Sep 14 2019
142 lecturas

Despacito por las piedras

SITUACIÓN ECONÓMICA MUNDIAL Y RIESGOS GLOBALES

Hay situaciones o temas sobre los cuales se habla poco o no se profundiza acerca de sus alcances. Uno de esos grandes temas está constituido por las perspectivas de la evolución de la situación económica mundial.

Dentro de las diferentes maneras de abordar la evolución de la situación económica mundial tomaremos dos modalidades muy generales. Una de ellas atiende a la evolución de la tasa de crecimiento de la economía y la otra está referida a algunas cuestiones puntuales de la situación estratégica  que pueden llegar a conmover esa tendencia.

En general -desde principios de siglo y hasta la crisis del 2008- la economía mundial, de la mano de las gigantescas tasas del crecimiento chino (que llegó a tener un crecimiento del 14% anual), tuvo alzas importantes. Un segundo momento fue la mencionada crisis y sus efectos que duraron varios años.

Desde el 2015 hasta la fecha la economía transita una meseta con leves crecimientos, mayores en las economías emergentes y muy bajos en los países centrales (Europa y los EU), profundizándose la tendencia de seguir con un crecimiento cada vez más cercano a cero, en esos países y con una pérdida de empuje en la economía china (6% de crecimiento anual) y manteniéndose un mayor nivel de crecimiento en la India que ronda el 7,5%.

En cuanto a los aspectos puntuales hay que destacar que van asomando tormentas globales que pueden cuestionar los moderados números de estos últimos años.

El gran problema es la evolución de la colisión entre EU y China. Ambos países confrontan en los planos más diversos, siendo el económico donde ese choque se hace más evidente. No quedan dudas que el trasfondo es otro. Se trata de la lucha por la hegemonía mundial. En los últimos años se ha actualizado un viejo relato histórico. Se trata de aquel que analizara la lucha de Atenas por desplazar a Esparta de su rol privilegiado.

Allí Tucidides, un general ateniense, analiza las condiciones de ese choque por la hegemonía  en el siglo V Antes de Cristo. Ese trabajo sirvió de guía para elaborar las teorías acerca de las posibilidades que un país –mundialmente hegemónico- ceda a otro esa primacía, con o sin guerra. Hoy China y EU están en esa situación.

China avanza hacia dicha hegemonía y lo quiere hacer sin llegar a una guerra, de cuyos resultados es posible que nadie pueda ser testigo. Quiere aprovecharse del hecho que muchos de sus grandes avances tecnológicos están imbricados con empresas que son parte del núcleo duro del sistema sobre el que está construido el poderío de los propios EU.

Ese tema ha puesto en marcha una nueva “guerra fría” de características y destino impredecible. Esa confrontación, con Rusia como protagonista menor y aliado de China, tiene 3 grandes manifestaciones en las cuales la lucha económica se vuelve cotidiana.

En el plano tecnológico-industrial, con el tema de la inteligencia artificial y el comunicacional (el control del famoso 5G y el caso Huawei como testigo); la disputa por el progresivo desplazamiento del dólar como moneda universal y por último, la pelea –aún vigente por algunos años- por el petróleo, su precio y rutas para el transporte. A estos temas hay que integrarlas a las luchas territoriales y disputas geoestratégicas que son comidillas cotidianas y dentro de ellas se dan las peleas de los pueblos por mayor dignidad.

Sin olvidar –tampoco- que EU encabeza la promoción, conquista, colonización y saqueo del espacio y los planetas cercanos, de lo cual habrá noticias más impactantes antes del fin de esta década. Recordemos que EU reconoce, desde la época de Barack Obama (“Ley Espacial 2015”), la explotación privada del espacio exterior.

Estas variadas cuestiones aparecen diariamente en la prensa, tanto para los especialistas como para el público común, como aspectos desvinculados entre sí. Pero en realidad forman parte de la evolución de esta disputa global. Cualquier grave desvarío puntual que saque de su carril estas situaciones puede influir sobre la evolución inmediata de la economía y modificar los números planteados anteriormente.

Juan Guahán

 

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario