Feb 25 2016
1375 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Por qu茅 gan贸 el NO en Bolivia

El conteo final de votos de parte del Tribunal Supremo Electoral boliviano determin贸 un estrech铆simo triunfo del NO, que se impuso 51 por ciento a 49 por ciento sobre el SI, con apenas 130 mil votos de diferencia. A partir de ello, Evo Morales no podr谩 postularse en 2019, por lo cual el Movimiento al Socialismo deber谩 elegir otro representante para disputar la presidencia de cara al per铆odo 2020-2025.

Conocidos los resultados finales, que le dieron el triunfo del No a la modificaci贸n de la Constituci贸n para permitirle un mandato m谩s a Evo Morales entre 2020 y 2025, el presidente boliviano asegur贸 que respetar谩 el resultado de la votaci贸n. 鈥淣o es que estamos derrotados, 茅sta fue una peque帽a batalla por la modificaci贸n de la constituci贸n. Con los movimientos sociales, que son el pueblo, vamos a continuar con la batalla. Mientras existan capitalismo e imperialismo, la lucha sigue y ahora con m谩s fuerza鈥, asegur贸.

驴Por qu茅?

  1. a) El factor comunicacional. Evo Morales tiene 58 por ciento de aceptaci贸n a su gesti贸n, de acuerdo a Ipsos. 驴Por qu茅 el SI sac贸 49 por ciento, m谩s de diez puntos menos? La 鈥済uerra sucia鈥 que denunci贸 semanas atr谩s el gobierno cal贸 de forma significativa en un 10 por ciento del electorado habitual del MAS, que en esta elecci贸n opt贸 por la otra opci贸n. Estad铆sticamente este es un dato inequ铆voco, que est谩 afincado en sectores medios urbanos: buena parte de las grandes ciudades del pa铆s optaron por el NO 鈥揷on la importante excepci贸n de La Paz, Oruro y Cochabamba, donde triunf贸 el SI鈥.

La denuncia de un supuesto 鈥渢r谩fico de influencias鈥 de Morales en relaci贸n a su ex novia, no probada en ning煤n 谩mbito judicial y s贸lo expresada por un periodista opositor, fue la 鈥渇rutilla del postre鈥: llev贸 al gobierno a desmentir la (no) noticia en infinidad de ocasiones, en vez de destinar ese valioso tiempo a explicar 鈥損edag贸gicamente鈥 lo que significaba la pregunta del refer茅ndum y sus implicancias. La derecha impuso su 鈥渁genda medi谩tica鈥 y aquel fue su primer triunfo, semanas antes del 21F. Si bien Evo denunci贸 鈥揷orrectamente鈥 que la derecha no presentaba propuestas alternativas, tampoco las necesitaba: el bloque del NO s贸lo orient贸 sus ca帽ones a deslegitimar 鈥揹e todas las formas que sea posible鈥 la figura de Morales, logrando un triunfo parcial.

  1. b) El apoyo externo. Una veintena de ONG bolivianas recibieron, desde 2003, m谩s de 8 millones de d贸lares de parte de la NED norteamericana. Su involucramiento en la campa帽a del NO fue a煤n m谩s significativo en momentos de complejidades econ贸micas a nivel regional, sirviendo de palanca para una mayor difusi贸n de las intrigas creadas contra Morales, que fueron la base del triunfo opositor.bol no

El gobierno boliviano, adem谩s, denunci贸 la injerencia del Encargado de Negocios de EE.UU. en el pa铆s, Peter Brennan, a trav茅s de una conferencia de prensa del Ministro de la Presidencia, Juan Ram贸n Quintana. 驴Puede este elemento desconectarse del factor comunicacional? De ninguna manera, ya que actuaron de conjunto, modificando parcialmente la correlaci贸n de fuerzas en el pa铆s.

  1. c) El factor regional. La de Bolivia fue la tercera elecci贸n consecutiva donde las fuerzas conservadoras de la regi贸n se impusieron en las urnas, tras las presidenciales de Argentina 鈥揷on una polarizaci贸n muy similar e id茅ntico resultado鈥 y las parlamentarias en Venezuela.

La derecha boliviana se encolumn贸 detr谩s de una sola opci贸n, cuando antes hab铆a dispersado el voto favoreciendo objetivamente a Morales. En esta ocasi贸n unific贸, detr谩s del NO, a personajes tan dis铆miles como Ruben Costas, Samuel Doria Medina y Tuto Quiroga, que en campa帽as presidenciales suelen presentar propuestas propias.

El resultado del plebiscito presenta desaf铆os tanto para el gobierno como para la oposici贸n. Dentro de los partidarios de Morales fueron los movimientos sociales los que impulsaron este refer茅ndum. Por eso deber谩n ser tambi茅n ellos quienes, junto al MAS, definan qui茅n ser谩 el candidato en 2019.

Sin embargo, primero hay que pensar en la gesti贸n de gobierno, y sobre todo en lo sucedido en aquellas ciudades que pusieron un freno en su adhesi贸n a Morales. 驴C贸mo volver a obtener el apoyo de sectores mediosurbanos que, si bien habitualmente sufragaron por el MAS, esta vez optaron por el NO? Esa es la pregunta que debe orientar las reflexiones en el oficialismo, que adem谩s deber谩 buscar 鈥揷on tiempo鈥 una f贸rmula competitiva, que exprese la diversidad que en la actualidad contiene el t谩ndem Morales-Linera.

Del otro lado el tema tampoco es sencillo. Un ejemplo: el PSUV venezolano perdi贸 en 2007 su intento de reforma constitucional, lo que no impidi贸 sus triunfos posteriores en 2012 y 2013. La derecha boliviana sabe que, si no unifica una n铆tida opci贸n, el MAS probablemente llegue con buenas chances al 2019, visto y considerando que es 鈥損or lejos鈥 el partido m谩s importante de la pol铆tica del pa铆s, y que tiene posibles relevos con buena aceptaci贸n popular.

鈥淗ay tantos l铆deres鈥 dijo Morales d铆as atr谩s, consultado sobre un posible triunfo del NO. All铆, por primera vez, mencion贸 a David Choquehuanca 鈥搒u canciller鈥 como una expresi贸n de los propios movimientos sociales. 驴Ser谩 su sucesor? S贸lo el tiempo lo dir谩. Mientras tanto, el MAS deber谩 enfocarse a la gesti贸n para volver a una correlaci贸n de fuerzas m谩s favorable, con miras a evitar un posible retorno de la derecha al Palacio Quemado a partir de 2020.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    1 Coment谩rio

    Comentarios

    1. Antonio Casalduero Recuero
      4 marzo 2016 17:15

      Desde que Estados Unidos afloj贸 la presi贸n en el Medio Oriente, se volvi贸 a mirar su patio trasero del sur, o sea, Am茅rica Latina. Hoy dej贸 de lado los Golpes de Estado que planeaba y financiaba para derribar a algunos de estos gobiernos inc贸modos, adem谩s que hoy esa t谩ctica ya es de p煤blico conocimiento y ha optado por otros m茅todos m谩s sutiles: Ahora emplea la presi贸n gracias a pol铆ticos conservadores que le son proclives dentro de esos pa铆ses, en otras palabras, a pol铆ticos que rayan en el fascismo, de los que hay muchos en su Patio Trasero, obviamente que muy motivados por sus d贸lares. Bolivia no ha sido la excepci贸n. Evo Morales resulta inc贸modo para su pol铆tica hegem贸nica, el imperio ha logrado forjar una f茅rrea alianza en su contra, desprestigi谩ndolo, denost谩ndolo ante la ciudadan铆a, en circunstancias de que este pa铆s es el que ha logrado la mayor cuota de crecimiento econ贸mico de la regi贸n. Y ahora recibe un incomprensible rev茅s de muchos de sus conciudadanos.