Abr 10 2014
1753 lecturas

Ciencia y Tecnolog铆aCultura

Por una Internet justa y equitativa para todas y todos

La Coalici贸n por una Internet Justa y Equitativa (Coalici贸n Just Net) se constituy贸 en una reuni贸n de sociedad civil realizada en Nueva Delhi, India, en febrero de 2014. La integran varias decenas de organizaciones e individuos de las diferentes regiones del mundo, preocupadas por la gobernanza de Internet, los derechos humanos y la justicia social, as铆 como la relaci贸n entre ellos.

Una de sus primeras acciones fue presentar un documento con propuestas ante la pr贸xima reuni贸n NetMundial (S茫o Paulo, 23-24 de abril), convocada por la presidenta Dilma Rousseff con un car谩cter multisectorial, para elaborar principios universales (no vinculantes) de gobernanza de Internet. A continuaci贸n presentamos este documento, que constituir谩 la base de la plataforma de principios fundantes de la Coalici贸n, en proceso de elaboraci贸n].

Internet se ha convertido en una infraestructura social de vital importancia que tiene un profundo impacto en nuestras sociedades. Somos todos ciudadanos y ciudadanas de un mundo mediado por Internet, ya seamos la minor铆a que lo utiliza o la mayor铆a que no lo hace. Internet debe contribuir al avance de los derechos humanos y la justicia social. La gobernanza de Internet debe ser verdaderamente democr谩tica.

Con Internet, se est谩n reorganizando las instituciones p煤blicas, en particular las relacionadas con la gobernanza, el bienestar, la salud y la educaci贸n, as铆 como sectores clave como los medios de comunicaci贸n, las comunicaciones, el transporte y las finanzas. Se ha transformado la forma en que hacemos muchas cosas, mas los beneficios prometidos para todo el mundo no se han realizado de manera adecuada. Por lo contrario: somos testigos de la vigilancia masiva, del abuso de los datos personales y su uso como medio de control social y pol铆tico, de la monopolizaci贸n, mercantilizaci贸n y monetizaci贸n de la informaci贸n y el conocimiento; de flujos inequitativos de las finanzas entre pa铆ses pobres y ricos, y de la erosi贸n de la diversidad cultural. Muchas decisiones t茅cnicas, supuestamente 芦neutrales禄, en la pr谩ctica han fomentado la injusticia social, puesto que las arquitecturas tecnol贸gicas, desarrolladas a menudo para promover intereses creados, determinan cada vez m谩s las relaciones y los procesos sociales, econ贸micos, culturales y pol铆ticos.

Las oportunidades para que las mayor铆as puedan participar en los beneficios reales de Internet y materializar plenamente su enorme potencial, se frustran debido al creciente control de Internet por quienes tienen poder: las grandes corporaciones y algunos gobiernos nacionales. Ellos usan sus posiciones centrales de influencia para consolidar el poder y establecer un nuevo r茅gimen global de control y explotaci贸n; y bajo el pretexto de favorecer la liberalizaci贸n, en realidad refuerzan el dominio y la rentabilidad de las grandes empresas en detrimento del inter茅s p煤blico, e imponen la posici贸n predominante de ciertos intereses nacionales en detrimento de los intereses y bienestar globales.

El orden existente de gobernanza global de Internet es inadecuado. Carece de democracia; se caracteriza por la ausencia de legitimidad, de rendici贸n de cuentas y transparencia; por una excesiva influencia de las corporaciones que se traduce en subordinar las instancias regulatorias; y da muy pocas oportunidades para la participaci贸n efectiva de las personas, especialmente de los pa铆ses en desarrollo. Esta situaci贸n s贸lo puede remediarse a trav茅s de cambios fundamentales en los mecanismos actuales de gobernanza.

La gobernanza de Internet debe partir del entendimiento de que la interconectividad solo podr谩 estar al servicio de los derechos humanos y la justicia social, en la medida en que favorezca y apoye el poder distribuido, sobre todo hacia las bases, pero tambi茅n atravesando las distintas brechas digitales -sociales, econ贸micas, pol铆ticas-. Por lo tanto, para garantizar que Internet no conduzca, en la pr谩ctica, a una mayor centralizaci贸n del poder, se requiere de intervenciones apropiadas en todos los niveles de gobernanza de Internet. La construcci贸n de un marco eficaz para lograr estos objetivos es el mayor reto hoy en d铆a en t茅rminos de la gobernanza global de Internet.

En este esp铆ritu, planteamos los siguientes principios. Estos deben ser la base del desarrollo de una Internet que contribuya al avance en todo el mundo de los derechos humanos y la justicia social, y de la reconfiguraci贸n de la gobernanza de Internet hacia un espacio aut茅nticamente democr谩tico.

Internet como bien com煤n global para los Derechos Humanos y la Justicia Social

1. Internet es un medio social clave y, en aspectos cruciales, un bien com煤n global: es un sitio para el intercambio de conocimiento e informaci贸n globales, un espacio para la libre expresi贸n y asociaci贸n, un medio para la deliberaci贸n y la participaci贸n democr谩tica, un canal para la entrega de servicios sociales y p煤blicos esenciales, y un andamio para nuevos modelos de actividad econ贸mica. Por lo tanto, todas las personas del mundo, incluyendo las que no est谩n conectadas actualmente a Internet, deben tener la posibilidad de dar forma colaborativamente a la evoluci贸n de Internet a trav茅s de procesos apropiados de gobernanza que sean transparentes, democr谩ticos y participativos.aintera

2. Internet debe ser utilizada s贸lo para fines pac铆ficos y esto debe ser reconocido por los Estados en un instrumento vinculante y ejecutable.

3. La econom铆a de Internet, al igual que otras 谩reas de la econom铆a global, debe ser objeto de una recaudaci贸n y distribuci贸n justa y equitativa de los ingresos fiscales en todo el mundo, reconociendo que la concentraci贸n del comercio electr贸nico internacional basado en el Norte global es una amenaza para los ingresos fiscales del Sur global.

4. Internet debe mantenerse como un espacio p煤blico. Cuando surge una divergencia entre la utilidad de Internet para fines de inter茅s p煤blico y los intereses particulares de servicios en Internet o de empresas de tecnolog铆a, el inter茅s p煤blico debe primar, y el servicio debe estar sometido a la regulaci贸n como un servicio p煤blico.

5. La neutralidad de la Red, y otra formas similares de 鈥榥eutralidad de plataformas’ en las capas superiores de Internet, deben garantizarse con el fin de preservar la diversidad en l铆nea y para evitar los monopolios, ya sea en el contenido o en la prestaci贸n de servicios p煤blicos esenciales, en las arquitecturas tanto m贸viles, como de redes fijas.

6. Para una Internet abierta y descentralizada se requiere la aplicaci贸n estricta de est谩ndares abiertos y p煤blicos. Los est谩ndares abiertos permiten la implementaci贸n en forma totalmente interoperable por cualquier persona en cualquier tipo de software, incluyendo el Software Libre y de C贸digo Abierto (SLCA). La tendencia a la privatizaci贸n de los est谩ndares digitales debe frenarse y se deben introducir medidas para garantizar que las normas sean de propiedad p煤blica, y de libre acceso y aplicaci贸n.

7. La arquitectura de la computaci贸n en la nube debe mejorar la funcionalidad y la eficiencia digital, sin reducir el control y opciones del usuario. Tambi茅n deber铆a permitir a los usuarios tener protecciones legales adecuadas, ya sea a trav茅s de las jurisdicciones nacionales o acuerdos internacionales efectivos.

8. Las funcionalidades y servicios b谩sicos o esenciales de Internet, como el correo electr贸nico, servicios de b煤squeda en la web y las plataformas de redes sociales, deben estar a disposici贸n de todas las personas como bienes p煤blicos.

9. Las personas deben ser capaces de disfrutar todos sus derechos y prerrogativas como ciudadanos/as, incluso si eligen no acceder a Internet. El acceso y uso de Internet no deber铆a convertirse en un requisito para el acceso a los servicios p煤blicos.

10. Se debe alentar y fomentar la propiedad comunitaria y sin fines de lucro de la infraestructura, las aplicaciones, los servicios y los contenidos, incluyendo mediante el acceso al financiamiento p煤blico y otros medios.

11. El derecho de acceso y de contribuir al desarrollo de Internet, incluyendo su contenido, en particular por parte de los sectores marginados y/o minoritarios, es esencial para el mantenimiento de la diversidad cultural y ling眉铆stica y debe ser garantizado mediante la discriminaci贸n positiva y la acci贸n afirmativa.

12. Los datos personales y sociales deben pertenecer al individuo o al grupo social respectivo. Se deben establecer marcos de pol铆ticas p煤blicas para hacer efectivo ese control y propiedad de los datos digitales.

Un marco de derechos para la gobernanza verdaderamente democr谩tica de Internet

13. Internet debe ser gobernada bajo el reconocimiento de que, en aspectos cruciales, constituye un bien com煤n global. Por consiguiente, todas las capas de la arquitectura de Internet deben estar dise帽adas para prevenir la concentraci贸n de poder y el control centralizado.

14. Todas las personas tienen el derecho a la libertad de expresi贸n en l铆nea. Cualquier restricci贸n, por motivo de preocupaciones de seguridad o de otro tipo, debe ser para fines estrictamente definidos y de acuerdo con los principios aceptados mundialmente de necesidad, proporcionalidad y supervisi贸n judicial.

15. Todas las personas deben tener el derecho de usar Internet libres de vigilancia masiva. Cualquier vigilancia, por motivo de preocupaciones de seguridad o de otro tipo, debe ser para fines estrictamente definidos y de acuerdo con los principios aceptados mundialmente de necesidad, proporcionalidad y supervisi贸n judicial.

16. A nivel mundial, existe un grave d茅ficit democr谩tico en la gobernanza de Internet. Es urgente establecer plataformas y mecanismos adecuados para la gobernanza global de Internet, que sean democr谩ticos y participativos. 脡stos deben estar anclados al sistema de las Naciones Unidas, e incluir disposiciones expl铆citas para dise帽ar y habilitar m茅todos innovadores para la participaci贸n continua y profunda de los actores no gubernamentales en los procesos de formulaci贸n de pol铆ticas. Los actores no gubernamentales participantes deben, a su vez, estar sujetos a requisitos adecuados de transparencia, en particular respecto a sus fuentes de financiamiento, su membres铆a y sus procesos de toma de decisiones.

17. El derecho a elaborar pol铆ticas p煤blicas relacionadas con Internet debe estar 煤nicamente en manos de quienes representan leg铆timamente y directamente a los pueblos. Si bien existe una necesidad urgente de profundizar la democracia a trav茅s de m茅todos innovadores de democracia participativa, 茅stos no deben incluir -en nombre de modelo de 鈥渕煤ltiples interesados鈥 (multi-stakeholder)- nuevos tipos de poder pol铆tico formal de los intereses corporativos o particulares.

18. Los sistemas de gobernanza deben basarse en el reconocimiento de que Internet tiene un impacto en la sociedad que la comunidad t茅cnica de Internet, con su singular enfoque en las cuestiones t茅cnicas, no tiene la suficiente legitimidad para determinar.

19. Las leyes de un pa铆s o un grupo de pa铆ses no pueden controlar ni constituir estructuras internacionales de gobernanza t茅cnica ni de pol铆tica p煤blica. La gesti贸n de los recursos fundamentales de Internet debe ser internacionalizada. Por lo mismo, el control actual por los EE.UU. de la DNS / zona ra铆z debe ser reemplazado por una nueva instituci贸n transparente, responsable y representativa internacionalmente, a cargo de la supervisi贸n de las funciones fundamentales de administraci贸n de los recursos de Internet.

20. Cada pa铆s debe tener el derecho a conectarse a Internet. Ning煤n pa铆s puede tener la capacidad unilateral de desconectar a otro pa铆s o regi贸n de Internet.

21. Los derechos de los individuos y los Estados deben ser articulados y protegidos en lo que concierne a Internet, entre otros mediante la creaci贸n de mecanismos de aplicaci贸n adecuados. Tales mecanismos son necesarios, tanto a nivel nacional como internacional, y deben incluir mecanismos de resoluci贸n de conflictos.

*Coalici贸n Just Net: Coalici贸n por una Internet justa y equitativa

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario