Mar 24 2005
229 lecturas

Economía

Rice en China: intermedio oriental

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Si bien “Condi” Rice anunció al asumir como secretario de Estado (canciller) de EEUU que se iniciaba –con su gira por Europa– un tiempo de diplomacia, a punto de comenzar abril, en su periplo asiático y atormentada por la paranoia bushista del supuesto “poder nuclear” de Corea del Norte, tuvo la tentación de hacer un primer gesto de tipo halcón o de diplomacia blindada por el poder bélico de la superpotencia.

En vuelo hacia Beijing, hizo escala en el aeropuerto de Seul, Corea del Sur y transportada en helicóptero visitó el comando de las tropas estadounidenses acantonadas cerca del paralelo 38. El comando está en un búnker donde se controla armamento para una eventual guerra nuclear.

foto
Luego siguió viaje a la capital china, donde cambió el tono. Le pidió a China popular que ejerza su influencia sobre Norcorea para que esta pequeña pero aguerrida nación comunista deponga su proyecto de armas nucleares.

La prensa seria norteamericana, comenzando por el NY Times, no informó sobre alguna respuesta china; en cambio, destacó que el Domingo de Ramos, “Condi” asistió a los servicios religiosos Ganguashi, una de las iglesias evangélicas autorizadas; alli, “Condi”, cuyo padre es pastor episcopal, cantó en inglés junto a un coro chino y fue muy aplaudida cuando se retiró.

La agencia noticiosa Xinhua fue algo más explícita: destaca que la secretaria de Estado aseguró que EEUU no tiene interés en atacar a Corea del Norte: “no hay razón para hacerlo”.

Las autoridades de Beijing mostraron más interes en que confirmara que EEUU mantendrá la política de “una sola China”, aceptada por Bush –siempre según Xinhua- y confirmada en dos memoranda bilaterales de las cancillerías, lo que Rice, cortés -o diplomáticamente- confirmó. Taiwan cada vez parece en situación más que desamparada.

 En todo caso, esta primera visita de Rice a Beijing, demostró el creciente poder de China, que juega un rol en la globalidad multipolar más allá de lo estratégico o geopolítico. Mientras Rice visitaba China, la consultora europea Capgenini anunciaba que ese país pasará a ser la mayor productora de autos del mundo, con la apertura de plantas de General Motors, Volkswagen, Toyota y Nissan.

Peter Kroll, vocero de la consultora, dijo que esas marcas cumplen con las demandas del creciente número de consumidores chinos, que “prefieren vehículos medianos de bajo consumo de combustible”. Pero, agregó, no es sólo el mercado chino el que atrae. Los autos producidos en China se exportarán a todo el mundo.

——————————-

* Periodista.
Gentileza de Paralelo 21.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario