Sep 8 2013
837 lecturas

Sociedad

Tokio se quedó con las Olimpíadas 2020 en una decisión con varias lecturas

Con Madrid fuera de la carrera, ya que contra todos los pronósticos perdió un desempate con Estambul, la ciudad más importante de Turquía, 60 miembros del Comité Olímpico Internacional se inclinaron por Tokio, que ya había albergado los Juegos Olímpicos de 1964, en un final lluvioso que marcó el tercer fracaso consecutivo de la familia real española y el frustrado intento turco de lavarse la cara, que incluyó fuertes protestas de la comunidad armenia.
Tokio fue elegida sede de los Juegos Olímpicos de 2020 al imponerse a Estambul en la votación final de la asamblea general del Comité Olímpico Internacional (COI) realizada en Buenos Aires, luego de la sorpresiva eliminación en primera instancia de Madrid. Así, la máxima cita del olimpismo regresará a la capital nipona luego de los Juegos de 1964. Japón había recibido además los Juegos de Invierno de 1972, en Sapporo y de 1998, en Nagano.
Pese a las dudas por la reciente fuga de la planta nuclear de Fukushima, Japón terminó convenciendo a los miembros del COI en una tensa y tormentosa tarde en Buenos Aires, con el argumento que el problema está radicado lejos de Tokio. Ya veremos cómo reaccionan los distintos países a esta situación.

Lo que no pudieron frenar las lluvias fueron las protestas. A la marcha del pasado viernes de organizaciones sociales contra la presencia de la princesa Ana de Inglaterra en Argentina, se sumó una manifestación de la comunidad armenia frente al lujoso hotel donde sesionaba la familia olímpica, para repudiar al primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, recordar el impune genocidio armenio de 1915 en manos de los turcos (hecho no reconocido por Turquía y que le dificulta su acceso a la Unión Europea) y las actuales violaciones de los derechos humanos por parte de su gobierno.
Pese a todo, Estambul, que aspiraba a organizar sus primeros juegos de la historia y también losprimeros en dos continentes a la vez, no lo consiguió tras escándalos de dopaje y protestas sociales en el país que mermaron sus posibilidades.
La candidatura de Tokio, que se postulaba por segunda vez consecutiva, dominó con claridad y se impuso en la votación final por 60 votos a 36 sobre Estambul. En la primera ronda había sacado 42 votos, frente a los 26 que obtuvieron tanto Madrid como Estambul, que debieron acudir a un inusual desempate que acabó prematuramente con las ilusiones de la capital española. Para Madrid fue su tercera derrota consecutiva en elecciones por sedes olímpicas. Una vez más, el COI le dio la espalda y España no podrá recibir los segundos Juegos de su historia tras Barcelona 1992.
Estambul, en tanto, aspiraba a organizar los primeros Juegos de la historia celebrados simultáneamente en Europa y Asia, aunque se consideraba que los escándalos de doping y las protestas sociales en el país habían mermado sus posibilidades.
El COI apostó con claridad a la confiabilidad japonesa, luego de unos Juegos de Río 2016 que están generando varios dolores de cabeza y pese a las dudas sobre Fukushima. “Logré aclarar varios malentendidos. En especial sobre la situación de las aguas contaminadas en Fukushima, que pudieron ser aisladas”, había explicado el primer ministro, Shinzo Abe, previo a la votación. “El mundo está preocupado por Fukushima. Déjenme decirles que la situación está bajo control. No le hizo y no le hará ningún daño a Tokio”, dijo ayer con voz y gesto enérgico Abe, durante la presentación de la candidatura ante el COI.
“El impacto del área contaminada se ha aislado a una zona de 0,3 kilómetros cuadrados”, continuó Abe. “Hemos realizado monitoreos en la región costera de Fukushima. Las normas de seguridad de Japón, tanto para alimentos como para aguas, tienen el nivel más estricto del mundo.” “Elijan a Tokio y elegirán a una nación apasionada, fuerte y creyente en el movimiento olímpico”, completó el jefe de Gobierno nipón, que llamó a “trabajar juntos para hacer del mundo un mejor lugar”.

Tsunekazu Takeda, jefe de la candidatura, puso el acento en un dato positivo de la historia del deporte nipón: “Ningún atleta japonés dio nunca positivo en Juegos Olímpicos o Paralímpicos. Nunca”.japon tokio olimpicaCELEBRAN
La postulación de Madrid incluyó a la realeza española, políticos y atletas, pero no fue suficiente para convencer a las autoridades olímpicas y los españoles se retiraron decepcionados de la zona de Puerto Madero, mientras en la Puerta de Alcalá, miles de españoles quedaron asombrados, enmudecieron y lloraron.
La española María Cappa, en La Marea, señala que ahora toca saber qué pasa con Madrid. En primer lugar, con los 8.851 millones de euros que, entre el Ayuntamiento, la Comunidad y el Estado, han invertido durante la preparación de las tres candidaturas fallidas. Quién los va a pagar, quién se lo va a devolver a los ciudadanos.
Las autoridades públicas también tendrán que explicar qué ocurrirá con las infraestructuras orientadas exclusivamente a hospedar competiciones deportivas relacionadas con los JJOO, sin que de ellas se derive ninguna utilidad para el día a día de los ciudadanos. Qué pasará, por ejemplo, con los 50 millones de euros de hipoteca que pesan sobre el Centro Acuático, del que únicamente se llegó a edificar un esqueleto de hormigón. Si terminará de construirse, si comprará alguien el edificio o si se usará como polideportivo municipal gestionado por alguna empresa privada que correrá con los gastos de mantenimiento para que los madrileños no tengan que sufragar una instalación que nunca necesitaron y nunca pidieron, agrega Cappa.
Dentro del presupuesto no COJO, se habían reservado 565 millones de euros para construir infraestructuras con las que mejorar la comunicación entre los nodos olímpicos. El dinero podría usarse para mejorar la sanidad pública, para volver a contratar a los más de 60.000 profesores despedidos a causa de la crisis financiera, económica y social que vive el país.

Lo cierto es que la ciudad japonesa, en la que el lema es descubrir el mañana, propuso una justa compacta, repartida en dos zonas de competición: una frente al mar y otra, bautizada como patrimonio, que recupera instalaciones que se utilizaron en Tokio 64. Tocó fibras sensibles y señaló que era una manera de devolver la esperanza a las personas después del terremoto y el tsunami de 2011. Y creó un terremoto y un tsunami en filas españolas y turcas.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario