Jun 18 2015
491 lecturas

Economía

Stiglitz se cuadra con el No+AFP y recomienda avanzar a un sistema de pensiones público

 

Joseph Stiglitz, el afamado Premio Nobel de Economía del año 2001, puso el dedo en la llaga respecto al sistema de pensiones de nuestro país y abrió la puerta para validar un posible cambio de fondo al modelo chileno en este tema, al señalar que se debería transitar a un sistema público.

Invitado al cierre de un seminario organizado por la comisión que estudia cambios al sistema de AFP y que preside David Bravo, el economista hizo –vía videoconferencia– un duro diagnóstico del funcionamiento del sistema financiero mundial, el cual, aseguró, no funcionó ni antes ni después de la crisis subprime de 2008.

Su presentación pareció respaldar la campaña de No+AFP ( Administración de Fondos de Pensiones) y que fue portada del diario Pulso de ayer, debido a una noticia en la que dicho medio cuestionaba que un funcionario de la Subsecretaría de Previsión Social –que ayer abría el evento– la respaldara en Twitter.

En su presentación, Stiglitz sostuvo que con lo ocurrido en 2008 quedaron en evidencia varios mitos, como el relativo a lo recomendable que es que los fondos sean gestionados por privados.ch afp2

Su bajada al sistema de pensiones fue lo que llamó el juego de suma cero, en que el sistema de pensiones privado puede invertir con alto riesgo en las bolsas internacionales y, si se produce una caída, es finalmente el Estado el que llega a cubrir los espacios dejados por la exposición de los fondos a estos riesgos.

“A pesar de que toda la sociedad está pagando este enorme costo, aquí el que gana, ciertamente, es el sector financiero. Esto simplemente ha realzado el ingreso al sistema financiero en ese país, lo cual resulta en un juego de suma cero. Esto es una enorme pérdida para la sociedad y es muy importante alejarse del segundo pilar que se refiere al sistema privado”, afirmó.

“Chile debiese estar sumamente preocupado por tener un sistema de pensiones privado, ya que es uno de los países más desiguales de la OCDE y ese modelo genera mayor desigualdad”, planteó el economista estadounidense, agregando que Chile debiera tomar un camino que lo aleje “del segundo pilar del sistema privado”.

De hecho, recordó que en el mundo hay 23 países que privatizaron sus sistemas de pensiones, aunque ya siete de ellos revirtieron su decisión y habría varios más que lo están reconsiderando.

Su propuesta se alineó con los rumores de que el Gobierno planearía separar la cotización de los afiliados, dejando una parte para un sistema público y solidario, donde los más jóvenes financien las pensiones de los mayores, algo más cercano al sistema de reparto que aún persiste masivamente en Europa.

“Esto me lleva a mi recomendación de políticas: lo que necesitan (en Chile) es un primer pilar más fuerte. Resulta más necesario para evitar pobreza en la vejez y asegurar un nivel mínimo de seguridad. Se debería crear un segundo pilar público, que debe tener un componente de redistribución importante y debe haber un elemento de suavidad intergeneracional que evite la relativa pobreza en la vejez”, sostuvo, puntualizando que podría tener el carácter de voluntario.

ch afp1“La situación actual no es adecuada, ni en Chile ni en el mundo”, aseguró, destacando que hay sistemas alternativos que han sido exitosos.

Entre ellos, el conocido fondo gubernamental creado en Canadá, el cual posee alta rentabilidad y tiene autonomía respecto del ciclo político. O los modelos implementados en Holanda y Noruega, que tienen bajos costos de transacción y buenos niveles de rentabilidad.

Incluso, se refirió a la recomendación que ha hecho el Banco Mundial en el sentido de tener un tercer pilar, que permita contar con alternativas públicas como vehículo de inversión alternativa, con bajos costos, en ambientes de gestión menos riesgosos y donde los ciudadanos sientan que no se abusa de ellos.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario