Sep 8 2004
303 lecturas

Economía

Un asunto de color, no de discriminación

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Un matrimonio que que concibió gracias a un tratamiento de inseminación artificial en un hospital público de Módena, Italia, tuvo gemelos negros. El hecho ocurrió hace cuatro años, pero la pareja demandó al hospital, después de que las pruebas de ADN confirmaran que los bebés no son hijos biológicos de ninguno de los dos supuestos progenitores.

La pareja había seguido un tratamiento de fecundación con óvulo y espermatozoides propios en el Policlínico de Módena, y sólo en el momento de dar a luz descubrieron que las bebés eran negras.

Según La Repubblica de Roma las probetas de la pareja fieron cambiadas por otra, con un óvulo fecundado de una pareja de africana que se sometía al mismo tratamiento.

En 1998, una madre blanca dio a luz en Nueva York un bebé negro. La justicia le dio la custodia del niño a ella en lugar de a los padres biológicos. En Holanda se efectuaron pruebas de ADN a dos gemelas negras nacidas de una madre blanca en 1993. Los resultados mostraron una confusión entre el esperma de su marido y el de un hombre negro, pero la pareja pudo quedarse con las niñas.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario