Dic 19 2011
265 lecturas

Que se va, y se va, y no se ha ido (EEUU de Irak)

Además de que decenas de miles de veteranos, tal vez más, tengan que intentar curar las heridas físicas y sicológicas sufridas en esa guerra, llegan a otro país que parece haber sido destruido en otro tipo de guerra. Un país en que, según nuevas cifras del Censo divulgadas la semana pasada, uno de cada dos estadunidenses se encuentra en la pobreza o con ingresos bajos que apenas los mantienen sobre esa línea de pobreza.

Los cientos de miles de veteranos de guerra son entre los más perjudicados por la crisis económica en casa. El desempleo entre los veteranos militares mas jóvenes (entre 20 y 24 años) llegó a un promedio de 30 por ciento, más que el doble de los civiles de esa misma edad; los veteranos de entre 25 y 29 padecen una tasa de desempleo de 21 por ciento, reportó el New York Times. La tasa de desempleo nacional es de 8.6 por ciento. Más de 220 mil veteranos de las guerras de Irak y Afganistán están sin trabajo.

Pero también hay sorpresas. Uno de estos "veteranos" ahora enfrenta un juicio militar por, según las acusaciones en su contra, revelar cómo Estados Unidos opera tanto en las guerras declaradas como en las pugnas diplomáticas, y otras cosas que el gobierno prefiere que el mundo no se entere. El soldado Bradley Manning, después de 19 meses de detención, a veces en condiciones que algunos denuncian como tortura, inició su proceso judicial. Los documentos que el gobierno dice que filtró dieron la vuelta al mundo al ser difundidos por Wikileaks y utilizados por movimientos en países árabes, en America Latina y otros, para confirmar la corrupción y las maniobras ocultas de los gobiernos que todos ya sospechaban.

Por eso el cineasta Michael Moore afirma que cuando le preguntan sobre quién inició el movimiento Ocupa Wall Street, responde que por un lado los grandes bancos, pero por otro afirma que fue Manning. “El Internet tomó el regalo de Manning y lo difundió a través de Túnez… y la primavera árabe que eventualmente llevó al Parque Zuccotti tiene a un soldado joven y gay en el ejército de Estados Unidos a quién agradecer”, escribió recientemente.

Moore, como todos los defensores de Manning, afirma que los pueblos tienen derecho a saber qué se está haciendo en su nombre. "Si alguien debería de estar enjuiciado o en la cárcel militar ahora mismo, deberían ser aquellos que mintieron a la nación para iniciar esta guerra, y que al hacerlo enviaron a casi 4 mil 500 estadunidenses y cientos de miles de iraquíes a la muerte. Pero no es Bush ni Rumsfeld o Cheney o Wolfowitz los que están en la cárcel esta noche. Es el héroe que los desenmascaró. Es Bradley Manning quien ha perdido su libertad y, eso, a la vez, es sólo un crimen más que se comete en nuestro nombre".

Con razón pocos celebran el supuesto fin de una guerra que fue librada con mentiras y acaba con por lo menos dos países en desastre (Irak y Estados Unidos). Pero tal vez también de este mismo desastre nazca una nueva esperanza.

*Corresponsal de La Jornada de México en EEUU

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario