Ene 19 2019
215 lecturas

AmbienteSociedad

Una dieta para alimentar al mundo: propuesta de científicos ante el aumento de la población y el deterioro del planeta

La revista médica británica The Lancet publicó la propuesta de una nueva dieta, diseñada por una treintena de científicos de 16 países. La bautizaron “la dieta de la salud planetaria” y propone un cambio en los hábitos alimenticios a fin de preservar la vida en el planeta. El punto más destacado es la supresión casi total de carne en la dieta, en mundo que dentro de treinta años llegaría a los 10 mil millones de habitantes.

La dieta plantea que si una persona come carne todos los días, debería limitar su ingesta a no más de una hamburguesa a la semana o un churrasco por mes. Los científicos plantean que las plantas son el origen de las proteínas a consumir. Por eso se recomienda comer nueces y legumbres todos los días. Y las frutas y verduras deberían constituir la mitad de la dieta diaria.

Según la investigación publicada en The Lancet, de este modo se evitaría la muerte de once millones de personas por año, en relación a la disminución de enfermedades por alimentación poco saludable, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y diversas formas de cáncer.

Para los investigadores, la dieta, que puede servir para alimentar a más personas, va de la mano con la reducción en la emisión de gases, con lo cual se evita la extinción de especies y se preserva el agua. Aunque eso solo no alcanza: sugieren reducir a la mitad el desperdicio de alimentos y aumentar la producción de alimentos agrícolas.

Según los científicos, la dieta diaria debería ser del siguiente modo

Nueces: 50 gramos.

Garbanzos, lentejas y otras legumbres: 75 gramos.

Pescado: 28 gramos.

Huevos: 13 gramos (uno por semana).

Carne: 14 gramos de carne roja y 29 gramos de pollo.

Carbohidratos: 232 gramos de granos enteros (como pan y arroz) y 50 gramos de vegetales ricos en almidón.

Productos lácteos: 250 gramos (el equivalente a un vaso de leche).

Verduras: 300 gramos.

Frutas: 200 gramos.

Azúcar: 31 gramos.

Aceite: 50 gramos.

Para Walter Willet, de la Universidad de Harvard, no habría problemas en acostumbrarse al sabor. Sobre la dieta que propuso junto a sus colegas, manifestó que “hay una variedad tremenda allí “y que se los puede combinar “de miles de maneras diferentes”, al tiempo que remarcó que “no estamos hablando de una dieta de privación”, sino de “una alimentación saludable, flexible y agradable”.

¿Qué cambios habría que llevar adelante para que se pueda implementar “la dieta de la salud planetaria”? América y Europa deberían recortar de manera masiva la carne roja; el sudeste asiático tendría que prescindir del pescado; y África hacer lo propio respecto de las verduras con almidón.

“La humanidad nunca ha intentado cambiar el sistema alimentario a esta escala y velocidad”, dijo por su parte Line Gordon, profesora en el Centro de Resiliencia de Estocolmo, donde se coordinó el proyecto de la dieta. “Ya sea una fantasía o no, una fantasía no tiene por qué ser mala;  es hora de soñar con un mundo mejor”, dijo, respecto de la iniciática que congregó a 37 científicos.

Entre quienes participaron hay expertos  en agricultura, en nutrición y en cambio climático. Su trabajo de investigación les llevó dos años. El sentido de la dieta recomendada es, ni más ni menos, que salvar vidas. El mundo llegó a los 7 mil millones de habitantes en 2011 y hoy se calcula que hay 7700 millones. Para 2050 la cifra rondaría los 10 mil millones. Con lo cual la alimentación de esa cantidad pasa a ser un problema de primer orden.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario