Ene 14 2005
879 lecturas

Sociedad

Tiembla en Los Andes II. La historia nos alcanza

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

I

En la ma√Īana del 9 de diciembre de 1824, en la Pampa de la Quinua,¬†dos ej√©rcitos se preparan para la batalla. Dos ej√©rcitos frente a frente. Dos ej√©rcitos y tambi√©n dos proyectos: uno cargado de futuro, justicia y ansias de libertad; el otro, s√≥lo con el peso infame de 300 a√Īos de soberbia, rapi√Īa y ultraje.
foto Son, de un lado, 5.780 patriotas y una pieza de artiller√≠a, del otro, 9.310 soldados con catorce ca√Īones.
Desde las alturas del Condorcanqui el Estado Mayor realista observa las maniobras de los patriotas. All√≠ est√°n Jos√© de la Serna, Jos√© de Canterac, Alejandro Gonz√°lez Villalobos, Jer√≥nimo Vald√©s, Juan Antonio Monet, Valent√≠n Fer√°z, el ¬ęCarnicero¬Ľ Jos√© Carratal√°, Andr√©s Garc√≠a Camba y otros. Cuenta este √ļltimo, en sus memorias, que al divisar a las tropas patriotas, con sus casacas oscuras y sin el brillo de los escuadrones realistas, alg√ļn generales espa√Īol exclam√≥: ¬ę¬°parecen monjes!, no podemos perder contra esas tropas¬Ľ.
Caro se iba a pagar aquel comentario.

II

En la Sabaneta, a poca distancia del Condorcanqui, el general Antonio Jos√© de Sucre preparaba su estrategia: cuatro batallones en el ala derecha, el¬† ¬ęBogot√°¬Ľ, ¬ęVolt√≠geros¬Ľ, ¬ęPichincha¬Ľ y ¬ęCaracas¬Ľ al mando de C√≥rdoba. En el ala izquierda La Mar al frente de otros cuatro batallones, el ¬ęPrimero¬Ľ, ¬ęSegundo¬Ľ, ¬ęTercero¬Ľ y la ¬ęLegi√≥n Peruana¬Ľ. En el centro dos regimientos encabezados por Miller, los Granaderos y los H√ļsares de Colombia. La reserva, al mando de Lara, con tres batallones, ¬ęRifles¬Ľ, ¬ęVargas¬Ľ y ¬ęVencedores¬Ľ, y la √ļnica pieza de artiller√≠a.
¬ęDe los esfuerzos de hoy, depende la suerte de la Am√©rica del Sur. Otro d√≠a de gloria va a coronar vuestra admirable constancia, ¬°Soldados!, ¬°viva el Libertador!, ¬°Viva Bol√≠var, el Libertador de Per√ļ!¬Ľ, dec√≠a arengando a las fuerzas patriotas el General Sucre. La suerte estaba echada.

III

El Mariscal General de Campo Ger√≥nimo Vald√©z inici√≥ el ataque contra el ala izquierda de La Mar. Inmediatamente los generales Antonio Monet y Alejandro Gonz√°lez Villalobos arremetieron contra la divisiones del centro y derecha de Sucre. Los realistas confiados en su superioridad num√©rica. Pero all√≠ estaba C√≥rdoba y la reserva de Lara. ¬ę¬°Divisi√≥n! ¬°De frente! ¬°Armas a discreci√≥n y a paso de vencedores!¬Ľ, fue la famosa frase de C√≥rdoba con que orden√≥ la carga victoriosa.
Mucho menos hom√©rica, pero propia de un hombre hijo de los llanos fue la arenga de Lara: ¬ę¬°Zambos del carajo! ¬°Al frente est√°n los godos pu√Īeteros! El que manda la batalla es Antonio Jos√© de Sucre, que como ustedes saben, no es ning√ļn cabr√≥n, Conque as√≠, apretarse los cojones y… ¬°a ellos!¬Ľ.
La victoria fue completa. La pampa de Ayacucho, en quechua ¬ęRinc√≥n de los Muertos¬Ľ hizo gala de su nombre para las tropas espa√Īolas. Lo primero que hace Sucre, luego de concluida la batalla es pensar en su jefe Sim√≥n Bol√≠var y, apresurado, le escribe desde el mismo campo de combate: ¬ę…los √ļltimos restos del poder espa√Īol en Am√©rica han expirado en este campo afortunado….¬Ľ.

IV

Dec√≠a el patriota puertorrique√Īo Pedro Eugenio de Hostos: ¬ęAyacucho no es el esfuerzo de un solo pueblo; es el esfuerzo de todos los pueblos meridionales del Continente; no es el resultado de una lucha parcial, es el resultado de una lucha general; no es la victoria de un solo ej√©rcito, es la victoria de todos los ej√©rcitos sudamericanos; no es el triunfo militar de un solo capit√°n, es el triunfo intelectual de todos los grandes capitanes, desde la fantas√≠a fascinadora que se llam√≥ Bol√≠var hasta la conciencia impasible que se llam√≥ San Mart√≠n; no es el campo de batalla de peruanos y espa√Īoles, es el campo de batalla de Am√©rica y Espa√Īa; no es la colisi√≥n de dos contrarios, es la √ļltima colisi√≥n de un porvenir contra otro porvenir; no es la batalla de una guerra, es la batalla decisiva de una lucha secular¬Ľ.

V

¬ŅQu√© proyectos se enfrentaron en Ayacucho? Uno, el de la continuidad del antiguo r√©gimen, el proyecto del colonialismo; el otro, el proyecto bolivariano de la Patria Grande. Venezolanos, neogranadinos, ecuatorianos, rioplatenses, chilenos, guaran√≠es, peruanos y altoperuanos combatiendo juntos contra el poder colonial m√°s temible de la √©poca. Y se alcanz√≥ la victoria. La f√≥rmula: una ideolog√≠a, el patriotismo revolucionario; un programa, la independencia y la rep√ļblica democr√°tica; y una organizaci√≥n, la unidad popular pueblo-ej√©rcito.

VI

Dos proyectos, dec√≠amos, se enfrentaron en la Pampa de la Quinua; uno colonialista, elitista y conservador, el otro patri√≥tico, popular y revolucionario. El Ej√©rcito Unido fue mucho m√°s que una simple¬† fuerza militar, el Ej√©rcito Unido era la expresi√≥n m√°s acabada del instrumento de liberaci√≥n que conten√≠a en su seno el programa hist√≥rico de 300 a√Īos de resistencia y rebeld√≠a.
En Ayacucho el bando patriota no estaba compuesto por 5780 patriotas solamente, sino que eran muchos m√°s. All√≠ tambi√©n se dieron cita Cuauhtemoc, Lautaro, Rumi√Īahui, Guaicaipuro, Lempira, Santos Atahualpa, Tupac Amaru, Zumbi, Mackandal, Tiradentes, Leonardo Chirinos, L’Ouverture, Dessalines, Tupac Catari, Pedro Murillo, los comuneros de Nueva Granada, Jos√© Mar√≠a Espa√Īa, Pumacahua y tantos otros que hab√≠an dado su sangre por la independencia y la justicia.

VII

¬ŅCu√°les eran entonces esos dos proyectos? En forma esquem√°tica podemos sostener que esos dos proyectos eran antag√≥nicos al extremo, un simple repaso de los puntos centrales confirmar√°n lo dicho:

Proyecto Patriótico

РIndependencia y Unidad. Confederación
– Democracia
– Rep√ļblica
РCiudadanía, pueblo
– Moral y luces
– Justicia social
– Reparto de tierras
РEducación universal
РProteccionismo y estímulo a la producción nativa. Modelo endógeno

РLibertad de expresión
РDefensa de los recursos estratégicos
– Igualdad ante la ley

Proyecto Colonial

– Dependencia y regionalismo. Localismos
– Despotismo
РMonarquía Aristocracia, nobleza
РMonarquía
– Aristocracia, nobleza
РOscurantismo, inquisición
– Esclavitud, servidumbre
– Latifundio
РEjército de ocupación
РEducación elitista
РContrabando y monoproducción. Modelo exógeno
РCensura y represión
РEntrega y depredación de los recursos naturales
– Privilegio, impunidad.

VIII

El gran proyecto bolivariano de aquellos tiempos no prosper√≥; los ego√≠stas intereses de las oligarqu√≠as nativas m√°s la acci√≥n disgregadora de los imperialismos de turno hicieron imposible cristalizar los sue√Īos del Libertador. Veintitantas rep√ļblicas nacieron as√≠ como consecuencia de los intereses de las minor√≠as privilegiadas. La dependencia, la miseria, el hambre y dem√°s calamidades que produce la pobreza y la opresi√≥n se abrieron paso con la Patria dividida.
El Proyecto Colonial, bajo diferentes formatos, se impuso ante el Proyecto Patriótico. La Batalla de Ayacucho entonces, aparece nuevamente como un ejemplo a seguir, como un lugar desde donde reflexionar, aprender y proyectarse.

IX

Pero los pueblos de Am√©rica Latina y el Caribe arremeten nuevamente. Los oprimidos han comenzado a caminar nuevamente ¬°A paso de vencedores! Los ¬°zambos del carajo! del General Jacinto Lara ya tienen su presidente llanero, patriota y revolucionario. Los brasile√Īos y argentinos se aprestan dispuestos a los pr√≥ximos combates. El pueblo boliviano est√° movilizado y ya le ha causado severas derrotas al proyecto colonial-neoliberal. Cuba siempre alumbrando con dignidad y resistencia. La propuesta anexionista del nuevo colonialismo, el ALCA, sufre la embestida de los pueblos que se niegan a quedar sujetos a mayor sometimiento. La propuesta integradora con soberan√≠a, el ALBA, irrumpe con la decisi√≥n de quien llega para quedarse. Vientos de unidad e independencia soplan por la Am√©rica meridional. Nuevos triunfos afloraron en Panam√° y el Frente Amplio del Uruguay lleg√≥ a ganar el gobierno. La espada de Bol√≠var camina por Am√©rica Latina.

X

¬ŅQu√© nos ense√Īa puntualmente la Batalla de Ayacucho?

1. A los patriotas: Que la ¬ęPatria es la Am√©rica¬Ľ, como se√Īalaba el Libertador Sim√≥n Bol√≠var. Sin unidad no habr√° salida para ninguno de nuestros pa√≠ses. ¬ęO nos unimos o nos hundimos¬Ľ, ha dicho en varias oportunidades el Presidente venezolano Hugo Ch√°vez. Hoy como ayer, no hay espacios para ¬ępatrias chicas¬Ľ, ni para rep√ļblicas invertebradas. El patriotismo en la actualidad se debe entender a la luz de Ayacucho, como patriotismo latinoamericano caribe√Īo.

2. A los revolucionarios: Sólo en la unidad de las fuerzas sociales progresista está la clave de la victoria. El frente popular de aquella época estaba constituido en el Ejército Libertador, y éste representaba los intereses de las grandes mayorías del pueblo. Hoy, el frente popular se presenta en los movimientos políticos y sociales que se oponen al neoliberalismo, en todos los sectores y las clases perjudicadas por el modelo de entrega y opresión que sólo tendrán perspectiva de progreso en el marco de países soberanos, con justicia social y democracia participativa. Es por eso que las fuerzas revolucionarias actuales deberán bregar por un amplio frente nacional, patriótico y democrático que acumule las fuerzas necesarias para enfrentar con éxito a las poderosas fuerzas de los sectores antipopulares y antinacionales.

3. A los j√≥venes: Que en ellos est√° la responsabilidad de las futuras victorias. El Estado Mayor del Ej√©rcito Unido de Ayacucho estaba constituido mayoritariamente por j√≥venes. Sucre ten√≠a 29 a√Īos, C√≥rdoba 25 a√Īos, Miller 29 a√Īos, Silva 32 a√Īos, Su√°rez, 34. En la juventud actual, sin compromisos con las viejas clases dirigentes, de cara a un futuro de paz y dignidad, est√° la reserva fundamental del proyecto libertador.

4. A las mujeres: Que allí hay un caudal inmenso de energía, inteligencia y voluntad revolucionaria. El infatigable mensaje de valor y heroísmo de Manuela Sáenz, quien en Ayacucho ganó su grado de Coronela por haber peleado de igual a igual contra el opresor, marca a las claras el rol insoslayable que tendrá que cumplir la mujer en el proceso de liberación.

5. A los pueblos: Que siempre en la unidad y √ļnicamente en la unidad se podr√° derrotar a cualquier enemigo, por poderoso que sea, que pretenda sojuzgarlo. Ayacucho nos ense√Īa que los mismos indios, criollos, negros, mulatos, hombres y mujeres, en igualdad de condiciones y con la firmeza en la decisi√≥n de ser libres, que derrotaron al m√°s poderoso imperio de su √©poca, podr√°n hoy hacer lo mismo con el imperialismo que nos somete. ¬ęLuego de Dios, no hay nada en el mundo que tenga m√°s fuerza que un pueblo unido¬Ľ, reza una pintada popular en las calles de Caracas.

XI

¬ęAyacucho es, pues, m√°s que una gloria de estos pueblos, m√°s que un servicio hecho al progreso, m√°s que un hecho resultante de otros hechos, m√°s que un derecho conquistado, m√°s que una promesa hecha a la historia y a los contempor√°neos de que los vencedores en el campo de batalla eran la civilizaci√≥n contra el quietismo, la justicia contra la fuerza, la libertad contra la tiran√≠a, la rep√ļblica contra la monarqu√≠a; Ayacucho es un compromiso contra√≠do por toda la Am√©rica que dej√≥ de ser espa√Īola en aquel d√≠a¬Ľ, dec√≠a el patriota puertorrique√Īo Eugenio de Hostos en 1870. Y creemos que ese compromiso asumido en Ayacucho merece hacerse realidad.

XII

Con mucho esfuerzo, pero con mucho entusiasmo tambi√©n, comienza a configurarse en Am√©rica Latina y el Caribe el Congreso Bolivariano de los Pueblos. Este espacio, que nuclea a las fuerzas pol√≠ticas y sociales de Nuestra Am√©rica pretende convertirse en un centro de unidad y coordinaci√≥n. Ideolog√≠a, programa y organizaci√≥n son los pilares de esta organizaci√≥n. Bolivarianismo, ALBA y movilizaci√≥n popular como elementos indispensables para avanzar en la insoslayable tarea de contribuir a la Confederaci√≥n de Rep√ļblicas Latinoamericanas Cariebe√Īas.

——————————-

* Director de Cuadernos para la Emancipación.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario