Mar 2 2017
1059 lecturas

Pol铆tica

Una cumbre para fortalecer el ALBA en tiempo de dificultades y 聽agresiones

La XIV Cumbre del ALBA, a celebrarse en Caracas el domingo 5 de marzo al conmemorarse cuatro a帽os del fallecimiento del expresidente venezolano Hugo Ch谩vez, es una buena oportunidad para trazar nuevas metas en la batalla que libran sus pa铆ses miembros por la definitiva independencia, la unidad y la integraci贸n de las naciones latinoamericanas y caribe帽as ante la ofensiva neoliberal y la agresi贸n imperial.

La reuni贸n cobra especial importancia por el hecho que los gobiernos que componen el Alba son, en Am茅rica Latina, el enemigo contra el cual el nuevo inquilino de la Casa Blanca est谩 montando un dispositivo m煤ltiple de acci贸n propagand铆stica de masas, cerco diplom谩tico y guerra. Nacida por un acuerdo suscripto en La Habana, el ALBA sepult贸 a la neoliberal 脕rea de Libre Comercio para las Am茅ricas (ALCA), que cre贸 Estados Unidos con el prop贸sito de mantener su dominio en la regi贸n que se extiende del R铆o Bravo hasta la Patagonia.

No es nuevo: los gobiernos de los pa铆ses del ALBA聽 han sido v铆ctimas desde su fundaci贸n de las m谩s diversas campa帽as por parte de la derecha regional e internacional, pero han sabido resistir y seguir unidos, construyendo logros sociales en beneficio de los pueblos, mientras otros paises de la region como Argentina y Brasil viven, con la restauraci贸n de聽 la derecha,聽 el derrumbe de las conquistas sociales alcanzadas.

Uno de los objetivos cardinales de esa cita ser谩 asegurar la distensi贸n en la regi贸n, tomando en cuenta los preceptos recogidos en la Proclama de Am茅rica Latina y el Caribe como Zona de Paz, adoptada en la II Cumbre de la CELAC, efectuada en La Habana, en 2014.

Y ante las amenazas de toda 铆ndole que padecen los migrantes se espera una actitud en茅rgica en la defensa de los derechos humanos, superando la actual postura de indiferencia ante las deportaciones, tensi贸n racial, incertidumbre econ贸mica y riesgo de da帽os a la integridad f铆sica y emocional de los migrantes, as铆 como una acci贸n contundente de cara a los renovados br铆os cobrados por el racismo y la xenofobia, no solo entre los ciudadanos estadounidenses a partir de la campa帽a y el triunfo en la elecci贸n presidencial de Donald Trump, sino tambi茅n en varios pa铆ses latinoamericanos.

El ALBA de Fidel y Ch谩vez

La Alternativa Bolivariana de los Pueblos de Nuestra Am茅rica (ALBA) se materializ贸 el 14 de diciembre de 2004, como respuesta al ALCA amenazante, de la mano de los entonces presidentes de Cuba y Venezuela, Fidel Castro y Hugo Ch谩vez (hoy ambos fallecidos).

Resultado de imagen para fidel y chavez fundan el albaEn junio de 2006, a petici贸n del presidente Evo Morales, la iniciativa pas贸 a llamarse Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Am茅rica-Tratado de Comercio con los Pueblos (ALBA-TCP).

La cumbre ser谩, asimismo, un recordatorio de los principios de Fidel y Ch谩vez, que lucharon junto a sus pueblos por un mundo mejo,聽 lleno de paz y sin desigualdades para nuestra regi贸n. Una muestra de ello es el reciente fracaso de las campa帽as anticubanas orquestadas en el seno de la Organizaci贸n de Estados Americanos (OEA) y prohijadas en particular por su secretario general Luis Almagro, ante las cuales el gobierno de La Habana reiter贸 que la isla jam谩s volver谩 a la OEA y estar谩 siempre junto a los humildes y las fuerzas progresistas de la regi贸n como el ALBA.

ALBA, integrada por Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Ecuador, San Vicente y Las Granadinas y Antigua y Barbuda. parte del reconocimiento de las asimetr铆as existentes entre los pueblos para, a partir de las mismas, desarrollar acuerdos de colaboraci贸n y cooperaci贸n solidaria para resolver sus problemas, entre ellos la alfabetizaci贸n y la ayuda econ贸mica a pa铆ses como Hait铆 y Nicaragua en lo concerniente a la generaci贸n el茅ctrica.

Entre los programas m谩s emblem谩ticos se encuentran la Operaci贸n Milagro, dirigido a atender problemas de la visi贸n de los ciudadanos, as铆 como ayuda m茅dica de otra naturaleza; el Fondo Cultural de la ALBA y la Escuela Latinoamericana de Medicina establecida.Resultado de imagen para banderas de los paises del alba

Una de la herramientas con las que cuenta la organizaci贸n, Petrocaribe fue creado en 2005 por iniciativa de Venezuela con el objetivo de suministrar combustibles a los pa铆ses miembros en condiciones ventajosas de pago, como cr茅ditos blandos y bajas tasas de inter茅s. Venezuela exporta 100.000 barriles diarios a los pa铆ses del bloque que generaban una factura de 4.000 millones de d贸lares, de la cual una parte se paga en efectivo y el resto estar铆a subsidiado.

La nueva estrategia de EEUU, de vaciamiento de los organismos de integraci贸n regionales, p
areciera ser la de estrechar lazos comerciales y militares con los pa铆ses de Petrocaribe ante el peligro de contagio mim茅tico de los ideales bolivarianos, al depender de Petrocaribe para su abastecimiento energ茅tico. El saliente secretario de Estado norteamericano fue claro al se帽alar que 鈥渟i Petrocaribe llegara a caer debido a los acontecimientos en Venezuela, podr铆amos acabar con una grave crisis humanitaria en nuestra regi贸n鈥.

En enero de 2015, el gobierno estadounidense celebr贸 una Cumbre de Seguridad Energ茅tica en el Caribe en la que inst贸 a los pa铆ses de la regi贸n a diversificar sus fuentes de energ铆a, confiar m谩s en las inversiones privadas y reducir as铆 su dependencia de Petrocaribe. 聽Hoy esta ofensiva estadounidense se fortifica con las agresiones emanadas por el gobierno de Donald Trump.

Pareciera que ya no hacen falta Tratados de Libre Comercio de nueva generaci贸n: de facto, sin tener en consideraci贸n las constituciones nacionales ni las normas jur铆dicas internas e internacionales, la derecha enquistada en el poder en Sudam茅rica avanza hacia la imposici贸n de un bloque pol铆tico-comercial, digitado desde Washington, que reivindica el proyecto frustrado del 脕rea de Libre Comercio de las Am茅ricas (ALCA).

El plan es el mismo del ALCA y hoy encuentra en los gobiernos de derecha de Argentina y Brasil (uno llegado por los votos, otro por golpe de Estado) la decisi贸n de retomarlo, hablando de flexibilizaci贸n, modernizaci贸n, inserci贸n en el mundo, se帽ala el analista del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico, Rub茅n Armend谩riz.

Para ello obturan programas alternativos como un Mercosur m谩s fuerte, con falaces argumentaciones jur铆dicas y con decisiones que no se adaptan a ning煤n tratado ni normativa 鈥揷reando una realidad de inseguridad jur铆dica en la regi贸n que, obviamente, significar谩 un c煤mulo de dudas en el momento de exigir inversiones-, alentando una mayor concentraci贸n y menor importancia relativa del trabajo, la desregulaci贸n de las industrias de servicios y la ruptura de toda norma proteccionista, nacional o regional, de compras gubernamentales.

alca-noPero m谩s all谩 de esta ofensiva neoliberal y dependiente de los mandatos estadounidenses, hay que recordar que en la 煤ltima d茅cada, despu茅s de la derrota del ALCA en Mar del Plata, nuestros pa铆ses no privilegiaron -porque no pudieron o no quisieron- la conformaci贸n de un gran mercado interno plurinacional basado en la complementaci贸n productiva, ni priorizaron el progreso tecnol贸gico conjunto a trav茅s del aumento del stock de conocimiento, pero enfatizaron el sendero de la divisi贸n del trabajo aprovechando la demanda asi谩tica de productos. Y esta cumbre del ALBA es crucial para avanzar en este sendero.

Trump redobla la agresi贸n

Venezuela, el pa铆s miembro con mayores recursos de los que integran esa organizaci贸n, y otros como Bolivia, Ecuador y Nicaragua, adem谩s de Cuba, han sido objeto de agresiones de todo tipo por parte de Estados Unidos y las derechas nacionales e internacional 鈥搒umadas al bomardeo permanente de los medios de comunicaci贸n comerciales, cartelizados-聽 para debilitar y conseguir destronar a sus gobiernos progresistas, y de facto intentar desintegrar al ALBA.

La Revoluci贸n Bolivariana, ha sido y es, sin duda alguna, la principal diana de los disparos continuos de Washington dirigidos contra la entidad integradora. El Pent谩gono y la Casa Blanca no esconden su hip贸tesis que derrumbando el proceso revolucionario en Venezuela, el ALBA sufrir铆a un golpe mortal, precisamente por 茅sta la de mayor fortaleza econ贸mica.

La ofensiva desestabilizadora del gobierno de EEUU contra Venezuela no ceja. La Canciller venezolana, Delcy Rodr铆guez, denunci贸 esta semanas ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, que hay un 鈥減roceso de agresi贸n contin煤a por parte de la derecha internacional鈥 que intenta su intervenci贸n injerencista y causar profundas heridas sociales a trav茅s de la violaci贸n de los Derechos Humanos del pueblo venezolano.

A Venezuela 鈥渓os poderes imperiales la han determinado, y seleccionado como un objetivo imperial contra su modelo de derechos humanos, que es inclusivo, que es universal (鈥) Hoy a pesar de las agresiones econ贸micas multiformes, Venezuela exhibe cifras que pocos pa铆ses desarrollados pueden mostrar a la humanidad. Hace apenas unos d铆as el presidente Nicol谩s Maduro, entregaba la vivienda 1 mill贸n 500 mil en medio de la guerra econ贸mica y de la ca铆da de los precios del petr贸leo. En medio de estas condiciones, Venezuela mantiene su modelo irreversible en materia de derechos humanos y eso la hace una amenaza para el orden econ贸mico genocida鈥, a帽adi贸鈥.

La canciller record贸 que el gobierno bolivariano invierte un 74% de sus ingresos a la inversi贸n social y seg煤n el 铆ndice de Gini, m茅todo utilizado para medir la desigualdad en la distribuci贸n de los ingresos, Venezuela tiene el menor nivel de desigualdad social en la regi贸n, con un 铆ndice de 0.38 %. La medici贸n del 铆ndice de Gini oscila entre 0, para el pa铆s con mayor igualdad, y uno 聽para con m谩s desigualdad.

Delcy Rodr铆guez hizo un llamado para la construcci贸n de un nuevo orden mundial, en el que a los poderes financieros, causantes de pobreza y desigualdad, se les impidan la violaci贸n masiva de los derechos humanos. Y record贸 que, el presidente Maduro en su condici贸n de mandatario del Movimiento de Pa铆ses No Alineados ha llamado a alzarse contra este orden internacional injusto, ha llamado a la conformaci贸n de un frente mundial por la paz, contra la intolerancia, contra el odio y por el di谩logo de civilizaciones. 鈥淗ay que construir un nuevo orden mundial, queda poco tiempo para salvar a la humanidad de este modelo inmoral鈥, precis贸 la Canciller.eeuu trump mueca

La revolucion bolivariana, que vive momentos complejos y es v铆ctima de continuas campa帽as injerencistas, cuenta con el apoyo de los pa铆ses del ALBA, donde se siente un聽 inmenso amor por la tierra de Ch谩vez, a quien Fidel Castro calificara como el mejor amigo de Cuba. La cita de Caracas ser谩 oportuna para intensificar la solidaridad con Venezuela, en defensa de la paz, su soberan铆a, su libre autodeterminaci贸n, y frente a las injerencias externas en sus asuntos internos.

Entre el ALBA y Mercosur

Por ejemplo, Bolivia, Ecuador y Venezuela, han avanzado en cambio en una rediscusi贸n profunda de sus formas de desarrollo institucional y econ贸mico. Los tres reformaron sus constituciones en sentido social, ampliando la gama de derechos para un sector cada vez m谩s amplio de la poblaci贸n y con la explicita intenci贸n de consolidar la eliminaci贸n de los hist贸ricos privilegios de los que gozaba un sector reducido y acaudalado de esos pa铆ses.

La nacionalizaci贸n de los recursos hidrocarburiferos, el otorgamiento de sujeci贸n jur铆dica a la naturaleza, la declaraci贸n de plurinacionalidad y pluriling眉ismo, o la intenci贸n de transformaci贸n de la estructura del Estado hacia el socialismo y el Buen Vivir, quedaron impresas en la carta magna de esos pa铆ses y gu铆an -en teor铆a-, sus leyes y sus gobiernos. Pero la derecha, con libreto escrito en Washington, quiere borrar de un plumazo esas definiciones.

bol nacionalizacionHay factores que diferencian profundamente a los procesos generados en los pa铆ses del ALBA con los del Mercosur, hoy en desmantelamiento. El principal tiene que ver con la generaci贸n de los movimientos que llevaron al gobierno opciones alternativas al neoliberalismo de los 90. En los pa铆ses progresistas del Cono Sur, los presidentes 鈥搒urgidos de la movilizaci贸n popular- debieron apoyarse en estructuras hist贸ricas, en muchos casos muy vinculadas a la corrupci贸n o con profundas diferencias internas acerca del rumbo a encarar.

El kirchnerismo se bas贸 en la 聽prebendista estructura del Partido Justicialista, en Brasil, Lula y Dilma, si bien proven铆an del sindicalismo y de la lucha del PT, se vieron obligados a pactar con la estructura partidaria del PMDB, que estuvo en todos los gobiernos democr谩ticos desde 1985 sin jam谩s ganar una elecci贸n con f贸rmula presidencial propia.

Este tipo de alianzas le costaron muy caro al progresismo latinoamericano, como en el caso de Fernando Lugo y su cogobierno con el Partido Liberal, aliado del coloradismo en el golpe de 2012. o las vertientes que demostr贸 el frenteamplismo uruguayo, hoy m谩s proclive a negociar Tratados de Libre Comercio con las potencias que sus vecinos de derecha, recuerda el analista argentino Federico Larsen.

El petr贸leo y el gas, geopol铆ticamente claves

petrocaribe55Venezuela constituye un pasadizo mar铆timo hacia el Atl谩ntico que conecta comercialmente a Sudam茅rica con Estados Unidos y Europa, regi贸n geopol铆ticamente clave para el posicionamiento militar de las potencias, un mercado estrat茅gico para construir poderosas 谩reas de influencia en lo energ茅tico, econ贸mico y financiero.

Es por ello que las corporaciones petroleras de EEUU y sus operadores pol铆ticos buscan generar un clima de inseguridad y zozobra en los pa铆ses de la regi贸n con respecto a Petrocaribe, desestimulando las bases de apoyo al acuerdo de cooperaci贸n para llevar a los pa铆ses miembros a someterse a contratos desventajosos y financieramente da帽inos para ello, beneficiando directamente a las trasnacionales petroleras.

Mientras, Estados Unidos viene incrementando su producci贸n de gas natural desde el a帽o 2007, mediante t茅cnicas de extracci贸n no convencional (fracking), sustituyendo la importaci贸n del gas trinitatario por la producci贸n interna, con la meta de exportaci贸n del excedente producido hacia el Caribe.

Este plan de convertirse en una potencia gas铆fera competitiva con exportadores consolidados como Rusia e Ir谩n, ha ayudado a la ca铆da de los precios del petr贸leo. Estados Unidos busca en el gas una apuesta geopol铆tica para disputar mercados globales y zonas de influencia estrat茅gicas, entre ellas el Caribe, por su proximidad y por su peso dentro de la ecuaci贸n del poder continental.

Las declaraciones de John Kelly -ex jefe del Comado Sur y actual secretario de seguridad nacional- y John Kerry (ex secretario de Estado) en marzo de 2015, sobre el inminente colapso de Petrocaribe que traer铆a una 鈥渃risis humanitaria鈥 para la regi贸n, ten铆an como objetivo influir negativamente en los gobiernos para que firmaran acuerdos de suministro de gas natural con EEUU y proyectos de endeudamiento, en menoscabo de Petrocaribe.

En las dos Cumbres de Seguridad Energ茅tica en el Caribe, en聽2015 y 2016 en Washington, encabezadas por el ex vicepresidente Joe Biden, se busc贸 construir una instancia paralela a Petrocaribe y regularizar una plataforma de financiamiento para presionar a los pa铆ses del Caribe en cuanto a c贸mo perfilar su situaci贸n energ茅tica, precarizada durante d茅cadas por la expoliaci贸n de las corporaciones trasnacionales que hoy dicen querer ayudar.petrocaribe - copia

El gas natural como apuesta geopol铆tica para retomar el control de esa regi贸n no es m谩s que otra excusa para dominarla, endeudarla y hundirla en la miseria. Pero contrario a la inestabilidad y alto endeudamiento que significa la alternativa estadounidense del gas natural para la regi贸n, Petrocaribe, a煤n con todas las complicaciones que ha tenido Pdvsa producto de la salvaje ca铆da de los precios del petr贸leo, sigue mostrando resultados positivos.

Cubre el 32% de petr贸leo del Caribe, ha incidido positivamente en el 25% del PIB de cada uno de sus pa铆ses, las refiner铆as y empresas mixtas dirigidas por PDV Caribe, facilitan el acceso a los hidrocarburos y las modalidades solidarias de pago, evitan que el endeudamiento se transforme en un yugo que limite sus posibilidades de crecimiento econ贸mico.

2017 ser谩 sin lugar a dudas un a帽o de recrudecimiento en la disputa por el Caribe. Por ello, la nueva cumbre del ALBA significa el refortalecimiento de la organizaci贸n latinoamericano-caribe帽a y la elaboraci贸n de planes y 聽propuestas alternativas que buscan modificar el orden establecido desde sus ra铆ces , intensificar la unidad y la integraci贸n, en momentos de dificultades econ贸micas, financieras y pol铆ticas.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario