Nov 7 2014
560 lecturas

Noticias

Se destapa el soldado que (dice) mató a Bin Laden

El militar que ejecutó en 2011 a Osama Bin Laden, líder de Al Qaeda, reveló su identidad para denunciar públicamente que el ejército estadunidense le ha negado beneficios en su calidad de veterano, a pesar de que fue condecorado 52 veces y felicitado por el presidente Barack Obama por su participación en la misión para localizar y liquidar al dirigente.

Robert O’Neill, de 38 años, declaró al diario The Washington Post que fue él quien disparó a la cabeza de Bin Laden cuando una unidad especial irrumpió en su escondite de Abbottabad, Pakistán, el primero de mayo de 2011.

O’Neill, ex miembro del comando de élite de los Seals de la Marina estadunidense, planeaba divulgar su identidad la próxima semana en una entrevista a la cadena televisiva Fox, pero decidió hacerlo ahora, pues la información comenzó a filtrarse en Internet.

En entrevista con MailOnline, citada por el diario británico The Independent, afirmó que decidió revelar su identidad debido a su frustración porque la Marina estadunidense se ha negado a pagarle una pensión por 20 años de servicio, si bien el soldado dejó las filas militares con 16 años de servicio. O’Neill considera que merece una pensión completa y dice que teme que rechacen darle el apoyo médico que le corresponde como veterano de las fuerzas armadas.

Expuso que dejó el ejército porque, después de su misión, la división de los Seals le ofreció un puesto de repartidor. Otras fuentes citadas por Mail Online señalan que O’Neill fue reprendido por sus superiores por alardear, en bares y otros sitios, sobre su papel en la operación en la que se dio muerte a Bin Laden.

Según The Independent, un ex comandante de O’Neill escribió a la cadena Fox: Nosotros no aceptamos a quienes se deslindan de manera egoísta de nuestros valores fundamentales para lograr notoriedad pública y ganancias monetarias, en detrimento del servicio honorable, el valor y el sacrificio.

Un comunicado firmado por el almirante Brian Losey y el jefe de operaciones Michael Magaraci, también citado por The Independent, señala que O’Neill podría enfrentar acciones legales, pues la información que el soldado ha revelado es clasificada. Buscaremos consecuencias judiciales para quienes deliberadamente violen la ley y arriesguen a sus compañeros, a nuestras familias y nuestras futuras operaciones, expresan en el texto.

Agregaron que dentro del código de honor de los Seals se especifica: Yo no anuncio la naturaleza de mi trabajo, ni busco reconocimiento por mis acciones.

El ex soldado contó al Post que durante la operación contra Bin Laden él se encontraba segundo en la posición de ataque. Al aparecer un compañero en la primera línea, erró el tiro. Bin Laden estaba ahí, parado, tenía las manos sobre los hombros de una mujer y la empujaba hacia adelante, relató O’Neill.

Un encuentro con familiares de las víctimas de los atentados contra el World Trade Center de Nueva York en 2001 acabó por convencerlo de que debía contar al mundo la operación que culminó con la muerte de Bin Laden. Los familiares me dijeron que les ayudó, de alguna manera, a hacer un cierre, dijo O’Neill al Post. Su historia se emitirá el 11 y 12 de noviembre en el canal Fox News bajo el título El hombre que mató a Osama Bin Laden.

O’Neill tenía 15 años de servicio cuando participó en la operación contra Bin Laden. En 2009 formó parte de una misión para rescatar al capitán de un barco secuestrado por piratas somalíes, historia que fue protagonizada por Tom Hanks en el largometraje Capitán Phillips.

El soldado creció en la ciudad minera de Butte, Montana, donde aún vive su padre, Tom. O’Neill aseguró que mientras crecía se aficionó a cazar con su padre y que después de terminar la preparatoria, y sufrir una decepción amorosa, quiso unirse al ejército para volverse francotirador.

Conocimos a un tipo que vino a cazar y que supimos que era un Seal de la Marina, señaló Tom O’Neill. Creímos que sería alguien de más de 1.90 metros de estatura que podría levantar una casa, pero era un tipo normal; entonces Rob me dijo: Si este fulano puede ser un Seal de la Marina, yo también.

Robert O’Neill se enlistó a los 19 años de edad y participó en más de 400 operaciones de combate.

En 2005, la división de los Seals realizó una operación contra Bin Laden que fue un estrepitoso fracaso y costó la vida, primero, a cuatro soldados, y después a otros 16 uniformados que viajaban a bordo de un helicóptero que se estrelló al intentar salvar a los primeros.

O’Neill formaba parte de un tercer equipo que en esa ocasión finalmente rescató al único sobreviviente de esa fallida operación: el soldado Marcus Luttrell, sobre quien se hizo una película en 2013. Años después fue seleccionado para participar en la operación en el que fue eliminado el hombre más buscado por Estados Unidos desde los ataques del 11-S.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario