Ago 9 2013
492 lecturas

Política

Piñera pide perdón por errores en un censo

Cercado por la reacción pública y tratando de enmendar un error comunicacional de La Moneda, al presidente Sebastián Piñera no le quedó otra opción que pedir perdón por los errores cometidos en el Censo 2012. La situación del presidente se había agudizado por la recomendación hecha el pasado miércoles por una comisión externa –elegida por el propio gobierno– de repetir el muestreo en forma abreviada en dos años más.

“Efectivamente, se cometieron errores en la planificación y en la ejecución del censo de 2012 y quiero pedir humildemente perdón a todos los chilenos por esos errores”, dijo Piñera en el palacio presidencial. Acto seguido, reconoció que la principal falla fue que cerca de 9 por ciento de los chilenos no fueron debidamente encuestados. “Todos los censos tienen omisión, pero en este caso fue más allá de lo que era recomendable… Cuando este presidente fue informado de esos errores, sentí la misma molestia y la misma indignación que han sentido millones de chilenas y chilenos a lo largo del país”, añadió.

Piñera apeló además a la transparencia y valoró la actitud que asumió su gobierno al detectarse los errores. “Lejos de pretender ocultar este error y barrer bajo la alfombra, la decisión fue actuar con total transparencia, dando la cara y mirando a los ojos.” En esta línea, recordó que, tras el escándalo, pidió la renuncia al director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y puso en su lugar a “un académico para decirnos exactamente la verdad y no lo que queríamos escuchar”. En relación con la recomendación de los expertos, Piñera aclaró que de ser “estrictamente necesario, tendremos que repetir el censo del año 2012”, operación que al Estado de Chile le significó varios miles de millones de pesos.

Los principales problemas fueron resumidos así por la comisión externa: escaso tiempo de preparación, financiamiento insuficiente que incidió en falta de recursos materiales y humanos, clima interno en el INE, responsabilidad de la anterior dirección del INE y errores en los cuestionarios, entre otros. De realizarse un censo abreviado en 2015, debería recolectar información mínima, considerando un menor número de preguntas, que permita superar las falencias detectadas. Se plantea realizar un censo de hecho, en un día declarado feriado para tal efecto y se sugirió iniciar pronto los preparativos para el censo de 2022, considerando registros administrativos y tecnologías de información usadas en países desarrollados.

En este escenario, el ministro de Economía, Félix de Vicente, agregó que “la verdad es que es muy importante contar con un censo que sea seguro y confiable”. Respecto de las responsabilidades en este proceso fallido, sostuvo que “sin duda alguien debe hacerse responsable de ello”.

El ministro precisó también que en dos semanas se tendrá la decisión de cuál será el organismo internacional que revisará el Censo 2012 tras la sugerencia de la comisión asesora. Basta recordar que el renunciado ex director del Instituto Nacional de Estadísticas, Francisco Labbé, había declarado que haría el mejor censo de la historia.

“El censo tiene problemas serios para el cumplimiento de sus objetivos”, dijo el informe externo sobre el instrumento que debe medir los datos, por ejemplo, para el diseño y aplicación de las políticas públicas. Ahí es justamente donde las criticas, incluso del oficialismo, han apuntado.

Diversas fuentes de la derecha revelaron al diario electrónico El Mostrador que, al igual que otros errores, por ejemplo la medición instrumental de la pobreza incidirá directamente en la imagen de Chile en el exterior. “Esta noticia va a dar la vuelta al mundo”, se comentaba el miércoles. De hecho, al mundo empresarial, que vende a Chile en el mundo, este nuevo bochorno no le hizo ninguna gracia. Inclusive pondría en jaque a la candidata presidencial oficialista Evelyn Matthei, que debe representar la continuidad del gobierno de Piñera, por más que quiera desmarcarse de este verdadero papelón.

Inclusive hay algunas voces que ya están exigiendo que el propio Pablo chile longueiraLongueira, que en ese entonces oficiaba como ministro de Economía y, por ende, jefe del INE, dé una opinión al respecto. Longueira, meses después, sería el candidato presidencial de la derecha, pero tras diagnosticársele una depresión severa, se bajó de la campaña sin aparecer nunca más públicamente.

El problema es muy serio para la candidata Evelyn Matthei, pues lo ocurrido en el censo no es un caso aislado. De paso, revivió otros escándalos y cuestionamientos a instrumentos públicos. “Se pusieron a modificar todos los instrumentos y han echado a perder todo: el censo, las cifras de empleo, todo”, cuestionan analistas del oficialismo citados por El Mostrador. El análisis de diversos medios internacionales es que se ha intentado sacar provecho a corto plazo de herramientas que son patrimonio del Estado.

La oposición no ha estado ajena a las críticas, desde la ironía hasta el cálculo electoral. “Piñera pide perdón a los chilenos por Censo 2012. Claro que esperará hasta el próximo censo para saber a cuántos tiene que pedírselo”, dijo en su cuenta de Twitter el diputado del PC Hugo Gutiérrez. Por su parte, Alvaro Elizalde, uno de los voceros de campaña de Michelle Bachelet, le dedicó una ironía al censo: “El próximo gobierno deberá trabajar por restablecer confianza en estadísticas oficiales gravemente afectada por ‘el mejor CENSO de la historia’”.

Desde el oficialismo respaldaron a Piñera y reconocieron en su gesto un hecho de humildad e hidalguía e instaron a Bachelet también a pedir perdón por los errores políticos cometidos en los momentos posteriores al terremoto y tsunami del 27 de febrero de 2010, argumentos, que por ahora, no han hecho mella en las aspiraciones presidenciales (y las encuestas) de la ex jefa de ONU Mujer.

“Mi compromiso es llevar adelante –si soy electa– ese censo (recomendado por los expertos) y hacer todos los refuerzos en las instituciones, si ellas han presentado debilidades. Todas las instituciones públicas tienen problemas y no creo que hayan surgido en un día… son problemas que tienen mucho tiempo. Sin embargo, Chile ha tenido una tradición de censos” dijo Bachelet.

“Si soy electa, voy a mirar la tarea que tengo que hacer, y reforzar las instituciones para cumplir. De eso se trata. Y no le voy a echar la culpa a nadie.”

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario