Ago 19 2017
844 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Punto Final: Responsabilidad hist贸rica de la presidenta Bachelet

Rezuman hipocres铆a algunas declaraciones de canciller铆as -entre ellas la de Chile- rechazando la 鈥渙pci贸n militar鈥 con que Trump amenaza a Venezuela. Ha sido el trabajo de zapa del derecho internacional efectuado por esas canciller铆as lo que ha creado condiciones para cualquier agresi贸n a la soberan铆a de una Venezuela previamente aislada, debilitada en su econom铆a y calumniada por la guerra sicol贸gica.

La opci贸n militar no es otro exabrupto de Trump. Ser谩 la culminaci贸n de una escalada que est谩 en marcha. El Pent谩gono estudia y prepara esa opci贸n desde hace tiempo. En abril de este a帽o el almirante Kurt W. Tidd, jefe del Comando Sur de EE.UU., present贸 un informe al Senado sobre la situaci贸n en Am茅rica Latina. En relaci贸n a Venezuela plante贸 que requerir谩 una 鈥渞espuesta regional鈥. Un eufemismo que alude a la 鈥渇uerza interamericana de paz鈥, encabezada por los marines yanquis, que ha intervenido varias veces en Am茅rica Latina.

La opci贸n militar con mano mora es el m茅todo que prefiere el Pent谩gono. En Colombia con su frontera de m谩s de dos mil kil贸metros con Venezuela, y en Guyana donde la Exxon Mobil est谩 invirtiendo 5 mil millones de d贸lares, hay bases militares de EE.UU. Llegado el caso, sus gobiernos proporcionar谩n las plataformas para una agresi贸n con camuflaje multilateral. Otros gobiernos paniaguados de Washington como los de Brasil -tambi茅n fronterizo con Venezuela-, Argentina, M茅xico y Per煤 gustosos tomar铆an parte en esa legi贸n extranjera destinada a recuperar -para el imperio- el dominio de la fabulosa riqueza en hidrocarburos de Venezuela.

La agresi贸n ya ha comenzado. La opci贸n militar es el escal贸n superior. Entretanto est谩n en marcha las maniobras de cerco y aislamiento diplom谩tico y las guerras econ贸mica y sicol贸gica. Venezuela encuentra crecientes dificultades para sus importaciones de alimentos, medicinas, repuestos, etc., as铆 como en el acceso al cr茅dito internacional. Se trata del bloqueo que Cuba padece desde hace medio siglo y que en los a帽os 70 tambi茅n sufri贸 Chile. Se intenta estrangular la econom铆a para provocar fuga de capitales, desabastecimiento, mercado negro, especulaci贸n y -como resultado- sufrimiento de la poblaci贸n. Es el fuego artillero que precede a la opci贸n militar.

La 鈥渂anda de los 13 cancilleres鈥 de la OEA se ha encargado de pavimentar el camino a todas las fases de la agresi贸n. Uno de los funcionarios m谩s activos en ese trabajo sucio es Heraldo Mu帽oz, canciller de Chile. La Canciller铆a chilena se ha alineado con la escoria de la regi贸n: M茅xico (treinta mil desaparecidos seg煤n la ONU, y m谩s de 1.300 asesinatos mensuales), el r茅gimen golpista y corrupto de Brasil, el gobierno contrabandista de Paraguay y el narco-Estado de Colombia.

Doce de los 13 cancilleres, m谩s cuatro embajadores, se reunieron en Lima el 8 de agosto para condenar a Venezuela. Enseguida vino la amenaza de Trump que se fue de lengua y delat贸 el objetivo. El canciller Mu帽oz, a su vez, declar贸: 鈥淰enezuela ya no es una democracia y est谩 lamentablemente en camino hacia una dictadura鈥. Sus palabras eran solo un adelanto de la declaraci贸n de Lima, fruto de siete horas de deliberaci贸n, donde no hubo acuerdo para la ruptura colectiva de relaciones diplom谩ticas con Venezuela. El presidente de Uruguay, Tabar茅 V谩squez, confesar铆a que fue v铆ctima de un chantaje: firmaba la declaraci贸n de Lima o su pa铆s ser铆a excluido del Mercosur, asociaci贸n vital para la econom铆a uruguaya.

Pero la 鈥渂anda de los 13鈥 y Trump tuvieron una ins贸lita respuesta que los puso en rid铆culo. Provino del m谩s imprevisto actor de este drama: la oposici贸n venezolana. Casi todos los partidos opositores anunciaron su participaci贸n en las elecciones regionales de octubre y comenzaron a inscribir sus candidatos a gobernadores.

La oposici贸n en una 鈥淰enezuela que ya no es una democracia鈥, seg煤n el canciller Mu帽oz, participar谩 en las elecciones convocadas por la Asamblea Nacional Constituyente y organizadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE), denostados por el Departamento de Estado, la 鈥渂anda de los 13鈥, el secretario general de la OEA, la Uni贸n Europea y los medios de desinformaci贸n a escala mundial. El drama se convirti贸 en comedia en cuesti贸n de horas.

Venezuela es una democracia acosada por el imperio y los gobiernos yanaconas de Am茅rica Latina y Europa. 驴Su delito? Llevar adelante una revoluci贸n con vistas al socialismo que desaf铆a el orden pol铆tico, econ贸mico y social que Washington y las oligarqu铆as neoliberales han implantado en la regi贸n.

Las Canciller铆as saben que en Venezuela hay absoluta libertad de expresi贸n y que la mayor铆a de los medios son privados y opositores; que la oposici贸n puede convocar manifestaciones cuantas veces quiera y que la fuerza p煤blica las respeta mientras no entren en acci贸n los grupos provocadores de violencia; que tienen vida legal m谩s de 15 partidos pol铆ticos; que hay plena libertad sindical y que el CNE ha organizado 21 elecciones y plebiscitos en 18 a帽os y goza de reconocimiento internacional por la transparencia de sus actos. En octubre tendr谩n derecho a voto 18 millones de electores y ya est谩n inscritos cerca de 600 candidatos chavistas y opositores a las 23 gobernaciones del pa铆s.

El canciller Mu帽oz, respondiendo cr铆ticas a su desempe帽o, ha deslindado responsabilidades puntualizando que s贸lo es un 鈥渆jecutor鈥 de la pol铆tica exterior que dirige la presidenta de la Rep煤blica. Al menos esta vez el canciller dijo la verdad. Es indiscutible la responsabilidad hist贸rica de la presidenta Michelle Bachelet. Ella cargar谩 con el estigma de poner a Chile a disposici贸n de la maniobra que encabeza EE.UU., similar a la que sufri贸 nuestro pa铆s en 1973.

Es hora que las organizaciones pol铆ticas y sociales chilenas rompan el silencio y condenen la pol铆tica de aislar a Venezuela. La erosi贸n ideol贸gica que el neoliberalismo ha producido en las conciencias de vastos sectores no puede ser el dique que impida que renazcan la solidaridad y hermandad latinoamericana que distinguieron a nuestro pueblo en el pasado.

*Editorial de 鈥淧unto Final鈥, edici贸n N潞 882, 18 de agosto 2017.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario