Ene 26 2019
241 lecturas

Política

Trump se rinde para levantar cierre de gobierno: no logró recursos para el muro

Donald Trump tuvo que rendirse para salir de su propia trampa al permitir una reapertura del gobierno federal sin lograr obtener los fondos para su muro fronterizo, mientras que su viejo amigo y asesor informal Roger Stone fue arrestado por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) por instrucciones del fiscal especial que investiga posibles delitos en torno a la campaña del presidente.

Ante la multiplicación de los costos económicos y políticos, y las consecuencias para la seguridad nacional provocados por el cierre parcial del gobierno que detonó Trump al exigir que el Congreso aprobara 5.700 millones de dólares para su muro fronterizo, el mandatario anunció hoy que reabrirá el gobierno.

El magnate trató de ocultar su derrota, declarando desde la Casa Blanca: estoy muy orgulloso de poder anunciar que hemos llegado a un acuerdo para poner fin al cierre y reabrir el gobierno federal y llamó a los trabajadores que no recibieron dos quincenas patriotas increíbles. Con ello, retomó el tema de la crisis en la frontera, repitiendo la misma serie de afirmaciones falsas sobre migrantes y drogas, insistió que un muro o algún tipo de barrera es necesario y que espera que eso se negociará de manera bipartidista antes del 15 de febrero. Amenazó que estaba dispuesto a otro cierre de gobierno si eso no rendía frutos, y de nuevo hizo alusión a otras opciones como la de declarar una emergencia nacional.

Poco después, ambas cámaras del Congreso aprobaron una medida para financiar a todas las agencias del gobierno que habían suspendido operaciones y el pago a unos 800 mil empleados federales, suspendido durante 35 días –el cierre parcial más largo de la historia– y Trump indicó que la firmará a pesar de que no incluye ni un quinto para su muro.

Con seguridad no ayudó que el día empezó con la noticia del arresto videograbado de Robert Stone, viejo amigo y aliado de Trump, por agentes de la FBI en su casa en Fort Lauderdale, en Florida. El arresto fue realizado cuando el fiscal especial Robert Mueller presentó cargos criminales contra Stone acusándolo de mentir, obstrucción de justicia y manipulación de testigos en torno a la investigación sobre la interferencia rusa en la eleccion presidencial de 2016. En la acusación, se afirma que Stone intentó obtener información sobre los correos

Foto

electrónicos hackeados del Partido Demócrata que serían difundidos por Wikileaks para un alto oficial de la campaña electoral de Trump.

Stone fue esposado y presentado ante un juez en Florida que le otorgó liberad condicional mientras aguarda su proceso judicial. Al salir del tribunal aseguró ante periodistas que se declarará no culpable y sostuvo que nunca testificará en contra de su viejo amigo Trump, quien

tuiteó que esto era parte de la cacería de brujas más grande en la historia de nuestro país.

Con Stone, suman seis los asociados de Trump culpados penalmente por Mueller hasta la fecha. El estratega republicano es famoso por su maestría de trucos sucios en campañas políticas aquí y en exportar esta sabiduría junto con otro acusado, Paul Manafort, bajo contrato de políticos autoritarios en el extranjero.

Mientras tanto, en una encuesta del Washington Post/ABC News difundida hoy, se registró que el nivel de desaprobación de Trump se ha incrementado 5 puntos en los pasados tres meses a 58 por ciento, seguramente un factor en la decisión para abandonar, por ahora, su juego político con el muro.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario