Mar 3 2008
345 lecturas

Política

Por su comportamiento, – ”CHÁVEZ SE DEBILITA EN LA REGIÓN”

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Fue uno de los fundadores del Movimiento Al Socialismo (MAS) en Venezuela en 1971, pero lo abandonó tras 27 años de militancia, en 1998, porque no estaba de acuerdo con apoyar la candidatura del actual presidente Hugo Chávez.

Teodoro Petkoff, de 76 años, economista, periodista y director del diario Tal Cual, dictó una conferencia sobre Democracia y Desarrollo el viernes 29 de febrero (2008) en la Fundación El Universo. Él dice que en su país no ha cambiado la pobreza y que Venezuela vive una democracia imperfecta, una autocracia en la que Chávez concentra los poderes y restringe la libertad de expresión, especialmente entre sus coidearios, de quienes solo espera incondicionalidad.

Un pescador de oportunidades

–¿Cuál es su posición política?

–Si queremos usar una etiqueta conocida, yo diría que soy un socialdemócrata, que es lo que es el MAS, nosotros fundamos el MAS con una orientación socialista y democrática.

¿Cómo define las condiciones en que Chávez llega al poder?

–Chávez llega al gobierno como expresión de una crisis. El tipo de liderazgo de Chávez, algo que llaman liderazgo carismático, surge en ciertas condiciones que algunas sociedades viven, donde las fuerzas políticas que más o menos organizan el pueblo y que median entre el poder y el Estado han colapsado. En esas condiciones suelen aparecer liderazgos a los cuales la población los ven como hombres providenciales. Esos líderes tienen a veces una cualidad personal, son buenos oradores, una capacidad de provocar empatía con la gente. Chávez es producto de la crisis de la sociedad venezolana.

–Usted ha dicho que él fue un pescador de oportunidades…

–Fue capaz de leer lo que estaba ocurriendo y entonces hizo una campaña contra lo que denominada la partidocracia, pero en términos destructivos, y una campaña con “eco redentor” que engranó con una parte de la población que se había empobrecido terriblemente en los 20 años anteriores a él y que había desaparecido del radar de la preocupación de los partidos y a la cual Chávez le dio personería política.

–En Latinoamérica está de moda el socialismo, ¿es producto del liderazgo de Chávez?

–No son producto de Chávez, son producto de situaciones políticas, culturales, económicas, específicas de cada país, no podemos olvidar que América Latina sufrió un impacto del populismo que dejaron un legado de destrucción institucional, de corrupción y de empobrecimiento. Entonces, fuerzas políticas que parecían condenadas a ser oposición eterna, crónica, a los cuales no se las veía como posibilidad de ser gobierno comenzaron a ser vistas ya como alternativas.

“Correa es expresión del mismo tipo de fenómeno. Ecuador también es un país con una grave crisis institucional, país que en 10 años se deshace en 9 presidentes, con un sistema de economía también debilitada, con una situación social como la de todos nuestros países precaria, y que en un momento dado voltea contra quienes expresan la crítica de lo existente, entonces, bueno, el pueblo decide dar su respaldo”.

–¿Pero hay diferencias?

–Hay diferencias en todos. Pero, lo que yo sí percibo es el cauteloso proceso de desmarcaje que Correa está realizando respecto de Chávez, yo observo que hay algunas posturas políticas que ha asumido Correa que son claramente diferentes a las de Chávez.

–¿Por ejemplo?

–Cuando Chávez propone el ejército del ALBA, Correa declara que Ecuador no participa de ese tipo de iniciativas. Cuando Chávez propone darle estatus de beligerancia a las FARC, Correa responde que la política de Ecuador no es esa, y hay otros incidentes más simbólicos, por ejemplo el incidente con el rey, Correa desaparece prudentemente del salón, nadie tampoco respaldó a Chávez, pero por si acaso, me imagino, que Correa se puso fuera. Me atrevo a pensar que Correa ve que Chávez es un acompañante incómodo.

Chávez ha ido debilitanto su liderazgo regional

–Así lo ven otros presidentes…

–Chávez ha ido, por su propio comportamiento, debilitando su liderazgo regional, que lo ha tenido, pero que ahora está muy deprimido. Algunos regímenes de América Latina, de izquierda pero más hacia el centro, ya han marcado una diferencia con Chávez.

–¿Qué cree que está pasando con Chávez en Venezuela?

–En Venezuela, una parte del pueblo que lo ha seguido con devoción lo ve ahora más críticamente, menos incondicionalmente, tanto es así que se han atrevido a votar contra él en el referéndum, incluso a votar contra él absteniéndose.

–¿Esto tiene que ver con las propuestas no cumplidas?

–Una parte se explica por esto, porque el gobierno es extremadamente ineficiente y la inefiencia significa promesas no cumplidas, obras de gobierno que no se hacen. Quizás en los aspectos de su gobierno donde la gente reclama más es en la política de vivienda, Chávez gobernando nueve años, no ha podido satisfacer lo que el peor de los gobiernos anteriores satisfacía en un año.

“En un año, el peor de los gobiernos anteriores entregaba entre 70 y 80 mil viviendas, Chávez en nueve años ha entregado 266 mil viviendas, divide entre nueve y te darás cuenta que su promedio anual es insignificante”.

–Chávez tomó la bandera de los pobres, ¿los ayudó?

–Nosotros tenemos tres veces más el promedio de inflación de América Latina, el año pasado cerró con el 22,5% de inflación y al mismo tiempo los controles de precios han incidido en la escasez de víveres de primera necesidad, que son los que van a las dietas de los más pobres. Aunque Chávez creó mecanismos de ayuda.

–¿Ayuda económica directa?

–Sí, ayuda económica directa, pero que suponían una contrapartida del beneficiario, aprender a leer o un oficio, más los programas sociales con los médicos cubanos o el subsidio a través de las bodegas populares o mercal, donde se venden productos de primera necesidad a precios subsidiados.

“Ciertamente, en algunos sectores de pobreza crítica ha significado una mejoría de sus ingresos y su ingesta de alimentos, pero recientemente sus programas han sido contaminados por la corrupción y el despilfarro, lo peor del asunto es que no hay una política económica dirigida al empleo”.

Chávez: extremadamente ineficiente

–En uno de sus libros, usted dice que el discurso revolucionario no puede ser llevado a la práctica en el terreno económico. ¿Por qué?

–Depende de qué signifique el discurso de izquierda, el discruso de izquierda de Chávez es inviable, el hostigamiento permanente al sector privado que conduce a una caída a la producción y a más desempleo en el mediano plazo. Si vamos a entender por discurso de izquierda la estatización de la economía eso está demostrado que no conduce a ninguna parte; si vamos entender por discurso de izquierda la compatibilización del mercado y el Estado, entonces estamos ya frente a una perspectiva distinta, de eso es lo que se trata.

–¿Hay muchos discursos de izquierda?

–Se pueden establecer dos vertientes, una izquierda casada con la democracia y otra izquierda que piensa que la democracia es prescindible; y al mismo tiempo hay una izquierda que no anda buscando en los manuales de la Unión Soviética la solución a los problemas económicos modernos y hay otra que sí, que aún cree que ahí está la fórmula.

–Según usted, la izquierda de Chávez está en declive.

–Esa izquierda no tiene porvenir alguno en América Latina, ese tipo de concepciones no democráticas, estatistas, a la larga terminan en fracasos.

–¿El chavismo ha sentido un golpe en el retiro de Fidel Castro?

–No, supongo que ahora las relaciones serán muy institucionales, de gobierno a gobierno. Las relaciones serán muy institucionales, pero no se va a romper de ninguna manera.

–Usted es director de un periódico (Tal Cual), ¿Cómo pueden los medios de comunicación ayudar a sostener la democracia?

–No doblegándose. Tenemos libertad de expresión, por supuesto una libertad amenazada, hostigada permanentemente por el discurso del presidente, que es muy agresivo con los medios, pero a fin de cuentas hay 114 diarios matutinos que no son estatales.

–¿El futuro del chavismo?

–Está en manos de Chávez. En la medida que sea un líder eficiente no corrompido, íntegro, que adelante un programa viable para el país, ese chavismo tiene futuro. En la medida en que Chávez siga dirigiendo un régimen corrupto, ineficiente, autoritario, autocrático, está condenado al debilitamiento, no hay alternativa para él.

–¿Qué demuestran los hechos? ¿En qué camino está?

–Ahorita va embalado en el segundo camino, embalado hacia su debilitamiento. No tengo duda que en el año 2012 será electoralmente derrotado.

—————————–

* Periodista.

Publicada originalmente en el el diario ecuatorioano El Universo.

www.eluniverso.com.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario