Jul 19 2016
1201 lecturas

Sociedad

Plebiscito por la paz en Colombia necesita 4,5 millones de votos

Por unanimidad, la Corte Constitucional le dio la bendici贸n al plebiscito para la paz, el mecanismo con el que los colombianos deber谩n decidir si est谩n o no de acuerdo con lo pactado en La Habana con las FARC. Consider贸 que ese mecanismo de participaci贸n popular era id贸neo para legitimar el alcance de los acuerdos de paz, un paso in茅dito en las negociaciones del Estado con los grupos armados ilegales.

Tambi茅n consider贸, por siete votos contra dos, que su resultado, por el s铆 o por el no, es vinculante (de obligatorio cumplimiento), pero solo para el Presidente de la Rep煤blica y no para los otros poderes p煤blicos.
As铆, los magistrados determinaron que la aprobaci贸n del plebiscito 鈥渆s una decisi贸n pol铆tica y la refrendaci贸n no implica por s铆 misma una incorporaci贸n de lo acordado a la Constituci贸n y la legislaci贸n鈥, seg煤n explic贸 la presidenta de la Corte, Mar铆a Victoria Calle.

El Congreso aprob贸 en la pasada legislatura el acto legislativo para la Paz, que permite que mediante un procedimiento expr茅s se incorporen los acuerdos al r茅gimen legal y constitucional y que el Congreso solo tenga la posibilidad de aprobar o improbar las normas que en ese sentido presente el Presidente de la Rep煤blica.

El texto original dec铆a lo siguiente: 鈥淟os resultados obtenidos en las urnas a trav茅s de este plebiscito tendr谩n un car谩cter vinculante para el desarrollo constitucional y legal del Acuerdo Final en el 谩mbito normal de competencia institucional. Las entidades decretar谩n las normativas pertinentes para este fin鈥.

El tema fue pol茅mico en la Corte. La mayor铆a (siete votos a dos) consider贸 que la decisi贸n pol铆tica que avalar铆a el pueblo solo obliga a quien la llev贸 a consulta, es decir, al Presidente de la Rep煤blica. La minor铆a sosten铆a que el mandato ciudadano obligaba a todo el aparato estatal, incluidos los poderes judicial y legislativo.

4,5 millones de votoscol paz xa col

El examen constitucional encontr贸 que la ley estatutaria aprobada por el Congreso no tuvo vicios de tr谩mite. Ya en el examen de fondo a los seis art铆culos, los aprob贸 con algunos condicionamientos.聽 En el art铆culo segundo, referente a las reglas especiales para la aprobaci贸n del plebiscito, la mayor铆a de la Corte aprob贸 el umbral aprobatorio del 13 por ciento.

El Tribunal acogi贸 la ponencia del magistrado Luis Ernesto Vargas, que planteaba que la Constituci贸n Pol铆tica no establece ning煤n m铆nimo de votos para la aprobaci贸n del plebiscito. El umbral, dijo Calle, 鈥渞esulta razonable en t茅rminos del principio democr谩tico鈥. Se decidi贸 que para cumplir con el umbral solo se tendr谩n en cuenta los votos que se depositen por el s铆 o por el no.

No habr谩, en consecuencia, posibilidad de voto en blanco. Ser铆an al menos 4,5 millones de votos v谩lidos. En cuanto a la participaci贸n de los empleados p煤blicos en las campa帽as por el s铆 o por el no, la Corte determin贸 que por esta 煤nica vez se levanta la prohibici贸n de participar activamente en pol铆tica.

鈥淓n dicha campa帽a no se puede incorporar contenidos que promuevan un partido, movimiento pol铆tico o grupo significativo de ciudadanos o que se relacionen con la promoci贸n de candidaturas a cargos de elecci贸n popular鈥, advierte el fallo. La Procuradur铆a hab铆a advertido, hace algunos meses, que los empleados p煤blicos no podr铆an hacerle campa帽a al plebiscito, y en ese sentido fue su concepto ante la Corte para dirimir este caso.

En el tema de la divulgaci贸n de los acuerdos de La Habana, cuyo contenido ser谩 refrendado a trav茅s del plebiscito, 鈥渟e declar贸 conforme a la Constituci贸n con la condici贸n de que se entienda que la publicaci贸n del acuerdo final se realizar谩 simult谩neamente con la presentaci贸n del informe del Presidente al Congreso acerca de su intenci贸n de convocar a un plebiscito, con el fin de que el Congreso y el pueblo puedan conocer oportunamente el contenido de lo acordado鈥. Esa divulgaci贸n debe cobijar a la poblaci贸n en condici贸n de discapacidad y a todas las comunidades que no hablen el castellano como lengua primaria.

Ahora, la Corte enviar谩 la sentencia, la 379 del 2016, a los presidentes del Senado y de la C谩mara de Representantes para que estos remitan al Presidente de la Rep煤blica para su sanci贸n. Una vez cumplido este paso, el Presidente debe convocar al pueblo para que 鈥渞esuelva sobre la decisi贸n pol铆tica acerca de la implementaci贸n posterior del acuerdo final鈥.

Un paso in茅dito

Colombia_Quiere_La_PazEl proceso con las Farc ser谩 el primero que sea refrendado por el voto de los colombianos. En efecto, en los diferentes procesos realizados para desactivar las m谩quinas de guerra de guerrillas y paramilitares bast贸 con la facultad que tiene el Presidente de la Rep煤blica para sacar adelante las negociaciones. En todo caso, a煤n con el aval del pueblo, los acuerdos terminar谩n volviendo a examen de la Corte Constitucional, que deber谩 determinar, por ejemplo, si el modelo de Justicia Especial de Paz se ajusta a los contenidos de la Carta del 91.

Fuente: El Tiempo de Bogot谩

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

A帽adir comentario