Mar 11 2009
1770 lecturas

Ambiente

Tiburones, cuando el asesino es en verdad la víctima

 Gonzalo Tarrués*

Imposible de contar las decenas de miles de tiburones condenados a morir –y muertos– cada año en los mares y aguas dulces de la Tierra; algunos para la mesa, otros por necesidad de la industria cosmética, aquellos porque se les teme, otros más para satisfacer la veleidad sexual de agotados o impotentes. La forma más cruel de matarlos se llama aleteo, que consiste en apresarlos en redes, subirlos al barco, cortarles la aleta dorsal y lanzarlos de nuevo, vivos, a la mar, donde sufren una muerte inevitable y dolorosa. E indigna.

Indigna y producto de la vasta y profunda estupidez humana. Indigna porque el tiburón es entre las formas de vida más antiguas que existen y producto de la estupìdez humana por varias razones, entre ellas que guardan secretos biológicos recién atisbados por los investigadores científicos.

Y naturalmente, además, porque es triste pensar que alguien se embellezca, o quiera embellecerse, a costa de la depredaci´çon de especies animales o vegetales; porque no hay mucho que temer de los tiburones –menos, por cierto, que de banqueros, militares y políticos–; porque sus aletas no son afrodisìaco…

Ante la carnicería de tiburones –que recuerda aquellas que tienen como víctimas a las colonias de focas en Canadá o Noruega– Costa Rica y otras 10 naciones latinoamericanas plantearon, informó organización ecologista Pretoma. en el Comité de Pesquerías de la Organización de Alimentos y Agricultura (FAO) implementar una estrategia global de conservación de tiburones.

Un comunicado, señaló que "la estrategia consiste "en exigir la descarga –en los muelles– de los tiburones con las "aletas adheridas". Costa Rica solicitó formalmente a la ONU que se realice un taller para que se pronuncie con respecto a la cruel y derrochadora práctica del aleteo de tiburón". Curiosa manera de protegerlos: "nolos tiren al agua vivos,sufrirán, mátenlos de una vez".

Millones de tiburones muertos…  ¿para qué?

Según los expertos, "cada año alrededor del mundo millones de tiburones son capturados y subidos a la cubierta de embarcaciones pesqueras, donde sus aletas y colas son cercenadas, para luego ser arrojados (muchas veces mientras aún están con vida) por la borda, donde sufren una muerte lenta y dolorosa.

"La razón de este vergonzoso desperdicio es la demanda de sopa de aleta de tiburón. El resultado ha sido la devastación de las poblaciones de tiburones alrededor del mundo. Algunas poblaciones de tiburones se han deteriorado hasta en un 90% en los últimos veinte años. Algunas quizás nunca se recuperen", indicó la nota.

"Costa Rica está en lo correcto –afirmó Patricia Forkan, Presidente de Humane Society International, organización que ha trabajado extensamente en el tema del aleteo de tiburón–. "La propuesta Costarricense promueve la idea de que los tiburones deben ser descargados con sus aletas parcial o totalmente adheridas a sus cuerpos, una práctica que es requerida por ley en Costa Rica y que es la manera más simple de evitar el aleteo."

La FAO fue el primer organismo multilateral en referirse al problema del aleteo de tiburón. Sin embargo, el acuerdo que propone una prohibición al aleteo es voluntario y abierto a interpretaciones, por lo que hasta la fecha es poco lo que la FAO ha logrado en lo que concierne la protección de los tiburones.

"Debido a la naturaleza altamente migratoria de los tiburones, las regulaciones deben ser regionales y globales para ser efectivas", informó Randall Arauz, coordinador de Por los tiburones y presidente de la organización Costarricense Pretoma. "Un Taller de las Naciones Unidas que trate este tema podría asistir en la promoción de esta política en la Unión Europea y otras Organizaciones Regionales de Manejo Pesquero donde se discute actualmente la problemática del aleteo", dijo Arauz con optimismo.
La Coalición por los tiburones, es una red de doce organizaciones no gubernamentales de EEUU y Latinoamérica, que trabaja para proteger las poblaciones de tiburón alrededor del mundo.

Notas, datos

– Estudios recientes en el Atlántico Noroeste han mostrado pronunciados descensos en las poblaciones de tiburones, particularmente entre las especies altamente migratorias. Desde 1986, el tiburón martillo se ha reducido en un 89 por ciento, el tiburón thresher o zorra en un 80 por ciento, el tiburón blanco en un 70 por ciento, y el tiburón tigre en un 65 por ciento. Salvo una excepción, todas las especies de tiburones monitoreadas en la región se han visto reducidos en más de un 50 por ciento durante los últimos 8 a 15 años. Es muy probable que resultados similares sean vistos a través de los océanos del mundo.

– En la Zona Económica Exclusiva de Costa Rica, la abundancia relativa de tiburones disminuyó 60% entre 1991 y el 2001.

– El comercio global conocido de aletas de tiburón aumentó de 3.011 toneladas métricas en 1980 a 11.732 toneladas métricas en el 2000. Mucho del comercio no es conocido porque muchas de las aletas no pasan a través de canales de desembarco normales y porque la mayoría del comercio de aletas es realizado en efectivo para evitar el pago de impuestos y tarifas.

– Investigaciones en Hong Kong encontraron que aletas de tiburón desecadas se vendían hasta por US$ 744 por kilo en el 2002. En el 2003, el kilo de aletas de tiburón desecadas se vendía en China, su mayor mercado, entre US$ 200 y $300.

–Un plato de sopa de aleta de tiburón puede costar hasta US$ 150 en Hong Kong, pero hay señales alarmantes de un nuevo mercado incipiente de aletas de menor calidad, que le permitiría a millones más de personas comprar productos tales como sushi de aleta de tiburón, galletas de aleta de tiburón, comida para gato de aleta de tiburón y sopa enlatada de aleta de tiburón. Las aletas de tiburón consisten de fibra de colágeno y no tienen sabor alguno. El sabor es agregado a la sopa al añadirle caldo de pollo o pescado.

– A diferencia de otros peces, los tiburones necesitan muchos años para madurar, tienen largos periodos de gestación y tienen pocas crías (o ponen pocos huevos). En algunos casos de sobreexplotación pesquera severa, la recuperación de la población, de ser posible, tomará décadas. El patrón de "explosión y quiebra" de las pesquerías de tiburón se ha repetido alrededor del mundo dondequiera que los tiburones hayan sido el objetivo.

*Fuente: http://informa-tico.com.

Addenda

Los tiburones son un grupo sorprendentemente diverso de criaturas y por tanto describirlos es complejo, difieren enormemente en la forma de su cuerpo, tamaño, hábitat, comportamiento y dieta. Algunos habitan cerca de la superficie marina, mientras otros viven en las enormes profundidades. No obstante tienen ciertas características comunes.

El esqueleto del tiburón es cartílago reforzado por placas de sales de calcio, no de hueso. Y todos tienen dientes que cambian en intervalos regulares, algunos varias veces al año. Una de las características de los tiburones son pequeñas escamas que lucen como dientes cubriendo su piel, éstas son llamadas dentículos dérmicos. Son estos dentículos los que le dan a la piel del tiburón la apariencia corrigada o de lija.

Los tiburones tienen al menos cinco pares de hendiduras branquiales, que casi siempre están ubicadas a cada lado de su cabeza. Hay alrededor de mil especies de tiburones y otros peces emparentados, cada una con características y adaptaciones a los diferentes ecosistemas.

Los de aguas profundas –viven debajo de los 300 metros–, tienen hígados muy grandes adaptados a las necesidades de esas profundidades. Los capturan por arrastre y otros medios por su carne y sus hígados –para la industria cosmética. Otras especies, como tiburón azul, el marrajo, el tiburón martillo y el tiburón zorro son migratorios y nadan largas distancias. Los marrajos son los tiburones más rápidos, pueden alcanzar velocidades de 50 km/h. Los tiburones martillo, como las demás especies, pueden detectar los pulsos eléctrico de sus presas ocultas bajo la arena, y el tiburón zorro puede dejar sin sentido a su presa con su larga cola, que alcanza la medida del resto de su cuerpo. Son salvajemente depredados por el ser humano para cortarles las aletas.

Los tiburones costeros, como el tollo y el pejegato son capturados principalmente por arrastre para la alimentación humana.

Sus parientes –las rayas, mantas, peces sierra y peces guitarra (conocidos como elasmobranquios) presentan una increíble variedad de formas y tipos de cuerpo, están adaptados a vivir en cualquier ambiente marino, desde las costas de corales cálidos, a las oscuras y profundidades de los fondos oceánicos. Un 20% de ellos en serio peligro de extinción.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario