Abr 3 2015
418 lecturas

Política

Provocación: Empresas británicas anuncian hallazgo de petróleo en Malvinas

En coincidencia con un nuevo aniversario del conflicto bélico de 1982, tres firmas informaron que descubrieron yacimientos petrolíferos a 220 kilómetros de las islas Malvinas. El Gobierno argentino confirmó que hará una denuncia penal contra los directivos de las empresas.

Mientras, la presidenta Cristina Kirchner ordenó la desclasificación de toda la información secreta sobre la guerra de Malvinas. Criticó la actitud “provocadora” del gobierno británico al aumentar la militarización de las islas y anunciar hallazgos petroleros en la zona. Y señaló que “el diálogo y el derecho” son el camino hacia la soberanía.

Tres empresas británicas eligieron el aniversario de la guerra para anunciar el descubrimiento de petróleo y gas en las islas, que pretenden comenzar a explotar. El gobierno argentino ya adelantó que iniciará una ofensiva judicial contra los intentos británicos de explotar los recursos del territorio nacional. La decisión de recurrir a la Justicia fue confirmada ayer por el secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Daniel Filmus. Consistirá en una acción penal que buscará que sean juzgados los responsables de las empresas que instalaron en las últimas semanas una plataforma petrolera en la zona.malvinas petroleo

Con un timming de dudoso gusto, las tres empresas británicas anunciaron el descubrimiento de yacimientos petrolíferos en una zona que está 220 kilómetros al norte de las Islas Malvinas, que se conoce como Zebedee. La noticia fue dada a conocer por dos diarios ingleses: The Guardian y el tabloide amarillista Daily Telegraph.

“Exactamente treinta y tres años después de que la Argentina invadiera las islas, la región está en las noticias otra vez, pero esta vez solamente por un descubrimiento petrolero”, señaló el diario The Guardian. Las empresas que hicieron el anuncio son Premier Oil, Falkland Oil & Gas y Rockhopper, que informaron que encontraron reservas de petróleo y gas, en el primer hallazgo en el marco de una campaña de nueve meses. El director ejecutivo de la empresa Falklands Oil & Gas, Tim Bushell, declaró que “este hallazgo confirma la extensión del yacimiento Sea Lion y sus reservas”. “Es el comienzo fantástico de la campaña exploratoria 2015 en las islas”, celebró el director ejecutivo en Rockhopper, Samuel Moody.

Según reportes especializados en el tema energético, la empresa Premier tiene el 36 por ciento de Zebedee, mientras que Falklands Oil & Gas posee el 40 por ciento y Rockhopper, el 24 por ciento restante.

Hasta ahora, el gobierno nacional ha hecho una serie de presentaciones en organismos internacionales por la disputa hidrocarburífera, así como ante las Bolsas de Comercio de Londres y Nueva York, con denuncias a las compañías involucradas, por tratarse de la exploración y explotación de recursos ubicados en zonas que Argentina considera bajo su soberanía.

El secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas ya adelantó cuál será la estrategia argentina ante el avance de las empresas británicas.

“Una nueva platafmalvinas cementerioorma petrolera acaba de llegar a las islas para realizar una de las exploraciones más importantes para procurar encontrar hidrocarburos en la zona, con un riesgo ambiental enorme”, advirtió Filmus, quien detalló que, para intentar contrarrestar el efecto de la plataforma que empezó a operar hace dos semanas, el Gobierno –en una presentación conjunta entre Cancillería y el Ministerio de Planificación Federal– impulsará en los próximos días ante la Justicia una demanda penal contra los responsables de esta explotación.

“Queremos que los dueños de las empresas sean juzgados de acuerdo con las leyes argentinas y el derecho internacional”, afirmó Filmus, quien expresó que el proceso “puede terminar con un pedido de captura por parte de jueces argentinos a quienes operan ilegalmente en el mar argentino”.

Con la presentación, se aplicará por primera vez el texto reformado en 2013 de la Ley de Hidrocarburos, que prevé prisión y multas para los directivos de las compañías implicadas en la exploración y explotación de hidrocarburos.

La reforma de la ley 26.659 castiga a las empresas que realicen esas tareas sin el permiso del gobierno nacional en la zona ubicada alrededor de las islas y prevé penas de hasta 15 años prisión, multas equivalentes al valor de 1,5 millones de barriles de petróleo, así como la prohibición de que personas y compañías puedan operar en Argentina. Esa nueva legislación fue rechazada, tras la aprobación, por el gobierno del Reino Unido, que consideró que la medida no rige en la zona de las islas y aseveró que su derecho es “legítimo y legal”.

—-

Addendomalvinas documentos

Espionaje británico por las Malvinas
Documentos aportados por el ex técnico de la CIA Edward Snowden muestran la existencia de la Operación Quito, un programa secreto para intervenir comunicaciones militares y de seguridad con el objetivo de obtener información e influir en la opinión pública.

Preocupado por la posibilidad de que la Argentina recuperara las islas Malvinas, el gobierno británico montó un plan de espionaje y vigilancia a líderes y militares argentinos, a través de un grupo de tareas de Inteligencia denominado Jtrig (por sus siglas en inglés). Se trató de la Operación Quito, conocida a través de documentos secretos fechados entre 2008 y 2011 y filtrados por el ex empleado informático de la CIA, Edward Snowden. Los archivos señalan que nuestro país era “el principal interés” de la región para la central de Inteligencia británica y que la misión era calificada como “de larga duración y alcance y de efectos pioneros”.

La documentación revela, además, que a pesar de la posición distante que mantiene la administración de Barack Obama sobre el conflicto por la soberanía de las islas, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense ha brindado cooperación sobre este tema a la Central de Inteligencia (GCHQ) del gobierno británico.

Así como los cables filtrados por Julian Assange desnudaron las tramas más oscuras de gobiernos y dirigentes políticos de todo el mundo, la información recopilada y difundida por Snowden permite ahora conocer un capítulo especial sobre la actividad de los gobiernos británicos de Gordon Brown y de su sucesor, el actual primer ministro David Cameron, en el conflicto por la soberanía de las islas Malvinas.

La filtración se conoció a través de The Intercept –un diario online norteamericano dedicado a trabajar con la información de Snowden– en asociación con el canal de noticias TN, del Grupo Clarín. La existencia del grupo Jtrig (siglas de la traducción al inglés de Grupo de Inteligencia y Búsqueda contra Amenazas) ya había sido revelada por Snowden el año pasado. Según informaron en simultáneo ambos medios, entre las tareas del Jtrig se encuentra la de recolectar información de Inteligencia, disminuir o desacreditar oponentes e implantar propaganda encubierta.

La Operación Quito comenzó a organizarse a partir de 2008 y ya estaba casi lista en 2009. Esta “incluye operaciones encubiertas en redes sociales, intervención de comunicaciones militares y de seguridad”, con el objetivo de “estar informados acerca de los planes de Argentina respecto de las islas Malvinas e influir en la opinión pública”. Las tareas de Inteligencia eran también una forma de brindar “apoyo” para cumplir los objetivos de la Oficina de Asuntos Extranjeros inglesa, entre los que se encontraba el de “prevenir” que la Argentina pudiera recuperar la soberanía de las islas, ya sea de manera diplomática o militar.

Esta información se conoce en un nuevo aumento de la tensión entre Argentina e Inglaterra, luego de que el ministro de Defensa inglés, Michael Fallon, anunciara la semana pasada el incremento de su presupuesto en más de 400 millones de dólares con el pretexto de una supuesta compra de aviones de combate rusos por parte de Argentina. En contraposición, la presidenta Cristina Fernández ratificó el pedido histórico de la Argentina, que reclama una negociación diplomática bilateral para darle una solución pacífica al conflicto y recuperar la soberanía del archipiélago. Además, CFK anunció la desclasificación de todos los documentos secretos del gobierno nacional sobre la guerra de Malvinas.

Según los documentos, las actividades de Inteligencia británicos no terminaban en Argentina sino que también había preocupación por el apoyo creciente de otros países de la región. “La GCHQ ha trabajado por debajo de las expectativas en Brasil, mientras hay crecientes preocupaciones de que las actitudes sudamericanas con resparg malvinas Petroleoecto a Malvinas están cambiando y ubicándose detrás de la iniciativa argentina”, detalla uno de los archivos. Además, se informa sobre negociaciones con Chile para que deje de apoyar el reclamo argentino: “Una futura visita ministerial a Chile va a proveer una oportunidad para contrarrestar esta tendencia y nuestra Oficina de Asuntos Extranjeros está a la espera de consejos”.

Las autoridades de inteligencia dejaron en claro que su preocupación no pasa por posibles apariciones de células terroristas o la repetición de atentados. “Dos de las actuales misiones del Departamento Resto del Mundo son lograr un cambio de régimen en Zimbabwe, desacreditando el actual, y prevenir que Argentina recupere las islas Malvinas utilizando la manipulación de la Inteligencia humana a través de las redes sociales”, revelan los textos.

*Con información de Página 12 y Télam

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario