquiavélicos neoconservadores, se ha aprovechado de la falsa imagen de una amenaza terrorista internacional unificada para reemplazar el difunto imperio soviético a fin de imponer un programa político”.

La amenaza terrorista
como política de Estado

El documental presenta serias dudas sobre la dimensión real de dicha amenaza “terrorista”. Aunque reconoce que el terrorismo existe, está en fuerte desacuerdo con la noción aceptada de que está centralizado, diciendo que es mucho más fragmentado y complejo de lo que EE.UU. quiere que el mundo crea.

“Son individuos y grupos peligrosos y fanáticos de todo el mundo que han sido inspirados por ideas… extremas y que utilizarán las técnicas del terror masivo… Pero la visión de pesadilla de una organización oculta, única y poderosa, que espera para atacar nuestras sociedades, es una ilusión. Dondequiera uno busca esa organización Al Qaeda, desde las montañas de Afganistán a las ‘células durmientes’ en EE.UU., británicos y estadounidenses andan cazando un enemigo fantasma”.

Toda la información que se conoce sobre la “amenaza del terrorismo global” ha provenido de sólo dos lados: los agentes de grupos como Al Qaeda y las agencias militares y de inteligencia que tienen un interés creado en el mantenimiento de la impresión de que allá afuera, en algún sitio, existe un enemigo altamente peligroso.

————————

En: www.rebelión.org
Traducción de Germán Leyens

Original: Aquí

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario