Abr 23 2008
254 lecturas

Opinión

REPSOL en América Latina. – PETROFANTASÍAS MAFIOSAS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El anunció con bombo y platillos, que podría ser motivo de orgullo a la capacidad técnica de la Petrobras, poseedora de la tecnología de exploración en aguas profundas, en realidad sirvió para alimentar internacional e intencionalmente una burbuja especulativa que provocó tal distorsión en el mercado bursatil interno, que las autoridades que controlan el mercado de capitales (la Comisión de Valores Mobiliarios -CVM) estuvieron a punto de suspender las negociaciones de las acciones de Petrobras en las bolsas brasileñas.

Pero el objetivo principal de la maniobra especulativa fue valorizar las acciones de la compañía española Repsol, que venía acumulando derrotas en Latinoamérica. De acuerdo al diario El País (España) del 15 de abril, la noticia disparó un alza, en torno de 20%, en el valor de las acciones de la Repsol en Wall Street. Según especialistas consultados por Reseña Estratégica, el anuncio no puede desvincularse de la ofensiva para mantener las políticas privatizadoras en el área de energía, no solo dentro de Brasil, sino también en países como México, en donde se discute aplicar en PEMEX la experiencia brasileña.

“La noticia para quien no es experto en el tema, pareciera trasmitir la falsa idea que la Repsol posee la tecnología de aguas profundas, lo que en Brasil sabemos que pertenece a la Petrobras” y agregó “hay que recordar que el gobierno de Calderón en México tiene relaciones estrechas con los intereses de la Repsol y la maquinaria política de José Maria Aznar, quien es de los más entusiastas promotores de la reforma energética en ese país”.

Por todas estas implicaciones, tras el anuncio del director de la ANP, la Petrobrás se vio forzada a emitir un comunicado aclarando la información vertida, “el alcance de los descubrimientos en Santos todavía depende de estudios y un plan de evaluación de las áreas deberá ser entregado a la ANP en los próximos días”. Contradiciendo las estimaciones de Haroldo Lima, el director de Exploración de Petrobras, Guilherme Estrella fue enfático al declarar durante la audiencia pública en la Comisión de Asuntos Económicos del Senado el 15 de abril que, “esas estimaciones no tienen nada de técnico. Petrobrás trabaja con datos técnicos y estimaciones concretas sobre el potencia del Pão de Açucar, tal vez de aquí a tres meses sea posible hacer las primeras estimaciones sobre ese campo”.

En el mismo sentido, se manifestó el director de comunicación y vocero de la Asociación de Ingenieros de Petrobras, (AEPET) Fernando Siqueira, sobre las noticias del campo Carioca:
“El comportamiento del director de la Agencia Nacional del Petróleo, la manera cómo fue transmitida la noticia es muy extraña. El director Haroldo Lima es el director general de la agencia reguladora que recibe los datos de las empresas concesionarias de acuerdo al artículo 22 de la Ley del Petróleo y tiene que mantener sigilo de esos datos por cinco años. Al hacer la comunicación el director uso su autoridad para dar credibilidad al anuncio, bajo el supuesto de que él se basaba en informaciones de Petrobras. Aunque fuera cierto, jamás podría dar esas informaciones porque influyen sobremanera en el mercado financiero.

“En todo caso fue una enorme irresponsabilidad, y lo que es peor, puede haber sido un acuerdo con la Repsol, cuyo presidente, João Carlos de Luca, es el mayor cabildero para reabrir las licitaciones que incluyan las 41 áreas de la capa pre-sal que el gobierno retiró de la novena subasta”.

Siqueira se refiere a que el gobierno de Brasil, el año pasado, tras el anuncio del potencial del mega campo Tupi, localizado en una área adyacente al Carioca/Pão de Açucar, retiró esas 41 áreas de la licitación. Desde entonces las presiones de las compañías petroleras internacionales se han intensificado para tratar de mantener la política liberal ahora bajo creciente oposición dentro de Brasil.

“Uno de los objetivos puede ser la valorización de las acciones de la Repsol para fines especulativos. O para darle más prestigio a la empresa y que con ello puede tener más desarrollo en América Latina. Las posiciones del presidente de la Repsol de Brasil en defensa de las licitaciones han estado muy afinadas con las del director de la ANP. Los argumentos son muy parecidos.

“Pero además, la Repsol, ex estatal española y, hoy empresa del Banco Santander, más bien parece un brazo ejecutivo de la anglo-holandesa Shell. Actúa en toda América Latina, comprando gobiernos y obteniendo ventajas por medios oscuros como hizo con la compra de la YPF de Argentina y en el intercambio de activos con la Petrobrás, en 2001, cuando causó un daño a la estatal brasileña de más de dos mil millones de dólares. La Repsol está en Bolivia, Colombia, y en México realiza cabildeo intenso para la privatización de PEMEX.

“Así está comprobado que la legislación brasileña tiene que ser revisada para que la Constitución Federal sea respetada. Los órganos públicos federales, como la Procuraduría General de la República, han estado analizando la extraña actitud del director general de la ANP.

“No puede ser únicamente un acto irresponsable de un político que quiere publicidad. Ciertamente hay objetivos inconfesables en esa actitud. No fue tan solo una hábil jugada de mera especulación en la Bolsa de Valores Brasileña. Es una acción con objetivo de influencia internacional”, afirmo Fernando Siqueira, quien acaba de estar en México para exponer ante un público influyente los daños que la privatización parcial le causó a Petrobras y a Brasil. En un reportaje publicado en el diario mexicano La Jornada en su edición del 12 de marzo (2008), el vocero de la AEPET hizo alusión, entre otros aspectos, a la manera en que las empresas extranjeras penetraron los órganos de dirección de la ANP, entidad creada por el gobierno después de la apertura.

——————————-

* Revista del Movimiento de solidaridad Iberoamericano:
www.msia.org.br.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario