Ago 18 2010
802 lecturas

Política

Un imperio al garete y sin timonel

Salvador Tió *

El Presidente Obama acaba de firmar una ley para militarizar la frontera con México. Ahora tendremos 800 millas de territorio apache en que veremos una versión local de lo que pasa en Afganistán e Iraq. Esto incluye el destacamento de 1.500 tropas de la Guardia Nacional y el uso intensivo de "drones" para patrullarla y avisar a las unidades castrenses para que intervengan y abran fuego contra los inmigrantes que las propias políticas neoliberales de los EUA en contubernio con las oligarquías han forzado a abandonar sus campos en búsqueda de oportunidades en el Norte.

Es la eterna historia de culpar a la víctima y la confirmación de la inherente debilidad y falta de liderazgo real del Presidente Obama. EEUU debe cambiar su nombre a EUX —Estados Unidos de Xenofobia—. Esta acción sella la desintegración final de la presidencia de Obama y preconiza la victoria republicana en las elecciones congresionales de noviembre.

Por eso, entre otras cosas, los republicanos ayudaron a Calderón a robarse las elecciones. Para contar con otro obamita en México que no tuviese la tesitura necesaria para considerar esa acción como un acto de agresión contra México y toda la América Central.

Esto pone de relieve la complicidad de la oligarquía mexicana con las fuerzas más retrógradas del hemisferio en esa competencia feroz por la medalla de oro de la mendacidad en la que también compiten las oligarquías de Honduras, Panamá, Colombia, Peru, Chile y Bolivia.
 
Esta acción desesperada de Obama de unirse al coro de xenófobos y racistas del Partido Republicano para impedir el éxito de la estrategia republicana para retomar el Congreso en noviembre no le resultará. La derecha fascista lo verá como lo que es, un acto de suprema cobardía, debilidad e incapacidad como líder. El voto latino reaccionará en proporción al tamaño del abismo entre lo prometido y lo ofrecido. Retomarán los republicanos buena parte del Congreso y la Presidencia de Obama será letra muerta.
 
En México será a la inversa. Según recientemente apuntara Fidel en sus comentarios al libro de López Obrador, esta ágresión al pueblo de México y Centroamérica fortalecerá el movimiento que lidera Ángel Manuel López Obrador y tendrá sus repercusiones en las elecciones del 2012 en México.

Movilizar la Guardia Nacional contra los inmigrantes latinos es una ventana abierta a convertir la frontera en un coto de caza. Ya está preparando legislación para deportar a aquellos residentes latinos que no lleven consigo sus papeles que así los legitimen. Esto no les resolverá el problema. Como quiera seguirán cruzando la frontera l@s que han sido desplazad@s como resultado de las políticas neoliberales que han diezmado los campos de cultivo de México.

Nada detendrá la droga ni los inmigrantes en impulsados a buscar oportunidades en al Norte. Solo se beneficiarán las privatizadoras carcelarias como la Correctional Corporation of América que reportarán ganancias exorbitantes e intentarán reclutar a otros latinos para poder manejar mejor las poblaciones de inmigrantes apresados.
 
No es difícil atrevrse a pronosticar un triunfo del Partido Republicano en las elecciones del 2012 y una resultante intensificación del odio y la xenofoia contra los latinos. Esto no es nada nuevo. Los fascistas siempre recurren a los chivos expiatorios para distraer la atención sobre las verdaderas causas de su malestar y su empobrecimiento. Y así siempre han sido manipulados por los fabricantes de armas y los fabricantes de mentiras que desean mantenerlos en estado de subordinación perpetua.
 
Esto plantea un dilema político y moral a los ocho millones de puertorriqueñ@s que somos ciudadanois de ese país. ¿Se unirán al coro de voces racistas contra lo que ellos mismos representan? ¿Renegarán de su innegable identidad caribeña y latinoamericana? ¿Ingresarán en la Guardia Nacional y la Homeland Security para demostrar que ellos son mejores y más gringos que los gringos? ¿O sentirán indignación ante los atropellos contra sus hermanos latinoamericanos y expresarán su solidaridad con su voto, con su voz y su conducta?

En Puerto Rico gobierna el país un engendro cuya única nación es EEUU. Preside un partido mal llamado nuevo y progresista que propone la anexión de Puerto Rico a ese país y ha desatado un tsunami de medidas neoliberales que han agravado la difícil situación por la que atraviesan los puertorriqueños. Su presidente, el Sr. Fortuño Burset es un escuálido que avergonzaría hasta la misma oligarquía latinoamericana. Su norte es ser candidato a la Vicepresidencia de los EUA. Su Norte no es el Sur.

La prensa puertorriqueña le ha permitido pasar con fichas sobre estos asuntos. No lo han confrontado con las preguntas que le obliguen a definirse sobre las políticas racistas y xenofóbicas de su partido. Ha llegado la hora de confrontarlo. a llegado la hora de confrontarnos. Ya Don Pedro Albizu Campos lo había puesto sobre el tapete hace casi 80 años: "Ha llegado el momento de la suprema definición, o yanquis o puertorriqueños"
 
Fortuño y su partido confrontan una insalvable contradicción. Por un lado quieren verse como artífices de una estrategia para atraer el voto latino al Partido Republicano. Por otro lado se les requiere que demuestren que son más yanquis que los yanquis mismos. Sospecho que, tanto él como el candidato popular verán esta situación como una oportunidad para que decenas de miles de puertorriqueños se sumen a las nóminas del Pentágono la Homeland Security para demostrar que son merecedores de ser considerados leales al poder federal.

Ese es el corolario de su política de mal llamada unión permanente con los EUA. Pero también sospecho que millones de puertorriqueños no se dejarán manipular para convertirse en verdugos y carceleros de cientos de miles de latinoamericanos.

No veo como esta exacerbación del racismo xenofóbico en los EUA sea cónsono con las aspiraciones de los anexionistas de la isla. Las mismas fuerzas que llevan a la militarización de la frontera militarían en contra de admitir a Puerto Rico como estado y la intensidad de la protesta y la insurrección de masas en Puerto Rico que cada vez será más intensa ante las políticas ultra reaccionarias neoliberales en la isla será vista con aprensión entre sus potenciales aliados del norte.

Ya no será posible para los puertorriqueños permanecer al margen de este asalto y agresión contra los inmigrantes latinoamericanos. La única postura aceptable desde cualquier punto de vista para los puertorriqueños de aquí y de allá será la de oponerse a esta escalada xenofóbica y unirse a sus hermanos latinoamericanos. La fuerza política latina es un gigante dormido que amenaza con despertar.

La unión de todos los grupos será esencial para forzar la mano de los fascistas que no podrán seguir militarizando su política en todas las fronteras del mundo a la vez. Y es claro que han fracasado en sus intentos de "pacificación" en Iraq, Afganistán, Colombia y Bolivia. Ahora la militarización de su política exterior les ha llegado al borde de su propia frontera y amenaza con despertar respuestas armadas en su propio territorio si continúan arrinconando y estigmatizando a los pueblos latinoamericanos esencialmente mestizos o indígenas.

Es mi firme convicción que este frente de lucha que los EUA han creado, si persisten en exacerbarlo, tendrá enormes consecuencias adversas para ellos. No tienen manera de detener el tsunami humano que ellos mismos han ayudado a gestar. No tienen la capacidad de desarrollar una política que reconozca la dignidad de Latinoamérica. Su larga historia de golpes, magnicidios, masacres y genocidio los ha marcado y definido indeleblemente.

Han perdido su Norte y su capacidad para ejercer un liderazgo que se sostenga sobre la inherente justicia de sus posturas. Son un imperio en decadencia y sin salida porque carecen de la humanidad para examinarse y su capitalismo tardío y decadente cada vez más dependerá de la explotación y sometimiento de pueblos que cada vez más los retarán.
 
Esta difícil situación no se discute de esta manera en CNN, Fox, ABC o CBS. La tendenciosidad de sus medios de comunicación es ahora su propio enemigo porque han ayudado a despertar al monstruo del racismo y la xenofobia hasta el punto que se salido de su cauce y ya no lo pueden contener.

La situación es sumamente peligrosa porque han perdido su capacidad de manipulación económica y solo les resta la respuesta que puedan dar con las armas y con el enorme aparato de inteligencia que recientemente ha destapado el Washington Post en un reportaje en que suenan la voz de alarma. Han perdido la capacidad de autocriticarse.

Esto significa que veremos una intensificación de la agresión y el terrorismo de Estado emanando de un pueblo que fue una promesa para la humanidad y ahora es la principal amenaza a la paz, la justicia, la igualdad y la fraternidad de los pueblos. No podrán continuar sosteniendo su estilo de vida si dependen para ello del capitalismo y el militarismo para lograrlo.

La contradicción es insalvable mientras no corrijan su infame derrotero imperial. Difícil tarea. Su sistema político ha mostrado ya ser incapaz de producir verdader@s hombres y mujeres de estado. Todo sistema que pierda su capacidad para ajustarse a las realidades que confronta o siquiera reconocer las limitaciones de sus posturas está avocado a su autodestrucción. Quisiera equivocarme pero en vez de redefinir su rumbo insisten en profundizar las contradicciones.

Se necesita un cambio de rumbo pero la nave sigue al garete y su timonel está paralizado.

* Integra el Movimiento Continental Bolivariano en Puerto Rico.
En www.adital.org.br

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario