Ene 6 2017
666 lecturas

Política

Resistencia en EEUU a políticas antinmigrantes/ Trump vs Obamacare, CIA y Totoya también

Organizaciones de inmigrantes y aliados declararon: esta será la lucha de nuestras vidas, al anunciar una primera serie de acciones de resistencia en más de 45 puntos del país contra las políticas antimigrantes prometidas por el presidente electo, Donald Trump.

United We Dream, una de las organizaciones de inmigrantes más grandes del país, junto con el Centro para el Cambio Comunitario, el sindicato nacional de servicios SEIU (con el mayor número de agremiados inmigrantes), CASA de Maryland y Voces de la Frontera en Wisconsin, entre otros, anunciarán un Día de Acción Nacional el próximo 14 de enero, cuyo propósito es generar un movimiento amplio para enfrentar lo que se supone serán cuatro años de políticas antimigrantes, como deportaciones masivas, redadas y anular protecciones contra la deportación de jóvenes dreamers, entre otras medidas prometidas por el nuevo gobierno federal.

Cristina Jiménez, directora ejecutiva de United We Dream, dijo en conferencia de prensa que las amenazas de Trump de deportaciones y la construcción de muro han generado temor entre las comunidades inmigrantes, pero no nos esconderemos más en las sombras. Agregó que el 14 de enero estaremos unidos para exigir la protección de inmigrantes y refugiados, y el respeto a sus derechos básicos. Advirtió que ese día será una primera muestra de nuestro poder, pero no será la última. Estaremos unidos en oposición al régimen de Trump y protegeremos nuestras comunidades.

Comentó que desde la elección de Trump, millones de familias serán afectadas y actualmente viven con temor, ya que ha prometido perseguir a familias como la mía. Indicó que se ha generado un clima de odio y temor, que niños se despiertan con miedo por lo que está por ocurrir, pero, aseguró, a pesar de estos temores, los jóvenes y millones de inmigrantes afirmarán: estamos aquí, y aquí nos quedamos, y de ninguna manera nos mantendremos en las sombras.

Rocío Sáenz, vicepresidenta internacional de SEIU, indicó: estamos comprometidos a construir un movimiento más amplio alrededor de la lucha que compartimos por la justicia económica, racial, inmigrante y ambiental, y señaló que todas estas luchas están interconectadas. “Transformaremos el miedo en acción… y con nuestro poder colectivo defenderemos a inmigrantes y refugiados” de los extremistas que estarán ocupando las tres ramas del gobierno federal.

Kika Matos, directora del proyecto de derechos de inmigrantes del Centro para el Cambio Comunitario, agregó que se manifestará el poder de nuestras familias inmigrantes y el movimiento de derechos de inmigrantes, y que el día de acción se presentarán las demandas de ese movimiento que incluyen “el respeto de los derechos civiles y la dignidad… de familias inmigrantes indocumentadas, de los refugiados en riesgo y de las familias musulmanas”.

Los organizadores subrayaron que esta primera serie de acciones –marchas, foros, seminarios sobre derechos, mítines y más– son sólo un primer paso, pero enfatizaron que ya se establecen grandes alianzas con organizaciones enfocadas en otras luchas, como la de servicios de salud para las mujeres Planned Parenthood, ambientalistas que enfrentan el cambio climático, defensores de derechos de los gays y varios sindicatos, entre otras, todas amenazadas de algún modo por las políticas anunciadas por el presidente electo.

Mientras tanto, otras iniciativas para enfrentar las políticas antimigrantes se desarrollan por todo el país, incluidas más de 450 iglesias y más de 500 universidades que se han declarado santuarios para inmigrantes, mientras varios gobiernos locales y estatales han declarado que no colaborarán con autoridades federales en la persecución de indocumentados.

Anexos:

Trump sigue desautorizando a la CIA

El jefe de la inteligencia norteamericana, James Clapper, respondió a las burlas del presidente electo Donald Trump, quien puso en duda las denuncias de un ataque informático ruso durante la campaña electoral: “Creo que la confianza pública en la Inteligencia norteamericana es crucial para Estados Unidos y otros países relacionados”.  Altos cargos del partido republicano también contadijeron a Trump y confirmaron que el gobierno de Vladimir Putin estuvo detrás de los hackeos.

“Simplemente no quiero que se genere una situación en la que nuestros agentes decidan irse porque no es un buen lugar para estar”, declaró Clapper y señaló que la injerencia rusa fue más allá del ciberespionaje e incluyó la difusión de noticias falsas.  Trump había dicho en un tuit que la investigación había sido retrasada deliberadamente. “Capaz necesitan más tiempo para armar el caso”, señaló.

Trump criticó desde el primer momento las investigaciones de la CIA porque empañan su victoria electoral. Cuando Barack Obama expulsó a 35 diplomáticos rusos por las sospechas, el equipo de Trump opinó que los agentes de inteligencia “eran la misma gente que dijo que Sadam Hussein tenía armas de destrucción masiva”, que luego de la invasión a Irak se demostró que era falso.

Clapper ratificó hoy ante una comisión del Senado la participación de Rusia en el hackeo y dijo que nunca se había enfrentado a “una campaña tan agresiva o directa para interferir en nuestro proceso electoral. Sólo los más altos responsables de Rusia podrían haber autorizado los robos y filtraciones de datos”.

Alguacil propone que reos de todo EU construyan el muro con México

El alguacil del condado de Bristol, en Massachusetts, planteó la posibilidad de enviar reclusos de todas partes de Estados Unidos a construir el muro en la frontera con México, propuesta de campaña del presidente electo Donald Trump. No puedo pensar en otro proyecto que tenga un impacto más positivo en nuestros reclusos y en nuestro país que construir este muro, afirmó la noche del miércoles Thomas Hodgson durante la ceremonia de juramento de su cuarto periodo en el cargo.

Además de aprender y perfeccionar sus habilidades de construcción, el simbolismo de que estos reclusos construyan el muro para evitar el crimen en las comunidades del país y para preservar los trabajos y las oportunidades de empleo para ellos y otros estadunidenses después de su liberación puede ser poderoso, señaló.

Trump, quien llegará a la Casa Blanca el 20 de enero, insistió durante su campaña en que convencerá al gobierno mexicano de pagar por la construcción del muro, aunque autoridades mexicanas han dicho reiteradamente que no lo harán. Funcionarios de la oficina de transición de Trump no respondieron de momento a solicitudes de comentarios sobre las delaraciones de Hodgson.

En respuesta a un pedido del equipo de transición de Trump, el Departamento de Seguridad Nacional identificó el mes pasado más de 644 kilómetros de frontera entre México y Estados Unidos donde podría erigirse la barrera, de acuerdo a un documento al que Reuters tuvo acceso.

Presiones por un plan alternativo al Obamacare

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, apremió a republicanos y demócratas a trabajar juntos para encontrar un plan de salud alternativo al Obamacare, la reforma sanitaria del presidente Barack Obama que el republicano ha prometido revocar cuando llegue a la Casa Blanca. El magnate llamó payaso en jefe al líder demócrata en el Senado, Charles Schumer, quien defendió el sistema de salud.

En una carta dirigida a los estadunidenses Obama defendió su legado en materia de atención a la salud pública y otros avances. Agregó que Trump recibirá un país más fuerte y próspero que el que él recibió hace ocho años.

Trump mantuvo este jueves sus ataques contra los demócratas y el Obamacare, al tiempo que pidió un esfuerzo bipartidista en el Congreso para elaborar un programa de asistencia médica alternativo que reduzca los costos y mejore la atención. Todo, como es costumbre, en una serie de tuits.

Es tiempo de que republicanos y demócratas se reúnan y ofrezcan un plan de salud que realmente funcione, que sea menos caro y mucho mejor, escribió en Twitter Según Trump, el Obamacare “fue una mentira desde el principio”.

Resultado de imagen para obamacareA diferencia de otros países, Estados Unidos no tiene un sistema público que garantice la cobertura sanitaria de todos los ciudadanos. La mayoría de los estadunidenses tienen un seguro médico privado a través de su empleador, aunque existe un sistema público para los más pobres (Medicaid) y para los mayores de 65 años (Medicare). Gracias a la Ley de Cuidados Accesibles, nombre técnico de la reforma sanitaria de Obama, 20 millones de personas han logrado un seguro médico gracias a los subsidios del gobierno.

En este contexto, la Casa Blanca distribuyó una carta del presidente junto con balances de cada uno de sus ministros, en la cual se describen los progresos conseguidos desde que Obama llegó al poder, hace ocho años. Entre esos logros mencionó la recuperación económica, la reducción de las operaciones militares en Afganistán e Irak, la drástica caída en la dependencia del petróleo extranjero y la firma de los Acuerdos de París sobre cambio climático; también mencionó la reforma del sistema de salud pública, iniciativa que el presidente valora por sobre todo y que Trump se propone eliminar.

Trump también amenaza a Toyota

Trump amenazó a Toyota con la aplicación de un fuerte impuesto si continúa con sus planes de construir una planta en México para exportar autos a su país. Toyota dijo que construirá una nueva armadora para construir autos Corolla para Estados Unidos. ¡De ningún modo! Construyan en Estados Unidos o paguen un fuerte impuesto fronterizo, escribió en su cuenta de Twitter.

Resultado de imagen para trump amenaza a toyotaEn tanto, en Tokio, los presidentes de Toyota y Honda dijeron que no tienen planes inmediatos de reducir su producción de vehículos en México, ya que prefieren esperar hasta después de que Trump asuma la presidencia antes de decidir cambios. Toyota espera colaborar con el gobierno de Trump para servir en el mejor interés de los consumidores y la industria automotriz, afirmó el vocero de la compañía, Scott Vazin. El valor del peso mexicano se ha hundido en medio de los temores de que las políticas de Trump dañarían a la segunda mayor economía de América Latina.

Por su parte, Toyota México dio a conocer que los volúmenes de producción y de empleo en la región de Norteamérica no se verán afectados como resultado de nuestra nueva planta en Guanajuato, anunciada en abril de 2015. Añadió que no hay cambios en la estrategia regional bajo las circunstancias actuales.

Al mismo tiempo se dio a conocer que Ford deberá regresar al gobierno de San Luis Potosí el terreno de 280 hectáreas donde construiría su planta. El secretario de Desarrollo Económico del gobierno del estado, Gustavo Puente, dijo a Notimex que los directivos de Ford volverán para iniciar el proceso de retiro en el lugar. Toyota, Honda y Nissan Motor Co Ltd, las principales automotrices de Japón, tienen instalaciones de producción tanto en Estados Unidos como en México. Toyota y Honda también operan plantas en Canadá.

Esta es la más reciente de las amenazas del presidente electo de Estados Unidos contra automotrices que construyen en México y exportan a Estados Unidos, luego de que esta semana amagó a General Motors con tasar con un fuerte impuesto las exportaciones de sus autos Chevy Cruze fabricados en su planta mexicana.

El segundo día hábil del año que se inicia Ford anunció su decisión de cancelar una inversión de mil 600 millones de dólares para la construcción de una planta en el estado de San Luis Potosí, tras meses de ser criticada por Trump. Ford expresó que su decisión obedecía a una baja en la demanda de sus autos compactos, aunque Trump se apresuró a felicitar a la empresa por su decisión. Buena parte de los vehículos producidos en México y Canadá son exportados a Estados Unidos, el mayor mercado para los fabricantes de vehículos japoneses.

Toyota afirmó, según versiones de prensa, que le gustaría observar de cerca varias decisiones que tome Trump respecto de los acuerdos comerciales de Estados Unidos, en especial con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El TLCAN ha sido clave para la operación de la industria automotriz en América del Norte, con cadenas de valor integradas y una producción conjunta entre países.

Los fabricantes de automóviles en Estados Unidos han sido criticadas por Trump por construir vehículos en fábricas de costos más bajos al sur de la frontera, algo que en su opinión afecta al empleo en Estados Unidos. La presión para frenar esa práctica de las empresas se intensificó esta semana, después de que Ford Motor Co dio marcha atrás en sus planes de construir una planta de ensamblaje en México valorada en mil 600 millones de dólares tras la presión del presidente electo.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario