May 31 2004
379 lecturas

Economía

Paraguay: Mucho ruido y pocas nueces

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

No podrá el pressidente Duarte descansar de su extenso periplo: desde mañana (hoy) Asunción incurrirá en el incumplimiento del tratado firmado en diciembre pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que condiciona el desembolso de unos US$ 70 millones a la implementación de un paquete de medidas económicas -resistidas por la población- tales como la Ley de Adecuación Fiscal, la reforma de la banca y la privatización de empresas públicas.

Tras el regreso presidencial, y con el tiempo justo para saludar al primer mandatario y recibir sus últimas instrucciones, las autoridades económicas cerraron sus maletas para decolar hacia Wáshington; allí les espera una -no muy fácil- tanda de negociaciones con el FMI con el objeto de conseguir una prórroga al plazo de aprobación de la polémica reforma fiscal que figura en el acuerdo “stand by”, de diciembre de 2003 con la entidad.

El mayor triunfo de la gira presidencial es la eventual llegada a mediano plazo de inversiones taiwanesas en el área agro-industrial. Informó el primer mandatario a su llegada que, además, había logrado del país asiático un préstamo de US$ 30 millones.

“Un mundo global”

Al hablar con la prensa en el mismo aeropuerto, Duarte no descartó entablar relaciones diplomáticas con la República Popular China; “solamente exigiremos respeto, decencia y veracidad”, dijo. Las relaciones comerciales con China se han convertido en uno de los objetivos del MERCOSUR. Lula Da Silva, primer mandatario de Brasil, estuvo en Beijing antes de la Cumbre entre América Latina, los países caribeños -con la excepción de Cuba- y la UE. en una primera etapa conducente a la formalización de un acuerdo comercial entre la RPCh y el Mercado Común suramericano.

“No descartamos ninguna posibilidad en el futuro. Estamos en un mundo global”, descubrió el presidente paraguayo cuando los periodistas le preguntaron sobre un posible acercamiento de su gobierno con la RPCh.

Señalaban los analistas en Asunción -y parte de la prensa local- que las promesas de ayuda y mayor intercambio comercial entre Paraguay, los países asiáticos y sobre todo la UE -compromisos que el presidente ha intentado activar en una decena de viajes al exterior- constituyen hasta el momento sólo declaraciones formales de principios y, básicamente, negociaciones que se vinculan a una mayor apertura del mercado interno y a eventuales tratados de libre comercio.

Como parte del MERCOSUR Paraguay sigue la política brasileña de rechazar las negociaciones bilaterales con EEUU para la conformación del ALCA -área de libre comercio de América-, impulsando las negociaciones por parte de los países signatarios del acuerdo sureño como un bloque.

Nada es poco y poco es mucho

Durante la Cumbre de Guadalajara, en conversaciones bilaterales con Vicente Fox, Duarte habría obtenido que se mantuviera el cupo de 100 becas de posgrado en México para jóvenes paraguayos, y la promesa de continuar las conversaciones con el objeto llegar a un TLC en fecha no precisada. Hugo Chávez, por su parte, se habría comprometido a estudiar la posibilidad de que PDVSA, la petrolera venezolana, vendiera a Paraguay combustible sin intermediarios.

También estudiaría el presidente del Consejo de Ministros español, Rodríguez Zapatero, un cupo de mil visas anuales para los paraguayos que pretendan radicarse en Europa. Más fructífera fue la reunión con Lula Da Silva; Brasil facilitará la puesta en marcha de un sistema de compensación por la lucha contra la piratería y la falsificación -una endemia paraguaya- y arbitraría las medidas para dar solución al problema del tránsito de la soja paraguaya hacia el Atlántico.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario