Jul 17 2007
244 lecturas

Sociedad

POR EL DERECHO DE VIVIR Y MORIR EN CHILE

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Es paradójico recordar que la Dictadura Militar puso fin a la prohibición de ingreso al país – luego de 15 años en el poder – y que la “democracia” por falta de voluntad política y decisión frente a los partidos de la oposición no desee resolver este problema que afecta a decenas de chilenos repartidos por todo el mundo. Más aún cuando el Presidente Ricardo Lagos concedió un indulto presidencial a un militar por haber participado en el asesinato del dirigente sindical de Túcapel Jiménez.

¿Será acaso que nuestros gobernantes tienen la memoria corta y quisieran repetir el ejemplo del Padre de la Patria , Bernardo O’Higgins, que murió en el exilio? ¿Será una deshonra para el país permitir el ingreso de los compatriotas que hicieron uso del legítimo derecho a la rebelión y emplearon todas las formas de lucha existentes para terminar con la Dictadura ? ¿Será necesario castigar mucho más a los que ya pasaron años en prisión y sufrieron los horrores de la tortura?

En Europa cada año se conmemora el fin de la Segunda Guerra Mundial y quienes abren todos los desfiles son los combatientes de la Resistencia contra la dominación Hitleriana. A ellos se les honra y se les respeta por cada acción que emprendieron con el fin de terminar con la barbarie que fue el Nazismo y nosotros en Chile ¿qué hacemos para honrar la memoria de nuestros caídos y la de aquellos que sobrevivieron a la represión militar?

Para muchos que hoy ocupan sillones parlamentarios o cómodas butacas en los ministerios, los Presos Políticos castigados con el extrañamiento y los fugados, siguen siendo un tema olvidado o una metáfora en la reciente historia nacional.

Para otros quizás, incluso sea el gatillo necesario para terminar de una vez por todas con el problema de los Derechos Humanos y salir del enjambre judicial dictando una ley de Amnistía General para vencidos y vencedores de la guerra que iniciaron las Fuerzas Armadas con el pueblo de Chile.

Sin embargo, para miles de chilenos que dimos la cara en las barricadas, en los paros, tocando cacerolas, que dejamos nuestros mejores años detrás de las rejas dictatoriales, la única solución es que el Cuarto Gobierno de la Concertación , a la cabeza de la señora Michelle Bachelet decrete una ley que ponga fin a las penas de extrañamiento sin ninguna condicionante y otorgue la libertad incondicional para todos los Presos Políticos que hoy día permanecen fugados.

Por el derecho a vivir en Chile.

El listado de los firmantes aquí.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario