Nov 21 2021
105 lecturas

Pol铆tica

Se ahondan las fisuras al interior de la derecha neoliberal argentina

La oposici贸n no logr贸 festejar su triunfo electoral porque se sinti贸 frustrada por los resultados y porque se encuentra atravesada desde hace un semestre por un intento de reposicionamiento relativo de varios de los sectores que componen la alianza. La Propuesta Republicana, reducida a su sigla PRO, se encuentra dividida en tercios.

A dos de los grupos que lo conforman, el macrista Liderado por el expresidente Mauricio Macri) y el larretista (del jefe de gobierno de la capital, Horacio Rodr铆guez Larreta), la trifecta medi谩tica pretende instituirlos como halcones y palomas. Sin embargo comparten una cosmovisi贸n com煤n respecto a las pol铆ticas econ贸micas, y s贸lo se diferencian en torno al modelo de acumulaci贸n pol铆tica que promueven y la disposici贸n a proteger 鈥搊 abandonar a su suerte鈥 a Mauricio Macri.

La tercera fracci贸n en disputa es el neo-delarru铆smo (NR: del expresidente radical Fernando de la Rua, que huy贸 en helic贸ptero), que pretende renacer de sus cenizas luego de la primera alianza malograda en 2001: los seguidores del carcelero de Milagro Sala, Gerardo Morales, del neur贸logo Facundo Manes y del ex gobernador mendocino Alfredo Cornejo se sienten empoderados luego de haber obtenido el triunfo en ocho provincias, el doble de las conquistadas por el PRO.

Estos radicales herederos del radicalismo se subdividen adem谩s en tres fracciones: los que responden a Enrique Coti聽 Nosiglia y Mart铆n Lousteau, que mantienen un acuerdo con el larretismo; los que respaldan a Gerardo Morales 鈥搎ue busca ser parte del binomio presidencial de 2023 junto a Patricia Bullrich鈥 y los seguidores del mendocino Alfredo Cornejo, que apuestan a promover a los referentes territoriales y a Facundo Manes, y que pretenden reemplazar al cordob茅s Mario Negri como jefe del bloque en la C谩mara de Diputados.

El resurgimiento radical alimenta la idea de ganarle la candidatura presidencial al PROLuego de conocerse los resultados, Manes opin贸 que 鈥渓a coalici贸n que gobern贸 la Argentina de 2015 a 2019 ya no existe m谩s, ya no hay din谩mica de un solo color. Habr谩 que acostumbrarse a una coalici贸n opositora que tenga partidos o identidades diferentes. El radicalismo va a luchar por liderar esa coalici贸n鈥. Por su parte Cornejo advirti贸 que 鈥渆l radicalismo se desdibuj贸 mucho鈥 durante el liderazgo macrista.

Los juntistas ( de la coalici贸n Juntos por el Cambio) se hab铆an preparado para una fiesta el 14 de noviembre. Prometieron un final de nocaut pero terminaron ganado por puntos frente a un contendiente que dio pelea y que se fortaleci贸 de forma incremental en los 煤ltimos asaltos. El triunfo de la derecha tuvo, por esas razones, sabor a poco: luego de augurar una transici贸n condicionada para el oficialismo hacia 2023 y de pronosticar cambios estructurales en ambas C谩maras, apenas pudieron obtener una limitaci贸n en el quorum聽 en Senadores.

Uno de los fantasmas que m谩s aturdi贸 a los juntistas luego del triunfo del domingo 14 no estuvo vinculado al desempe帽o electoral sino al peligro de que el repunte posterior a las PASO se convirtiese en el piso de un armado pospand茅mico virtuoso. El 28 de abril de 2009, luego del lock out campero patronal, el recientemente nacido Frente C铆vico y Social 鈥揳ntecedente del juntismo鈥 ganaba las elecciones de medio t茅rmino por sobre el Frente para la Victoria. Dos a帽os despu茅s, Cristina Kirchner era reelegida Presidenta.

Esa aprensi贸n difundida durante la 煤ltima semana por dirigentes, consultores y propagandistas medi谩ticos tanto ligados al PRO como al radicalismo, contribuy贸 a amplificar el internismo juntista. Ese fantasma se articul贸 con los datos provistos por informes internacionales que insisten en explicar diversos comportamientos electorales recientes como productos an贸malos de las crisis pand茅micas. La inmensa mayor铆a de los comicios sucedidos a nivel global, desde 2020 hasta la actualidad, dieron como resultado la derrota de los oficialismos.

La explicaci贸n m谩s consistente de los analistas respecto a esa deriva postula que los sectores menos politizados 鈥揹e cada uno de los conglomerados electorales en los diferentes pa铆ses鈥 han identificado como responsables e incluso culpables de las crisis (sanitaria y econ贸mica) a quienes se hallaban circunstancialmente a cargo del gobierno.

Esa hip贸tesis 鈥揷onjeturan los analistas de diferentes pa铆ses鈥 postula una gran posibilidad de retorno a escenarios precedentes, una vez que los oficialismos logren contener las versiones m谩s tr谩gicas de la enfermedad y/o vacunar a la mayor铆a de sus respectivas poblaciones.

Conflicto a tres bandas

Exposici贸n televisiva de referentes juntistas y del Frente de Todos. Fuente: Ejes de Comunicaci贸n.

El lunes 15, en el local de Costa Salguero, donde Horacio Rodr铆guez Larreta busc贸 constituirse en el fact贸tum 煤ltimo del triunfo, subrayaban que el Frente de Todos 鈥揷on ese resultado鈥 contaba con dos a帽os para reconstruir el tejido social y econ贸mico resquebrajado.

Esa presunci贸n, lejos de galvanizar al juntismo, se constituy贸 en la l铆nea de largada para una confrontaci贸n abierta entre las tres fracciones de cara al liderazgo de 2023. Como parte de esa discordia, se desataron las extorsiones a tres bandas: los macristas amenazaron con incorporar a los neoliberales negacionistas de Javier Milei y Jos茅 Luis Espert, con el indudable objetivo de disciplinar a los radicales y a los larretistas.

Los funcionarios ligados al actual jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, por su parte, advirtieron que continuar谩n desplegando la modosa ubicuidad impert茅rrita 鈥搎ue tanto cautiva a quienes son financiados con su portentosa pauta鈥. Advierten, adem谩s, que continuar谩n enviando mensajes afables a los sectores ligados a Florencio Randazzo, Roberto Lavagna y/o seguidores del massismo.Patricia Bullrich vs. Mar铆a Eugenia Vidal: fuerte interna electoral en Juntos por el Cambio | El Destape

Las diferencias entre las alianzas postuladas por el larretismo y el macrismo provocaron controversias durante la pretendida celebraci贸n del triunfo electoral, el domingo a la noche. Mientras Larreta celebraba la victoria de su lista en la Ciudad de Buenos Aires, Juan Pablo Arenaza 鈥揻uturo legislador porte帽o perteneciente a la escuder铆a de Bullrich鈥 interrumpi贸 el discurso de Larreta al grito de 鈥渃on Massa no se habla鈥.

Dicha escaramuza, que sorprendi贸 a los presentes, fue interpretada como una respuesta directa a una situaci贸n similar ocurrida en el cierre de campa帽a de Mar铆a Eugenia Vidal, en el que se escuch贸 el c谩ntico 鈥渃on Milei no se habla鈥 mientras Bullrich se dirig铆a al p煤blico.

Al final del acto convocado para ser una celebraci贸n, Bullrich le se帽al贸 a los colaboradores de Larreta que 鈥渘o iba a permitir que se queden con la victoria quienes buscan deshacerse de Mauricio y conspiran para invisibilizarnos鈥. Los delarru铆stas, mientras tanto, previenen que:

  • no admitir谩n formar una coalici贸n que no los tenga como protagonistas,
  • no aceptar谩n el ingreso de los neoliberales negacionistas, y
  • deber谩n ser parte indefectible del futuro binomio presidencial.

Adem谩s del temor por una posible remontada del Frente de Todos de cara al 2023, los asesores del juntismo registraron algunas contingencias que predicen variados sobresaltos futuros:

  • Las presidenciales suelen tener, hist贸ricamente, un 10% m谩s de participaci贸n electoral promedio que las legislativas. Y la demograf铆a indica que esos votos est谩n mayormente emplazados en territorios populares donde el FdT, territorializado, tiene amplias posibilidades de articulaci贸n en situaci贸n pospand茅mica.
  • La quimera defraudada de ver vencido y desanimado al oficialismo, sumada a las expectativas desmedidas, propag贸 un clima de decepci贸n en las filas opositoras. Dicho clima fue sembrado por los propios voceros juntistas, como Miguel 脕ngel Picheto y Patricia Bullrich, y se extendi贸 a trav茅s de los propagandistas comunicacionales de la trifecta medi谩tica, quienes hicieron p煤blica su desiluci贸n.D铆a de la Militancia 17 de noviembre: a qu茅 hora y d贸nde es la marcha, mapa de cortes - El Cronista
  • Luego de pronosticar la defunci贸n del oficialismo, se sorprendieron de percibirlo apenas herido y al mismo tiempo re-empoderado, augurando revanchas venideras. La oposici贸n se sorprendi贸 ante la convocatoria del D铆a de la Militancia en la Plaza de Mayo. Ese escenario supone un emblema temerario: ah铆 naci贸 el peronismo y desde ese espacio se consolidaron las fuerzas pol铆ticas y sociales que, en t茅rminos electorales, fueron las m谩s exitosas desde 1945 a la fecha, toda vez que se las liber贸 de proscripciones.
  • Los asesores juntistas m谩s l煤cidos pronostican para el bienio que resta un desfile de dirigentes cambiemitas por estrados judiciales. Los procesos, todos en etapas de instrucci贸n, incluyen imputaciones por defraudaci贸n 鈥揺n relaci贸n con el endeudamiento mcon el FMI鈥, espionaje a los familiares de los 44 tripulantes del submarino San Juan, quiebra del Correo, Parques E贸licos y media docena de denuncias por espionajes varios.
  • Los titulares que acompa帽ar谩n a esas causas 鈥搒e帽alan en el entorno juntista鈥 entra帽an riesgos ciertos de lesionar la imagen de la oposici贸n. Esta es una de las razones de fondo del conflicto entre los larretistas y los macristas. Los primeros necesitan ubicar a Macri en el freezer, correrlo de la primera l铆nea de exposici贸n p煤blica, para hacer control de da帽os.
  • Pero, en forma simult谩nea, no se pueden desentender de su destino, dado que se encuentran atados a la suerte del fundador del PRO: si el naufragio del ex Presidente se extiende en t茅rminos de procesamientos varios 鈥搊pinan quienes rodean a Mar铆a Eugenia Vidal鈥, ser谩 muy dif铆cil disimular el nexo con quien condujo la alianza en el 煤ltimo lustro. Esta ambivalencia que sufre el larretismo es el intersticio que utiliza la ex ministra de Seguridad para posicionarse y para 鈥揳l mismo tiempo鈥 defenestrar a sus competidores en la carrera por la candidatura presidencial.

Los une el espanto

La ca铆da en la participaci贸n de 2021 augura un mill贸n de votos m谩s para 2023.

Pero no todo es un movimiento centr铆peto entre las huestes juntistas. Tambi茅n existen comunes denominadores que le confieren homogeneidad. Entre ellos figuran:

  1. Su afinidad acr铆tica con las orientaciones neoliberales: la austeridad fiscal, la promoci贸n de la informalidad laboral, el fomento de la desregulaci贸n especulativo-financiera, la devoci贸n por el extractivismo, el desprecio a la protecci贸n de la producci贸n industrial y la supremac铆a del mercado por sobre el Estado.
  2. Una alineaci贸n ideol贸gica y geopol铆tica con Washington, desinteresada tanto de la integraci贸n regional como de la promoci贸n del multilateralismo.
  3. Una disposici贸n permanente para reproducir y politizar las fragmentaciones sociales (forjadas por el propio neoliberalismo desde la dictadura genocida): patrocinio de antagonismos entre trabajadores y desocupados; entre clases medias y precarizados; entre sectores ligados a la producci贸n industrial versus extractivistas. Esta es la raz贸n principal por la que no existen halcones ni palomas. Todos los grupos comparten esta identidad estrat茅gica.Nac&Pop | EL PODER DETR脕S DE LOS MEDIOS EN ARGENTINA
  4. Un acuerdo consistente con las corporaciones medi谩ticas, cada vez m谩s articuladas con los fondos de inversi贸n, las trasnacionales y con los sectores extractivistas y bancarios. Seg煤n una investigaci贸n puntual realizada por la empresa Ejes de Comunicaci贸n, los referentes de la oposici贸n duplicaron los minutos de exposici贸n p煤blica en radio y televisi贸n: Patricia Bullrich, Jos茅 Luis Espert, Mart铆n Tetaz y Diego Santilli son los que acumularon mayor cantidad de minutos dejando en quinto lugar al m谩s entrevistado del Frente de Todos.
  5. Un gorilismo larvado y mecanizado, trasmutado en la actualidad en odio visceral anti-kirchnerista.

En la Plaza de Mayo, el D铆a de la Militancia peronista (17 de Octubre), varios manifestantes opinaban que en la Argentina dos a帽os es una eternidad. Los acontecimientos se suceder谩n mientras las fuerzas sociales buscar谩n organizarse tras la crisis que dej贸 la pandemia. Si el gobierno decide desafiar a los poderes concentrados lograr谩 mejorar la vida de las mayor铆as sociales y reconquistar谩 la esperanza.

De esa manera llegar谩 a las pr贸ximas elecciones con mayores oportunidades de darle continuidad al proyecto nacional y popular interrumpido por golpes, genocidios y operaciones digitadas con ayuda de Washington. Por el contrario, si se deja amedrentar por los cantos de sirena del establishment neoliberal medi谩tico-pol铆tico, se perder谩 otra oportunidad de establecer, de forma vistosa, el futuro de las pr贸ximas generaciones.

*Soci贸logo, doctor en Ciencias Econ贸micas, analista senior del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario