May 28 2004
922 lecturas

Economía

TLC: Chile en la huella del mariachi

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Para la sociedad civil chilena y particularmente para los ecologistas el TLC con Estados Unidos es inaceptable, tanto por la intensificación de los actuales impactos del modelo exportador  como por la forma antidemocrática de negociación.

El primero de enero de 2004, y después de dos años de negociaciones sobre comercio, inversión y servicios, lideradas por las cámaras empresariales, Chile firmó un Acuerdo bilateral con Estados Unidos.

Aunque el Acuerdo y la farándula comunicacional diseñada para legitimarlo,  aliviaron en su momento al gobierno Lagos de la crisis  por corrupción que lo afectaba, el Tratado de Libre Comercio (TLC), para tristeza del ejecutivo, sólo fue aplaudido por los empresarios. De esta forma queda claro para quién negoció el gobierno y quiénes accedieron a las negociaciones.

Para la sociedad civil chilena y particularmente para los ecologistas el TLC con Estados Unidos es inaceptable, tanto por la intensificación de los actuales impactos del modelo exportador  como por la forma antidemocrática de negociación.

1.  Rechazamos al Acuerdo, el cual nunca fue dado a conocer a las organizaciones ciudadanas, las cuales debieron proceder el 2001 a realizar acciones legales bajo la Ley de Probidad e Información Publica para solicitar los textos de negociación. A través del uso de resquicios, el gobierno solo tradujo y entrego el texto después de su aprobación.

2.  Hacemos pública la campaña de desinformación que se ha realizado por parte del gobierno, el cual ha entregado cifras sesgadas, ocultando los graves impactos sobre sectores como la agricultura y los intereses norteamericanos  el área de las inversiones, la propiedad intelectual  y los servicios.
Especial gravedad reviste el ocultamiento de  atribuciones expropiatorias,  similares a las del capítulo 11 sobre inversiones del NAFTA, y mecanismos antidemocráticos de solución de controversias. Este hecho, tal como ha ocurrido en Canadá y México, puede impedir el cumplimiento de estándares ambientales haciendo imposible su mejoramiento. De esta forma, el Acuerdo dificulta cualquier reforma en  el Código de Aguas, la Ley de Pesca, la Ley de Bosque, el Código Minero y la Ley Laboral.

3. La información respecto a que el Tratado contiene acuerdos que mejorarán la situación laboral y ambiental es falsa.  Este acuerdo, al igual que el NAFTA sólo declara que los países deben cumplir las normas actualmente existentes.

4. Queremos denunciar la campaña de encubrimiento informativo que desarrollaron los gobiernos de Chile y de Estados Unidos, al señalar en el texto síntesis dado a conocer a la prensa, que el Acuerdo aumentará los empleos en el sector agroindustrial. Los mismos empresarios del sector señalan lo contrario, sólo se prevé la incorporación de más trabajadores temporeros en el sector fruta y grandes problemas en el sector lechero y azucarero, que tienen más manufactura y en donde las cuotas o los plazos (12 años) de desgravamen son perjudiciales, lo que generará una posible crisis en ambos sectores debido al ingreso de azúcar, fructosa y lácteos norteamericanos.

5. Denunciamos el marketing de este tratado como opción de desarrollo sustentable: es una mentira a voces que el Tratado reducirá la extracción de los recursos naturales tal como señala el texto resumido  presentado por  la Casa Blanca y la Moneda. Con mayores facilidades de inversión, mayor apertura en los servicios y la propiedad intelectual, el acuerdo intensificará las inversiones norteamericanas en el área de los recursos naturales y los recursos genéticos de Chile.

6. Las condiciones de inversión y servicios también tenderán a intensificar la transnacionalización de los servicios básicos de agua, salud, educación escolar y superior, etc., lo que también podrá extenderse fácilmente a los fondos de pensiones, dejando a los ciudadanos más atados de manos ante cualquier cambio dentro del marco jurídico nacional.

7. Otro capítulo preocupante del Acuerdo, es el de las compras del Estado, las adquisiciones públicas: la propaganda gubernamental señala que los chilenos podrán vender sus productos al gobierno norteamericano y además acceder a las compras que realizan 37 de los 50 estados del país del norte, y se destaca la oportunidad que representaría esto para las PYMES. Esto es una broma de mal gusto. Sabemos del proteccionismo y la escala de las compras del gobierno norteamericano  y de la pequeña escala de producción nacional.

8. En relación al sector financiero y los «capitales golondrina» el gobierno perdió las atribuciones de regular el flujo de capitales, al eliminar el encaje, y dejarlo reducido a una posibilidad remota en caso de crisis extrema, y sometido a un régimen de solución de disputas en el que Estados Unidos tiene mucha experiencia.

9. También la negociación sobre propiedad intelectual es negativa en relación al actual régimen chileno en este sector. Es importante señalar que el gobierno debió apresurar cambios en nuestra ley de Propiedad Intelectual, para responder a las exigencias norteamericanas, lo que ha sido denunciado por laboratorios y académicos de la Universidad de Chile, lo que traerá efectos negativos como el incremento en el precio de los medicamentos.

10. Finalmente es importante aclarar que Chile, al adelantarse  con esta  negociación  unilateral con Estados Unidos,  sobre comercio, inversión y servicios bajo el mismo modelo del NAFTA, afecta a toda América Latina, pues legitima un modelo de relaciones  con Estados Unidos que deja poco espacio para mejorar las condiciones de negociación  de nuestra región.

 

Con esta legitimación Estados Unidos ha anexado a Chile a su economía;  y está por anexar a los países centroamericanos a través del CAFTA, y a los andinos a través del Tratado Andino; destruyendo  toda posibilidad  de negociación en  bloque  en conjunto con Brasil, Argentina y otros gobiernos progresistas de la región, y asegurar mejores condiciones  y resultados para nuestros países y su población.

………………………………………..

* Directora del Programa Chile Sustentable.
Publicado en el www.portaldepluralismo, editado por Corporación Representa, Chile. Fuente: Foro Latinoamericano,

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario