Abr 22 2008
254 lecturas

Política

Una propuesta que irrita a Washington, la Unión Latinoamericana

 La idea de un organismo que se contraponga a la OEA despierta interés en los presidentes latinoamericanos pero también la preocupación de Estados Unidos que ve afectados sus intereses en la región.

 
El presidente ecuatoriano Rafael Correa insistió en formalizar su propuesta de crear una Organización de Estados Latinoamericanos como contrapeso a la Organización de Estados Americanos (OEA). Se trataría de una “colectividad de naciones independientes y soberanas, que cobije nuestras esperanzas, las demandas de nuestros pueblos y aporte de manera positiva y real a los principios de autodeterminación y solidaridad continental”, manifestó Correa.
 
La idea del primer mandatario tiene como fundamento la reciente resolución del conflicto suscitado entre su país y Colombia luego de que el ejército de este último invadiera territorio ecuatoriano para atacar a un grupo de integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
 
En aquella ocasión, la disputa diplomática encontró un principio de acuerdo en el marco del Grupo de Río. Mientras tanto, la OEA aún no se pronunció formalmente teniendo en cuenta las presiones ejercidas por Estados Unidos para no condenar la acción colombiana.
 
Es por esto que Correa aprovecha la experiencia reciente para afirmar que una organización latinoamericana serviría para zanjar diferencias sin tener que “invocar tutelajes extraños a nuestra historia”.
 
La idea inicial del primer mandatario ecuatoriano es formar un ente sin la presencia de Estados Unidos y Canadá pero con la inclusión de “países que inexplicablemente han sido separados y discriminados de foros internacionales, como Cuba”, manifestó.
La reciente cumbre de jefes de Estado del Grupo de Río llevada a cabo en República Dominicana dejó en claro la capacidad de los países latinoamericanos para resolver los conflictos de manera independiente, fundamento Correa, mientras en la OEA es más difícil por la oposición de Washington.
 
Para el ecuatoriano la postura de Estados Unidos de justificar la posibilidad de agredir a otros países en defensa de la seguridad nacional no coincide con “los valores, los principios, la base de convivencia que hemos tenido en Latinoamérica”.
En principio, la propuesta de Rafael Correa fue bien recibida por su par mexicano Felipe Calderón quien se mostró entusiasmado con la posibilidad de un nuevo organismo.
 
En este sentido, el ecuatoriano afirmó que "he mandado una carta a todos los presidentes de la región… proponiendo avanzar en la creación de esa organización… la iniciativa tuvo un respaldo que me sorprendió” aseguró en rueda de prensa. Por lo tanto, Correa expresó que aprovechara los próximos foros regionales para darle impulso a la iniciativa.
 
Cabe destacar, que paralelamente a la propuesta ecuatoriana, Brasil y Venezuela ultiman detalles para formalizar la creación de un Consejo Sudamericano de Defensa (CSD). La CSD sería un mecanismo de integración que serviría para resolver conflictos diplomáticos. La idea obviamente no agrada en Washington ya que se trataría de un contrapeso muy importante a su objetivo de control sobre su “patio trasero”.
 
Respecto a esto, Correa aclaró que la posible organización no se contrapone al CSD. Aunque aclaró que un organismo latinoamericano debería contar con un consejo de seguridad propio para mantener la estabilidad y la paz en toda la región. “Ojala algún día contemos con una política de Defensa común y Fuerzas Armadas integradas a nivel regional, expresó el presidente de Ecuador.
 
La propuesta de Correa se convierte en una gran posibilidad para los países de América Latina y el Caribe de desarrollar una entidad capaz de resolver cuestiones sin la asfixiante presión ejercida por Estados Unidos en el seno de la OEA.
Por otra parte, una organización de este tipo significaría la posibilidad para sus miembros de contar ante el mundo con voz propia ante diversas cuestiones ya que en la actualidad la voz de la OEA es la voz de Washington con el beneplácito de todo el continente.
 
En conclusión, vale repetir una frase muchas veces repetida: “El futuro de Latinoamérica pasa por la integración”.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario