Nov 2 2012
1529 lecturas

Econom铆aOpini贸n

Tramposos banqueros

A aquellos ciudadanos que a煤n lo ignoraban, la crisis les est谩 demostrando que los mercados financieros son los principales protagonistas del actual momento econ贸mico de Europa. Representan un cambio fundamental: el poder ha pasado de los pol铆ticos a los especuladores de Bolsa y a una cohorte de tramposos banqueros.

Cada d铆a, los mercados mueven sumas colosales. Por ejemplo, casi 7 billones de euros, s贸lo en deudas de los Estados de la eurozona, seg煤n el Banco Central Europeo. La decisi贸n colectiva diaria de esos mercados puede ahora derrumbar Gobiernos, dictar pol铆ticas y someter a pueblos.

El drama, adem谩s, es que estos nuevos 鈥渁mos del mundo鈥 no sienten ninguna preocupaci贸n por el bien com煤n. La solidaridad no es su problema. Menos a煤n la preservaci贸n del Estado de bienestar. La 煤nica racionalidad que los motiva es la codicia. Especuladores y banqueros, movidos por la avidez, llegan a comportarse como mafias, con mentalidad de aves de rapi帽a. Y con una impunidad casi total.

Desde que, en 2008, estall贸 la crisis 鈥揺n gran parte causada por ellos鈥, ninguna reforma seria ha conseguido reglamentar los mercados, ni meter en vereda a los banqueros. Y a pesar de todas las cr铆ticas formuladas contra la 鈥渋rracionalidad del sistema鈥, el comportamiento de muchos actores financieros sigue siendo igual de c铆nico.

Es evidente que los bancos representan un papel clave en el sistema econ贸mico. Y que sus actividades tradicionales 鈥揺stimular el ahorro, dar cr茅dito a las familias, financiar las empresas, impulsar el comercio鈥 son constructivas. Pero desde la generalizaci贸n, en los a帽os 1990-2000, del modelo del 鈥渂anco universal鈥, que a帽adi贸 toda clase de actividades especulativas y de inversi贸n, los riesgos para los ahorradores se han multiplicado as铆 como los fraudes, los enga帽os y los esc谩ndalos.

Recordemos, por ejemplo, uno de los m谩s desvergonzados, protagonizado por el poderoso banco de negocios estadounidense Goldman Sachs que hoy domina el universo financiero. En 2001, ayud贸 a Grecia a maquillar sus cuentas para que Atenas cumpliese los requisitos y pudiese ingresar en el euro, la moneda 煤nica europea. Pero en menos de siete a帽os, aquella fuller铆a se descubri贸 y la realidad estall贸 como una bomba. Consecuencia: 鈥淐asi un continente sumido en la crisis de la deuda; un pa铆s, Grecia, expoliado y de rodillas; recesi贸n, despidos masivos, p茅rdida de poder adquisitivo para los trabajadores; reestructuraciones y sacrificios de los beneficios sociales; planes de ajuste y miseria鈥 (1).

驴Qu茅 sanciones recibieron los autores de tan nefasto enga帽o? Mario Draghi, ex vicepresidente de Goldman Sachs para Europa, al corriente por tanto del fraude, fue premiado con la presidencia del Banco Central Europeo (BCE)鈥 Y Goldman Sachs cobr贸 en recompensa, por el maquillaje de las cuentas, 600 millones de euros鈥 Confirmando as铆 un principio: en materia de grandes estafas organizadas por los bancos, la impunidad es la regla.

Lo pueden confirmar los miles de ahorradores espa帽oles que compraron acciones de Bankia el d铆a en que esta entidad sali贸 a Bolsa. Se sab铆a que no ten铆a ninguna credibilidad y que el valor de su acci贸n, seg煤n las agencias de calificaci贸n, ya estaba a un paso del bono basura鈥

Los ahorradores confiaron en Rodrigo Rato, presidente entonces de Bankia y ex director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien no dud贸 en afirmar el 2 de mayo de 2012 (cinco d铆as antes de dimitir ante la presi贸n de los mercados y poco antes de que el Estado tuviese que inyectar en la 颅entidad 23.500 millones de euros para evitar su quiebra): 鈥淓stamos en una situaci贸n de mucha robustez desde el punto de vista de solvencia y tambi茅n desde el punto de vista de liquidez鈥 (2)鈥

Cierto es que, menos de un a帽o antes, en julio de 2011, Bankia hab铆a superado aparentemente las 鈥減ruebas de resistencia鈥 realizadas por la European Banking Authority (EBA) a las 91 mayores entidades financieras de Europa. Bankia hab铆a obtenido un Core Tier I Capital (capital de m谩xima resistencia) del 5,4% (3), frente a un m铆nimo exigido del 5% en una situaci贸n de m谩ximo estr茅s. Lo cual da una idea de la incompetencia e ineptitud de la EBA, organismo europeo encargado de garantizar la solidez de nuestros bancos鈥

Otras personas que pueden testimoniar sobre la desfachatez de los banqueros son las v铆ctimas, en Espa帽a, del 鈥渆sc谩ndalo de las participaciones preferentes鈥. Un fraude que afecta a m谩s de 700.000 ahorradores que han perdido sus econom铆as. Se les hizo creer que adquir铆an algo parecido a un dep贸sito a plazo fijo鈥 Pero las participaciones preferentes son un producto financiero que no est谩 cubierto por el fondo de garant铆a de los bancos. 脡stos no est谩n obligados 鈥搒i no poseen liquidez鈥 a devolver el capital inicial, ni los intereses generados.

Este timo tambi茅n ha revelado que los ahorradores espa帽oles v铆ctimas de enga帽os bancarios no pueden contar con la protecci贸n del Banco de Espa帽a o de la Comisi贸n Nacional del Mercado de Valores (CNMV) (4). Ni, obviamente, con la del Gobierno que sigue ayudando masivamente a la banca mientras su pol铆tica de recortes y austeridad castiga en permanencia a la ciudadan铆a. Para ayudar al sistema bancario espa帽ol, Mariano Rajoy solicit贸 a la Uni贸n Europea un cr茅dito de hasta 100.000 millones de euros. Entretanto, los bancos espa帽oles siguen favoreciendo la huida masiva de capitales鈥 Se estima que, hasta septiembre pasado, 220 000 millones de euros se hab铆an fugado oficialmente de Espa帽a (5) 鈥 Una suma m谩s de dos veces superior al cr茅dito solicitado a Europa para salvar el sistema bancario espa帽ol鈥

Pero no terminan aqu铆 los esc谩ndalos. Podr铆amos recordar que, estos 煤ltimos meses, los fraudes bancarios no han cesado. El banco HSBC fue acusado de blanquear el dinero de la droga y de los narcotraficantes mexicanos. El JP Morgan se lanz贸 a especulaciones desmedidas asumiendo inauditos riesgos que le acarrearon p茅rdidas de 7.500 millones de euros, arruinando a decenas de clientes. Igual le sucedi贸 a Knight Capital que perdi贸 m谩s de 323 millones de euros en una sola noche a causa de un error de un programa inform谩tico de especulaci贸n autom谩tica por ordenador鈥

Pero el esc谩ndalo que m谩s est谩 irritando, a escala mundial, es el del Libor. 驴De qu茅 se trata? La Asociaci贸n de Banqueros Brit谩nicos propone cada d铆a un tipo interbancario llamado 鈥淟ondon interbank offered rate鈥 o Libor por sus siglas en ingl茅s. El c谩lculo de esa tasa lo realiza la agencia Reuters la cual, diariamente, pregunta a diecis茅is grandes bancos a qu茅 tipo de inter茅s est谩n obteniendo cr茅ditos. Y establece una media. Como es el tipo al que se prestan dinero los principales bancos entre ellos, el Libor se convierte en una referencia fundamental de todo el sistema financiero mundial. En particular, sirve para determinar, por ejemplo, los tipos de las hipotecas de las familias. En la zona euro, el equivalente del Libor se llama Euribor y se calcula sobre la base de la actividad de unos sesenta grandes bancos. En el mundo, el Libor influye sobre unos 350 billones de euros de cr茅ditos鈥 Cualquier variaci贸n 鈥損or m铆nima que sea鈥 de ese tipo puede tener una incidencia colosal.

驴En qu茅 consisti贸 el fraude? Varios bancos (de los que sirven de referencia para establecer el Libor) se concertaron entre ellos y decidieron mentir sobre sus tipos, manipulando de ese modo el Libor y todos los contratos derivados, o sea los cr茅ditos a los hogares y a las empresas. Y eso durante a帽os.

Las investigaciones han demostrado que una decena de grandes bancos internacionales 鈥揃arclays, Citigroup, JP Morgan Chase, Bank of America, Deutsche Bank, HSBC, Cr茅dit Suisse, UBS (Union des Banques Suisses), Soci茅t茅 G茅n茅rale, Cr茅dit Agricole, Royal Bank of Scotland鈥 se organizaron para manipular el Libor.

Este enorme esc谩ndalo demuestra que la delincuencia se halla en el coraz贸n mismo de las finanzas internacionales. Y que, probablemente, millones de familias pagaron sus hipotecas a unas tasas indebidas. Muchas tuvieron que renunciar a sus viviendas. Otras fueron expulsadas de ellas por no poder pagar unos cr茅ditos artificialmente manipulados (6)鈥 Una vez m谩s, las autoridades encargadas de velar por el buen funcionamiento de los mercados hicieron la vista gorda. Nadie ha sido sancionado, aparte de cuatro compinches (7). Todos los bancos implicados siguen haciendo negocios.

驴Hasta cu谩ndo las democracias podr谩n soportar esa impunidad? En 1932, en Estados Unidos, Ferdinand Pecora, un hijo de emigrantes italianos que lleg贸 a ser fiscal de Nueva York, fue nombrado por el presidente Herbert Hoover para investigar la responsabilidad de los bancos en las causas de la crisis de 1929. Su informe fue abrumador. Propuso el t茅rmino de 鈥渂anksters鈥 para calificar a los 鈥渂anqueros g谩ngsteres鈥. Sobre la base de ese informe, el presidente Franklin D. Roosevelt decidi贸 proteger a los ciudadanos de los riesgos de la especulaci贸n. Sancion贸 a toda la banca imponi茅ndole el 鈥淕lass-Steagal Act鈥 y estableciendo (hasta 1999) una incompatibilidad entre dos tipos de actividades: los bancos de dep贸sitos y los bancos de inversi贸n. 驴Qu茅 gobierno europeo de la zona euro tomar谩 una decisi贸n semejante?

Notas

(1) Eduardo Febbro, 鈥淓l gran truco que us贸 Goldman Sachs con Grecia鈥, P谩gina 12, Buenos Aires, 13 de marzo de 2012.
(2) El Pa铆s, Madrid, 2 de mayo de 2012.
(3) Bas谩ndose en ese deplorable informe, algunos 鈥榓nalistas鈥 afirmaban 鈥撀ace apenas quince meses!鈥 que el sistema bancario espa帽ol figuraba entre 鈥渓os m谩s s贸lidos del mundo鈥濃 He aqu铆, por ejemplo, lo que escrib铆a un 鈥榙iario de referencia鈥: 鈥淒e hecho, los grandes bancos espa帽oles superan holgadamente los requisitos de capital exigidos para resistir un hipot茅tico deterioro extremo de la econom铆a durante los pr贸ximos dos a帽os鈥 (El Pa铆s, Madrid,15 de julio de 2011).
(4) Varias asociaciones han puesto a disposici贸n de las v铆ctimas su gabinete juridico. Cons煤ltese, por ejemplo: la Asociaci贸n de Usuarios de Bancos, Seguros y Cajas de Ahorro (ADICAE) (adicae.net), y la Uni贸n de Consumidores de Espa帽a (www.uniondeconsumidores.info).
(5) Cinco d铆as, Madrid, 21 de octubre de 2012.
(6) En Espa帽a, pa铆s que tiene la ley m谩s brutal en la materia, desde que se inici贸 la crisis en 2008, m谩s de 400.000 desahucios 鈥揺s decir, desalojos a la fuerza de viviendas o locales鈥, han sido ordenados por los jueces.
(7) El banco Barclays fue condenado a una multa de 365 millones de euros. Despidi贸 a su presidente, Marcus Agius. Su Consejero Delegado, Bob Diamond, uno de los responsables de la manipulaci贸n del Libor, dimiti贸鈥 a cambio de una indemnizaci贸n de aproximadamente 2,5 millones de euros.

Fuente original: http://www.monde-diplomatique.es/?url=editorial/0000856412872168186811102294251000/editorial/?articulo=34f882dc-f93c-4f4e-9c69-4c2852cdae9d

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    1 Coment谩rio

    Comentarios

    1. joaquin
      12 diciembre 2012 15:36

      Que articulo esclarecedor… me parece de gran validez relacionar, como hace Ramonet, la crisis financiera a la codicia de las entidades financieras, de los banqueros y de las supuestas autoridades encargadas de velar por su transparencia. Sin embargo hay otros enfoques de mayor amplitud en cuanto a identificar las causas de la actual crisis econ贸mica. El ge贸grafo-economista David Harvey propone debatir acerca de las contradicciones propias del modo de acumulaci贸n capitalista. Propongo para comprender mejor de lo que hablo mirar un v铆deo animado en you tube que explica sencillamente su punto de vista desde una perspectiva marxista.