Abr 3 2017
1113 lecturas

Sociedad

Ricos chilenos, estirpe insaciable: crecen… pero se quejan

Treinta y ocho de las 40 mega empresas chilenas del IPSA, el indicador local más importante de renta, aumentaron sus ganancias en 22,8% durante 2016, según un estudio entregado (viernes 31) por la sección Economía y Negocios de El Mercurio. Los resultados se basan en información publicada por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), ente del Estado que  “regula” el gran capital. Las utilidades totalizan 9.298,71 millones de dólares, 1.728,92 millones de dólares más que los 7.569,79 millones de dólares de ganancias obtenidos en 2015.

Los resultados contrastan con las constantes quejas y amenazas empresariales  de “recesión” y “baja de la inversión” que explicar por una supuesta pérdida de “confianza” causada por las discretas reformas que intenta el gobierno, entre otras la gratuidad parcial de la enseñanza superior a financiarse con una modesta reforma tributaria ya aprobada. Las cifras demuestran que los empresarios siguen siendo los ganadores absolutos en el juego neoliberal.

Todo esto ocurre en un clima de creciente cuestionamiento popular y nacional al “modelo chileno” total. O sea, los perdedores muestran su desacuerdo con la corrupción de los partidos políticos, los tres poderes clásicos del Estado, el gran empresariado y, en particular en estos días, el sistema privado obligatorio de fondos de pensiones (AFP), el principal sostén financiero del capitalismo chileno. Los grupos más ricos financian sus negocios legalmente con los fondos ahorrados por los trabajadores (que suman más de 150.000 millones de dólares) para su jubilación, con el beneplácito de los gobiernos de “izquierda” y derecha. Ahora que el sistema ya tiene 37 años, los nuevos pensionados se encuentran sorpresivamente con jubilaciones que en el mejor de los casos alcanzan al 30% de sus antiguos salarios como activos.Imagen relacionada

 Economía y Negocios pareció darle un tirón de orejas al mundo empresarial cuando contrastó su constante lloriqueo con los buenos resultados, en un estilo informativo poco usual en el viejísimo vocero de la oligarquía: “Pese a los bajos índices de confianza empresarial que se mostraron permanentemente en 2016 y a la disconformidad de los directores y ejecutivos de las empresas con las reformas políticas que afectarían sus negocios, al cierre de 2016 las utilidades de 38 de las 40 empresas que pertenecen al IPSA, el principal índice de renta variable local, totalizaron un alza de 22,84%”. Las dos empresas que faltan aún no entregan sus resultados.

Sólo dos firmas reportaron números rojos y veinte aumentaron sus utilidades. La compañía que más ganó entre 36 de las 38 empresas IPSA que han informado sus resultados (aún faltan dos que no los entregan) fue la multitienda (retail) Falabella, de la familia Solari, con utilidades por 922,8 millones de dólares. Con 836,7 millones de dólares de ganancias la siguen el Banco de Chile (que no aumentó sus utilidades respecto a 2015), controlado por el grupo Luksic; y Enel Generación Chile, de Endesa España y la italiana Enel, con 716 millones de dólares.

El sector con utilidades más altas fue el llamado “utilities”, que comprende agua y electricidad, seguido por los bancos, excepto el fusionado Itahú-CorpBanca, y en tercer lugar el retail, donde Cencosud, del chileno alemán Horst Paulmann Kemna, figura con un aumento de 67,2% de crecimientos de las ganancias de su holding que integran, entre otros, la multienda Paris, supermercados Jumbo y Santa Isabel, la línea aérea Sky y el centro comercial Costanera Center, una torre de 300 metros emplazada en Santiago. Falabella y Cencosud tienen presencia en Argentina, Perú y Colombia, mientras sus dueños aparecen entre los grandes ricos mundiales de la revista Forbes, al igual que Luksic.

Doce compañías tuvieron menos utilidades que en 2015, pero igualmente ganaron. Las alzas de las utilidades de seis empresas representaron el 80,8% de la ganancia neta de todas las firmas del IPSA en virtud de la concentración de la riqueza que existe en Chile. El análisis indica que entre esas empresas se encuentran Latam, fusión de las aerolíneas LAN (que controló Sebastián Piñera) y TAM (de Brasil), con el 16,7% del total de las utilidades;  Cencosud, con el 13,5%; y Falabella (7,9% del total).

Según el análisis mercurial, el sector industrial fue el que más aumentó sus utilidades en 2016 respecto al año precedente, con 819,37% de incremento. Pero con los cambios semánticos introducidos en Chile por el neoliberalismo, el sector industrial ya no echa humo. Así como los gremios ya no son las agrupaciones de trabajadores sino las organizaciones de los empresarios y la derecha se llama “centro derecha”, el sector “industrial” engloba a las líneas de transporte aéreas y marítimas, como LATAM; a la “industria de la salud”, “industria inmobiliaria”, etc. La industria chilena real fue desmantelada por la dictadura y la “democracia protegida” actual.

​Los chilenos más ricos

MegaRicosChile2006-2017
Entre los grandes ganadores chilenos del reporte Forbes 2017 sobre los más ricos del mundo, difundido el 20 de marzo, aparecen ocho grupos económicos controlados por 11 personas que este año exhiben un patrimonio conjunto de 41.400 millones de dólares:

Grupo Luksic, representado en Forbes por Iris Fontbona, de 74 años, viuda del self made man Andrónico Luksic Abaroa, ocupa el puesto Nº 84 entre los más ricos del mundo con 13.700 millones de dólares (en 2016 aparecía con 10.100 millones) invertidos principalmente en gran minería del cobre a través de Antofagasta Minerals, casi tan grande como la estatal Codelco, y el conglomerado Quiñenco (Compañía Cervecerías Unidas (CCU), Banco de Chile, Madeco, Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV) y  SAAM (servicios portuarios), entre otros negocios que incluyen el canal 13 de TV, donde Andrónico Luksic Craig (el hijo mayor) compró el 66% a la Pontificia Universidad Católica, es decir, El Vaticano.
El grupo Luksic tiene, además, una activa puerta giratoria con el gobierno. Llegó a tener cuatro ministros de su confianza en el gabinete Bachelet, en Hacienda, Minería, Energía y Educación/Secretaría General de la Presidencia.

Grupo Matte, integrado por los hermanos Eliodoro, Bernardo y Patricia con 2.800 millones de dólares cada uno, posee 8.400 millones de dólares (en 2016 figuraba con 6.900 millones), principalmente por sus ganancias en rubros como celulosa, papel, madera y energía. Este grupo, ligado a los Legionarios de Cristo y usufructuario de las tierras que reclama la etnia mapuche, está cuestionado por mala práctica, una colusión con competidores para aumentar sus ganancias con un alto sobreprecio fijado al papel tissue, que estafó por años a millones de consumidores. Hoy se debate una indemnización, pero no hay prisión en Chile para estos delitos de cuello y corbata.titular20torta20chilena

Horst Paulmann Kemna, germano-chileno de 82 años, ostenta este año 4,7 mil millones de dólares (en 201 Forbes le adjudicó 3.700 millones) con su holding Cencosud (Centros Comerciales Sudamericanos S.A., con presencia en Brasil, Colombia y Perú), que en Chile explota la cadena de supermercados Jumbo y Santa Isabel, la tienda de retail París –que además opera como prestamista popular–, la línea aérea Sky y el mega centro comercial Costanera Center, entre otros. En 2011 Paulmann alcanzó una fortuna de 10.500 millones de dólares, pero algunos errores de en sus negocios lo “empobrecieron”.

Julio Ponce Lerou, de 71 años, el ex yerno de Pinochet que con la ayuda del suegro se apropió en 1983 de la mixta Sociedad Química Chilena (SQM, minería no metálica, salitre, yodo, potasio y litio), debutó en Forbes en 2014 con 2.300 millones de dólares pero en 2016 creció a 3.100 millones. En 2014 fue multado en 164 millones de dólares por el “caso Cascadas” un truco bursátil que hizo subir artificialmente el valor de las acciones de lo que ahora es su holding SQM.

También en 2014, el Ministerio Público comenzó a investigar a SQM por financiar fuera de la ley y en perjuicio del Fisco a políticos y partidos de todos los pelajes con la figura de (falsos) proveedores que ascendería a 14 millones de dólares. Una investigación que la propia SQM encargó a los abogados estadounidenses Shearman&Sterling, entregada en diciembre 2016, apunta que el 45% de los aportes a falsos proveedores benefició a personajes políticos ligados a la ultraderechista Unión Demócrata Independiente (UDI), 11% a la derechista Renovación Nacional (RN), 11% a la co-gobernante Democracia Cristiana (DC), 10% al Partido Regionalista Independiente (PRI), 8% al “izquierdista” Partido Socialista (PS), 7% al gobiernista Partido Radical Social Demócrata (PRSD) y 3% al también oficialista Partido por la Democracia (PPD).

Entre los top ten que estiraron la mano aparecen sociedades vinculadas a Luis Saldías (asesor de Julio Ponce); Cristián Warner (ex jefe de campaña de Marco Enríquez-Ominami); Sebastián Piñera; Giorgio Martelli (gestor de la campaña de Bachelet); Cristina Bitar (colaboradora de Piñera); Marcelo Rozas (veterano operador político DC); Carlos Ominami (ex senador PS) y Pablo Longueira (ex senador, ex ministro UDI de Piñera y ex presidenciable). Entre los beneficiarios Nº 10 al 20, Shearman& Sterling menciona  a sociedades vinculadas a políticos como el ex vicepresidente RN Claudio Eguiluz (ya formalizado por la justicia), Marcelo Rozas, Adolfo Zaldívar (fallecido, ex senador DC, fundador del PRI) y Andrés Allamand (ex senador RN y ex ministro de Piñera).ch pinera y capitalistas

Sebastián Piñera Echenique, de 67 años, ex presidente y ahora candidato presidencial de la derecha dura, poseedor de 2.700 millones de dólares acumulados como inversionista, incrementó su fortuna aún durante su presidencia (2010-2014). En febrero de 2009 Forbes le asignó 1.000 millones de dólares. Tras la campaña electoral y las elecciones de diciembre 2009 y la segunda vuelta de enero 2010, en febrero 2010 la revista le atribuyó 2.200 millones de dólares. Semanas antes de abandonar la presidencia en marzo de 2014, el ranking que se difunde en febrero lo presentó con 2400 millones de dólares.

El jefe del sexto grupo económico, investigado actualmente por la Fiscalía para establecer su responsabilidad en varios casos de corrupción (Penta, SQM y otros),  por largo tiempo ha sido criticado por el concubinato de sus negocios con su vida política. El Ministerio Público investiga operaciones secretas que habría realizado en Chile y en el exterior mientras estuvo en el palacio de La Moneda. En una entrevista laudatoria publicada por Jude Webbs en el Financial Times del 21 de julio de 2010, Piñera le mostró como “trabajaba” con un terminal de Bloomberg que, junto con entregar información financiera mundial, permite invertir on line en el exterior, incluidos los paraísos fiscales. “Tiene una calculadora a mano, un bloc de notas garabateado con números frente a él y un terminal Bloomberg”, escribió Webber en el conservador periódico británico dirigido a los lectores de la City.

Alvaro Saieh Bendeck, de 67 años, tiene 2.500 millones de dólares invertidos en Corpbanca-Colombia (Corpbanka-Chile se fusionó con el brasileño Resultado de imagen para ricos chilenosItahú-Chile en 2016), el holding de supermercados SMU (Unimarc, Ok Market) y el grupo mediático Copesa-La Tercera, que con el grupo Edwards-El Mercurio integra un duopolio que controla absolutamente toda la prensa escrita de Chile, además bajo el mismo signo ideológico-editorial.
Luis Enrique Yarur Rey, de 66 años, exhibe 1.900 millones de dólares, tras ingresar al ranking Forbes en 2013 con 1.850 millones de dólares obtenidos con el Banco de Crédito e Inversiones.

Grupo Angelini, conformado por los sobrinos herederos del otrora rico número uno de Chile sin descendencia, Anacleto Angelini, aún tiene 3.000 millones de dólares compartidos, 1.700 millones de Roberto Angelini Rossi, de 68 años, y 1.300 millones que aparecen a nombre de su hermana Patricia, de 62 años. Con presencia en Argentina, Brasil y Perú el grupo dueño de Copec todavía es fuerte en negocios pesqueros, mineros y forestales (celulosa), entre otros rubros. Sus empresas pesqueras participaron en el pago a legisladores que aprobaron la ley de pesca, diseñada a su medida por los propios “dueños del mar”. Entre otros procesados por cohecho de este caso se encuentra el senador UDI Jaime Orpis, tras ser despojado del fuero parlamentario.

Jean Salata, un chileno desconocido, desvinculado desde largo años de su país natal, residente en Hong Kong y dedicado a negocios financieros, apareció en el Forbes 2017 con 1.480 millones de dólares. Empero, no tiene presencia local.

Fuentes:
–http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/07/15/puerta-giratoria-publico-privada-todos-los-focos-sobre-el-grupo-luksic/
–https://www.forbes.com/billionaires/list/#version:static_country:Chile
–http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/09/02/sqm-los-top-ten-del-millonario-financiamiento-politico-ilegal-de-parte-de-la-minera-controlada-por-ponce-lerou/
–http://www.latercera.com/noticia/el-mapa-politico-de-los-pagos-de-sqm/
–http://www.theclinic.cl/2010/07/28/pinera-enchufado-a-un-terminal-de-bloomberg-en-la-moneda/
–https://www.ft.com/content/3f9ec6d8-934f-11df-bb9a-00144feab49a
–http://ciperchile.cl/2010/07/22/el-misterio-de-las-pantallas-de-computador-del-presidente-y-el-fideicomiso-tuerto/

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Antonio casalduero Recuero
    5 abril 2017 21:49

    Es lamentable que esta gente miserablemente adinerada quiera seguir amañando riquezas a costa de tantas necesidades que tiene Chile en la actualidad; y para preservarlas, no ha dudado en comprar y corromper a políticos, gente rastrera, sórdida, vil. Aunque Farkas no figura en el Forbes, es el único que da señales de querer compartir lo que tiene con quienes lo necesitan; es cierto que es una filantropía sin sustento político, él no hace nada por cambiar el sistema ni modificarlo, él lo reproduce con sus generosas dádivas, mal que mal él no permanece indiferente como los otros ultra millonarios. Después de todo esto que vemos a diario, tras constatar esta dramática segmentación social, Chile necesita una revolución total, del medio que sea.