Mar 20 2013
585 lecturas

Despacito por las piedras

“Sólo tenemos en común el mate y el tango”

La primera dama de Uruguay, Lucía Topolansky, afirmó que no asistió a la asunción del papa Francisco, junto a su esposo y presidente, José “Pepe” Mujica, porque no son católicos. “No somos creyentes, y como Danilo Astori sí lo es, el presidente consideró más oportuno que viajara el vicepresidente; esto tiene mucho que ver con la fe”, señaló la legisladora uruguaya. Fiel a su estilo sencillo y directo, Mujica dijo que lo único que tienen en común con el nuevo pontífice es el mate y el tango.

Topolansky advirtió que Uruguay es un país absolutamente laico. “La Iglesia está separada del Estado desde principios del siglo pasado y en eso tiene un cierto diferencial del resto de Latinoamérica”. Y la senadora afirmó que aunque la sociedad uruguaya no vivió como algo central la elección del argentino Jorge Bergoglio como sucesor de Benedicto XVI, le deseó que “le vaya muy bien” a Francisco y reconoció que las religiones tienen su peso sobre los creyentes y a mucha gente “le ayuda en situaciones difíciles de la vida”.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. sandra lidid
    23 marzo 2013 0:05

    Gracias por sus declaraciones a Lucía Topolansky y a su esposo, el presidente de Uruguay. Al leerlas nos sentimos menos invadidas por el integrismo catolicista de los medios de comunicación. Por mi parte, ni eso (el mate y el tango) tengo en común con ese señor, pero sí estoy muy atenta a los efectos devastadores de sus acciones en la sociedad.