Feb 20 2019
1318 lecturas

Opini贸n

Si se apaga Telesur

Aram Aharonian

Entre los objetivos principales de la arremetida del gobierno estadounidense para terminar con el virus de la Revoluci贸n Bolivariana, adue帽arse de los recursos naturales, convertir a Venezuela en una colonia, es acabar con Telesur, una de las escasas fuentes de informaci贸n de la realidad, opuesta a la imposici贸n del pensamiento 煤nico imperial.

Telesur fue el proyecto m谩s importante en materia de comunicaci贸n, en lo que va del siglo en Am茅rica Latina y el Caribe, apadrinado por la Revoluci贸n Bolivariana y por el presidente Hugo Ch谩vez. Desde antes de salir al aire, congresistas, diplom谩ticos y gobierno de EU (Estados Unidos) trataron por varios medios de abortar el proyecto, a veces con colaboraci贸n de funcionarios locales.

Telesur surgi贸 como un proyecto estrat茅gico orientado a contrarrestar el mensaje hegem贸nico del Norte mediante la creaci贸n de un canal multiestatal latinoamericano. La idea era cristalizar aquel sue帽o acariciado durante a帽os por periodistas y trabajadores de la cultura de la regi贸n de ofrecer la imagen y la voz de Am茅rica Latina a todo el mundo y, a la vez, ver el mundo desde una perspectiva propia.

Por primera vez se gestaba un espacio p煤blico multiestatal en televisi贸n para difundir una realidad latinoamericana que era, en buena medida, invisibilizada, ocultada, ninguneada o minimizada por los grandes medios de comunicaci贸n de los pa铆ses desarrollados e incluso por los medios comerciales de la regi贸n. Como se帽al alternativa (al mensaje hegem贸nico), nuevos actores se fueron sumando a la pantalla y aquellos que durante muchos a帽os no hab铆an tenido voz ni imagen comenzaron a informar y ser informados.

El proyecto de Telesur no trataba de hacer una CNN latinoamericana o de izquierda sino de revolucionar la televisi贸n, con rigor period铆stico, veracidad, calidad y entretenimiento, informaci贸n y formaci贸n de ciudadan铆a.

Los documentos preparatorios de la televisora multiestatal investigaban sobre la identidad (diversa, plural) de los latinoamericanos, e identificaban algunas peculiaridades: la informalidad del latinoamericano, el uso coloquial del lenguaje y su sentido transversal del humor. No todo eso se reflej贸 en la pantalla, por el af谩n de copiar formatos, en lo que insist铆an algunos 鈥渁sesores鈥 europeos y caribe帽os, con experiencia acad茅mica o pol铆tica quiz谩, pero sin ninguna construcci贸n comunicacional y menos a煤n audiovisual.

Durante casi 14 a帽os en toda Latinoam茅rica nos acostumbramos a buscar la informaci贸n de Telesur, la contracara de la manipulaci贸n hegem贸nica. No es hora de cr铆ticas. Es hora de evaluar la realidad. Lo dif铆cil que es darse cuenta que, m谩s all谩 de Telesur, no se logr贸 crear una verdadera red de informaci贸n latinoamericano-caribe帽a, que fuera voz de nuestros pueblos (y no solo de gobernantes y dirigentes).

***

A fines de 2001 hablaba con Hugo Ch谩vez sobre la necesidad de garantizar la soberan铆a comunicacional de Venezuela. Su comunicaci贸n al exterior depend铆a de una sola salida satelital, la del canal oficial Venezolana de Televisi贸n. Lo primero que hizo la oposici贸n en el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 fue bombardear la emisora. El golpe quiso pasar inadvertido: los medios hegem贸nicos pasaban telenovelas y m煤sica, invisibilizando a un pueblo que se levantaba reclamando el retorno de su presidente constitucional.

En 2005, logramos concretar la Televisora del Sur (Telesur), tras a帽os de proyectos, b煤squeda de apoyos en toda Latinoam茅rica, Europa y Estados Unidos tambi茅n. Nuestro norte es el sur, era el lema (luego desechado). Vernos con nuestros propios ojos, recuperar la memoria para conocer de d贸nde venimos y saber hacia d贸nde vamos. Hace una d茅cada que no estoy en Telesur.

Hoy, de mi computadora el vozarr贸n inconfundible, de La Negra Mercedes Sosa me pregunta: 鈥渄onde iremos a parar/ si se apaga Valderrama鈥. Se refer铆a al m铆tico boliche Balderrama, considerado el altar del folclore argentino, por haber inspirado a artistas salte帽os y de todo el pa铆s, sobre el cual Manuel J. Castilla y Gustavo 鈥淐uchi鈥 Leguizam贸n, escribieron la zamba que La Negra hizo conocer en el mundo.

驴D贸nde nos vamos a informar si destruyen Telesur?, me preguntaba el Ronco Ar茅valo, mate en mano, en Punta Fr铆a, en el este uruguayo. Un largo silencio acompa帽贸 en la rueda de mate a la interrogante del a帽ejo militante.

Trato de escribir. Ahora es Fito Pa茅z, quien me despierta de mis a帽oranzas y desazones: 鈥淨ui茅n dijo que todo est谩 perdido?/Yo vengo a ofrecer mi coraz贸n/ Tanta sangre que se llev贸 el r铆o./Yo vengo a ofrecer mi coraz贸n鈥.

*Periodista y comunic贸logo uruguayo. Mag铆ster en Integraci贸n. Fundador de Telesur. Preside la Fundaci贸n para la Integraci贸n Latinoamericana (FILA) y dirige el Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la )

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario