Feb 21 2018
845 lecturas

Cultura

Si alguna vez me muero…

Si alguna vez me muero, no será en París con aguacero, será de tristeza. De tristeza por no haber hecho lo que debía, por no haber puesto la mira en un blanco certero.

Si alguna vez me muero será de tristeza enamorada, de tristeza globalizada, de tristeza por tantas derrotas y alguna victoria, de tristeza por los que huyen de su tierra y por los que no tienen tierra; de tristeza por los niños que crecen en lugar de seguir siendo niños; de tristeza por quienes creen que un dios los sacará de la tristeza.

De tristeza por los farsantes que hacen política y los políticos que hacen farsa; de tristeza sola y acompañada, de tristeza emborrachada por la noche y por el día, de tristeza esperando abril frente a la playa, o tal vez el viento de septiembre. Si alguna vez me muero no será con dolor de España, si no con dolor de América Latina, y del mundo también.

Si alguna vez me muero será de tristeza, por no haber visto cantar a los ruiseñores, mientras hacían el amor con sus ruiseñoras. De tristeza por los tristes, por los solos, por los muertos y los vivos, por no haber cambiado el mundo y no haber llorado lo necesario.

De tristeza por mi padre, por sus versos de despedida, por los ingenuos que todavía creen en utopías. De tristeza por el naufragio y por los niños en el Mediterráneo.

Si alguna vez me muero no será por miedo, ni por dejar de luchar, ni por dejar de plantar algún árbol, ni por dejar de amar, ni por dejar de escribir, ni por dejar de caminar.

Si alguna vez me muero será por el rifle, por la mira, por el blanco y la mirada. Si alguna vez me muero será de alegría, por haber sobrevivido a tanta tristeza.

*Periodista y escritor uruguayo-ecuatoriano. Fue vicecanciller de Ecuador

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario