Oct 6 2012
808 lecturas

Despacito por las piedras

Un presagio de guerra con consecuencias impensables

El ataque de las potencias occidentales contra Siria, en el camino de aislar y derrotar a Irán que es su objetivo final en el Medio Oriente, vivió esta semana una escalada muy peligrosa. Hasta ahora venían alimentando la guerra interna. Miles de “voluntarios” provenientes de Arabia Saudita, Turquía y fuerzas de Al Qaeda eran los protagonistas principales de esos enfrentamientos. Lo de Siria es posterior a la victoria en Libia, no hace mucho. A la invasión y ocupación de Irak, tiempo atrás. En ambos casos terminaron asesinado a sus líderes Muamar Gadafi y Saddam Hussein.

Dados estos antecedentes Siria vive en medio de fuertes enfrentamientos internos. Algunos obuses provenientes de territorio Sirio impactaron dentro de Turquía motivando varios muertos. El gobierno sirio pidió disculpas asegurando que fue un accidente que no se volvería a repetir. En el ínterin el parlamento turco aprobó una moción autorizando al gobierno de su país a enviar tropas a Siria. La decisión turca fue aplaudida por quienes combaten al gobierno sirio desde el interior del país. También la OTAN se manifestó en apoyo a esta posición turca. Dentro de Turquía se han producido movilizaciones bajo las consignas ¡No a la guerra!; ¡No a la invasión imperialista! Esta escalada nos acerca a una guerra de consecuencia impensables.

Juan Guahán

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario