Nov 23 2005
270 lecturas

Ambiente

RECHAZAN CAZA BALLENERA DE JAPÓN EN LA ANTÁRTICA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) ha adoptado más de 30 resoluciones llamando a detener los programas de “caza científica” debido a que son injustificados, no cumplen con los criterios de investigación establecidos en la Convención Internacional para la Regulación de la Ballenería, y socavan el espíritu de la actual moratoria vigente sobre la caza comercial. 

JARPA II propone duplicar el número de capturas anuales de ballenas minke antártica (Balaenoptera bonaerensis), cazar 50 ballenas jorobada (Megaptera novaeangliae), y también 50 ballenas de aleta (Balaenoptera physalus), especie en situación de vulnerabilidad.

 Marcel Claude, director de Oceana, indicó que “nos indigna la facilidad con la que se irrumpe en aguas internacionales utilizando el cínico subterfugio de pesca de investigación para una práctica que sigue reduciendo la población de estas especies que son parte del patrimonio mundial y a las que se les puede asignar usos no letales como es el turismo de observación”.

foto
Claude agregó que la intención japonesa da un paso atrás a todo lo logrado en nuestro país e internacionalmente por la protección de las ballenas. “La malamente llamada pesca de investigación nos ofende como ciudadanos. Demandamos la detención inmediata del aumento de la flota para estos fines y esperamos una fuerte reacción de los Estados que se han comprometido en la protección de las ballenas, como es el caso chileno”, dijo Claude.

Greenpeace, por su parte, manifestó su fuerte preocupación por el futuro de las ballenas. “Debido a su caza indiscriminada, estos cetáceos han llegado al punto de que las especies de mayor tamaño presentan problemas de conservación. Es por esto que Greenpeace insta al gobierno japonés a detener su programa científico de caza ballenera, excusa que por lo demás es tan delgada como las rodajas de sashimi en las que convierte a la ballena ‘científicamente’ cazada”, declaró Carolina Tapia de Greenpeace Chile.

Elsa Cabrera, directora de Centro de Conservación Cetácea, afirmó por su parte que “es importante no olvidar que las ballenas son especies altamente migratorias que navegan tanto en aguas internacionales como jurisdiccionales, por lo que constituyen un patrimonio natural de la humanidad y no de una sola nación que busca imponer sus intereses sobre la voluntad del resto de los países del hemisferio sur que han decidido de manera soberana utilizarlas con metodologías no letales”.

Finalmente, Juan Carlos Cárdenas, médico veterinario y director del Centro Ecocéamos señaló que “Japón es el único país que  continúa cazando comercialmente  ballenas en el hemisferio sur, utilizando el subterfugio de la caza científica. Con ello no respeta la decisión soberana de Chile de apoyar en 1994 la creación del santuario ballenero austral, la que contó con el respaldo de un millón de firmas de ciudadanos informados y movilizados”.

————————————-

* Organización internacional por la defensa de los mares y la vida que contienen.
Informe del periodista Jordi Berenguer.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario