May 15 2018
56 lecturas

Política

Revolución verde

Para sus procesos vitales el ser humano requiere de una enorme variedad de químicos que obtenía de la recolección de hojas, raíces, semillas, fruta, carne, etcétera, con el propósito de consumir la energía química producida por los vegetales a partir de la energía lumínica recibida del sol, que por ello era considerado Dios pues era el origen de la vida.  Eso era primitivo, aunque sano. Además había que caminar muchos, lo que es un excelente ejercicio que produce un desarrollo muscular equilibrado con todos los beneficios para la salud que ello reporta.

 El primer progreso de la humanidad en materia alimenticia, después del fuego, fue la agricultura. Como consecuencia de ello se redujo la variedad de alimentos a los que valía la pena producir, y apareció el derecho de propiedad de la tierra, el concepto de mercancía, y el comercio. La deficiencia de la dieta se compensó aumentando el consumo de proteínas cárnicas. Empezaron a aparecer las enfermedades debidas a la mala alimentación, y a que los movimientos se redujeron a los repetitivos requeridos en las labores agrícolas.Resultado de imagen para agricultura primitiva

 El segundo progreso de la humanidad se produjo cuando Lord Sandwich inventa la comida rápida, al paso, para ahorrar tiempo y así mejorar el rendimiento con el consiguiente aumento de los beneficios. Con ello hace rico a MacDonald y los otros fabricantes de comida chatarra , y famosas a Hamburgo por sus hamburguesas y Viena por sus vienesassi es que queda alguien que tenga suficiente nivel de educación como para saber que ellas existen. Los consumidores engordan y contraen diversas enfermedades como consecuencia de ello, que se suman a las anteriores. Entonces aparece una boyante industria farmacéutica.

.El tercer progreso, la revolución verde, consistió en limitar las variedades de plantas a aquellas producidas por semillas que gracias a la manipulación genética se consigue que sea de alto rendimiento, pero las únicas compatibles con los fertilizantes e insecticidas que el mismo productor de la semilla produce. La gente come cada vez más de cada vez menos. Desaparecen las abejas, y con ellas el 40% de la producción agrícola, obligando a fertilizar a mano lo que obliga a bajar las remuneraciones de quienes la realizan, y así evitar que los costos se disparen disminuyendo la ganancia de los empresarios. En la distribución de los alimentos, desaparecen los pequeños negocios y los pequeños empresarios que son sus dueños para ser reemplazados por trabajadores en supermercados.

 El cuarto progreso fue el desarrollo de los alimentos industrializados, que se piden por teléfono, y si es muy necesario, se pueden recalentar si hay ánimo para ello después de llegar tarde y cansado ya que se debe viajar largas distancias a través de megaciudades que enriquecen a los especuladores inmobiliarios. Para mejorar la rentabilidad de la industria de la construcción, los cada día más minúsculos departamentos están dotado de una “cocina americana”, es decir, una que sirve sólo para hacer café y sándwiches que es lo que consumen los estadounidenses mirando la televisión para enterarse del último asesinato, bombardeo, atentado, suicidio, violación, asalto, etcétera, cometido en alguna parte del mundo, o algún deporte asociado con el consumo de grandes cantidades de cerveza.. 

Se reduce la variedad de alimentos que se emplean como materia prima, con el fin de aumentar volúmenes para reducir costos y aumentar beneficios.  Aparece una boyante industria de suplementos alimenticios en forma de cápsulas, que prometen compensar la falta de químicos contenidos en la dieta alimenticia.

 Quinto progreso. ¿se abandona la producción de alimentos para reemplazarlos directamente por diversas cápsulas de variados colores, porque ya la sequía, o los violentos diluvios que han destruido la capa vegetal, impiden cultivar vegetales? Amazon pasa a controlar en forma exclusiva la distribución de ellas en todo el mundo. Recurre a la robotización de todos los procesos para mejorar su rentabilidad. Continúan aumentando las enfermedades, pero la cada vez más concentrada industria farmacéutica aumenta sus ganancias prolongando la vida de la gente lo más posible, aunque cada día resulte más exagerado llamarla vida.

*Especialista en comercio internacional. Asesor de políticas de desarrollo en los países de África (Kenia) y Asia; coordinador de ProChile para la región Asia Pacífico; consultor en Irak como experto de Naciones Unidas; asesor de los organismos de promoción de exportaciones de Bolivia y Paraguay nombrado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano. Fue agregado comercial de Chile en Hong Kong.

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario