Abr 18 2007
312 lecturas

Opinión

Plan Puebla Panamá. – EL CADÁVER QUE VELAN CALDERÓN Y URIBE

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

1. A seis años de crearse, el Plan Puebla Panamá –el plan estratégico del presidente Bush para establecer un corredor con medios de comunicación para asegurarse el dominio de los recursos naturales (petróleo, agua, bosques) de Centroamérica– es un enorme fracaso estratégico. Pero, por otro lado y sin duda lo más importante, es que además del fiasco económico, es evidente su derrota política como imperio en la zona.

A pesar de que los gobiernos de México y Centroamérica, por lo menos desde
principios de los años sesenta han obedecido las órdenes del imperio, desde
hace casi diez años en toda América se ha empezado a registrar un despertar
de los pueblos y el surgimiento de gobiernos que buscan transformar su
dependencia con políticas en defensa de los intereses nacionales, a pesar de
la globalización impuesta.

2. El gobierno de Bush pretendió con el PPP extender en todo Centroamérica
el Tratado de Libre Comercio (TLC) que echó a andar con Canadá y México en
1994. Este Plan debió continuar con la imposición en todo el continente
americano del Acuerdo de Libre Comercio de América (ALCA).

El presidente estadounidense estaba seguro de contar con el apoyo de los gobiernos del continente,
pero surgió Hugo Chávez en Venezuela proclamando su Plan
Bolivariano, coincidiendo con Lula de Brasil, Kirchner de Argentina y otros
más y el ALCA se fue al traste llevando en su caída al PPP.

Por más que los gobiernos de Fox de México y de Uribe de Colombia, impulsados por Bush,
hicieron todo para impulsar el ALCA y el PPP, nada pudieron. ¿No se recuerda
acaso el ridículo de Fox defendiendo el ALCA en la reunión de Argentina?

3. La realidad es que, como se había previsto y denunciado, ningún beneficio
traería para los pueblos centroamericanos, mucho menos para México, la
reunión de presidentes de aquella región realizada en la ciudad de Campeche.
Se reconoció que de acuerdo con la información oficial, de 8.079,8 millones
de dólares que se requieren para financiar los 61 proyectos, 20 estudios y
19 programas que integran la cartera del PPP, a lo largo de seis años a la
fecha sólo se han obtenido 4.527,5 millones de dólares de gobiernos y
organismos multinacionales.

A pesar de los enormes negocios que se pueden
hacer no ha habido confianza para invertir fuertes capitales porque ha
surgido una fuerte oposición espontánea en diversas regiones porque el
despojo de tierras y recursos naturales es la constante que se vislumbra en
cada plan que se busca imponer y ejecutar.

4. De ahí que el núcleo de dirección del PPP haya tenido que reconocer que
sólo cuatro de los 61 proyectos estratégicos se han concluido, tres de ellos
en México. Se trata de los hospitales de Alta Especialidad en Oaxaca y
Yucatán, y el de medicina tradicional en Puebla; un estudio sobre
erradicación del fecalismo al aire libre en Yucatán, y un convenio de
colaboración de los gobiernos centroamericanos con nuestro país en materia
de telecentros. Si a esos hospitales de alta especialidad, como el de Mérida,
Yucatán –en absoluta deficiencia– los presentan como un
ejemplo, entonces puede ya adelantarse sin posibilidad de equivocación, que
el PPP es un rotundo fracaso. Más que un estudio para erradicar el
“fecalismo” al aire libre pareciera más importante que los funcionarios del
PPP, no se hagan fuera del bacín.

5. Calderón, impulsado por Bush, busca ejercer un fuerte liderazgo entre los
muy dependientes países centroamericanos. Por eso en su discurso,
desesperadamente, pidió unir esfuerzos para desarrollar nuevos proyectos;
recordó que se han destinado más de 4.500 millones de dólares para
33 proyectos regionales del PPP. Buscó convencer diciendo que con la
iniciativa del PPP se generarán más empleos, más bienestar; y refrendó el
compromiso de México con la integración de América Latina y el Caribe. Sin
embargo tuvo que reconocer que el éxito de las iniciativas y la viabilidad
de los proyectos dependen de las autoridades diversas y de la propia
sociedad. Llamó a trabajar juntos para derrotar la competencia feroz que
hay en el mundo e insistió en la vieja frase de que “la unión hace la
fuerza”.

6. Mientras tanto el Centro de Convenciones de la ciudad de Campeche estuvo
resguardado totalmente con vallas metálicas de tres metros de alto, las
mismas que bloquearon la zona hotelera de Cancún en 2003, las que rodearon
el Palacio Legislativo en los tres últimos informes de Fox y las que se
colocaron para cerrar calles en Mérida durante la funesta visita del asesino
Bush hace un mes.

Esto demuestra una vez más que Felipe Calderón no está
dispuesto a correr riegos por protestas. Además de escoger estados donde los
movimientos de oposición son débiles, su presencia en cualquier lugar va
precedida de grandes medidas de seguridad preparadas por el Estado Mayor
Presidencial. Durante cuatro meses y medio no ha tenido más relación que con
el ejército y la policía y todas las medidas que a tomado han estado
precedidas de amenazas e intimidaciones.

7. En Campeche se manifestaron pacíficamente, pero con mucha combatividad,
unas cien personas de los partidos Convergencia, PT y PRD, pero durante dos
días casi todas las calles del centro histórico estuvieron bloqueadas con
rejas y vigiladas por soldados disfrazados de policías. 200 campesinos
encabezados por su líder Ché Ku desviaron su marcha.

Mientras tanto, en la
plaza principal de Campeche, unos sesenta trabajadores de transportes de la
Cooperativa Esperanza enseñaban sus mantas y 19 de ellos realizaban una
huelga de hambre exigiendo una adecuada liquidación por despido
injustificado.

Al irresponsable gobernador Carlos Hurtado le importa un
bledo este movimiento que puede terminar en tragedia. Parece que en Campeche
el gobernador, siguiendo a su maestro, el presidente usurpador Calderón,
gobierna mediante la amenaza y el terror.

8. En la cumbre del PPP se dieron cita los presidentes de Costa Rica,
Honduras, Guatemala, El Salvador, Colombia, Panamá, el primer ministro de
Belice y el vicepresidente de Nicaragua; además de los empresarios Carlos
Slim, Valentín Diez y los gobernadores de la región Sur-Sureste de México.
Los políticos asistieron pensando en los enormes negocios que podrían hacer
para fortalecer sus alianzas con los empresarios. Éstos pensando en sus
negocios, sobre todo en la necesidad de garantizar seguridad en sus
inversiones y ganancias. Nadie piensa en el bienestar de la población, en el
cuidado de la ecología y asegurar buenos servicios de salud, educación y
bienestar. Todos los discursos fueron vacíos mientras la ciudad de Campeche
sufría el bloqueo de sus calles y la intimidación impuesta por la ocupación
militar.

9. A pesar de que Calderón diga que el PPP tiene otros 38 proyectos que
están en ejecución, entre los que se ubica la Iniciativa Energética
Mesoamericana, con la que se pretende crear un sistema de interconexión
eléctrica en la región y construir una planta hidroeléctrica, la realidad es
que el gobierno de Bush sigue obligando a los gobiernos a garantizar la
lucha contra el terrorismo que garantice la seguridad de sus fronteras
mientras impone una política que busca aislar a Chávez mientras sigue
preparando su derrocamiento.

El PPP y el ALCA son un mismo proyecto
estratégico de política internacional en América. El funesto presidente
Calderón y el presidente colombiano Uribe sólo son instrumentos dóciles de
la política expoliadora impuesta desde la Casa Blanca.

——————————————

En ALTERCOM, agencia de prensa ecuatoriana (www.altercom.org).

pedroe@cablered.net.mx

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario