Abr 6 2005
318 lecturas

Política

Una voz desde la lucha

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Editorial. 2005. Cantos de sirena. Nuevos cantos de sirena se anuncian en el horizonte, cuando la Concertación de nuevo entra a buscar votos para un nuevo período.

Frente a esa acción los etnonacionalistas mapuche deben ser claros desde ya, en llevar hasta los últimos rincones del territorio la denuncia de las políticas discriminatorias dominantes, en la Concertación como en sus rivales, una pizca más a la derecha.

foto
Cárcel de Angol: presos finalizan huelga de hambre. Tras permanecer 25 días en huelga de hambre, los presos políticos mapuche Jaime Marileo Saravia, Patricio Marileo Saravia, Juan Carlos Huenulao, Jaime Huenchullan y Jorge Manquel decidieron el pasado 1º de abril poner fin a su movilización, siendo trasladados a un recinto hospitalario de Gendarmería ante el grave deterioro de su estado de salud.

Según señaló la Agrupación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos Mapuche a través de un comunicado público, en dicho recinto asistencial se buscaría compensar medicamente todo el desgaste que significó para ellos el ayuno forzado.

Vecinos de Benetton en Chubut. Una delegación de once ciudadanos italianos residentes en Treviso, sede de la multinacional Benetton, se encuentra en la región para hacer efectivo su apoyo al pueblo mapuche en el conflicto que mantiene con el grupo textil. La intención de los europeos es contribuir a la puesta en marcha de una radio que transmitirá desde El Maitén.

El viaje es una iniciativa de la Asociación Ya Basta, que colabora hace años con las comunidades chiapanecas del sureste mexicano y el pueblo palestino.

Desastre ambiental en Valdivia: las otras víctimas. “Las aves pueden emigrar; pero, a diferencia de los cisnes, las familias no pueden levantar vuelo de la noche a la mañana con niños y todo lo demás (…) Que no nos vengan con cuentos: de un día para otro no poder salir de la casa a ciertas horas debido al mal olor, comenzar con afecciones respiratorias, irritación en los ojos, escuchar durante horas un ruido ensordecedor, sufrir la muerte de animales y bajas en la producción agrícola, no son cualquier cosa, tampoco coincidencias”.

Luis Arraigada es categórico en sus dichos. Cómo no, si vive en Rucaco, a 300 metros del gigante montado por Celulosa Arauco.

Coordinación Mapuche: la unidad como bandera. Entre los esfuerzos por articular el movimiento mapuche en Gulumapu, destaca el trabajo realizado por la Coordinación de Organizaciones e Identidades Territoriales Mapuche. Apostando al rescate de formas autónomas de organización y con una vocación unitaria, a logrado hacer confluir en su seno a una larga lista de organizaciones y asociaciones, convencidas que solo la unidad de acción podrá impulsar la lucha mapuche hacia niveles superiores.

Entre ellos, la disputa de espacios concretos de gobernabilidad. Pasado, presente y futuro. Todo ello en la voz de tres de sus voceros o werkenes.

Delegación en Washington: mapuches ante la OEA. En la OEA, dirigentes mapuche mostraron la otra cara del Chile “democrático” actual, aquella que no menciona el ministro José Miguel Insulza, en sus discursos como candidato a ocupar el puesto de Secretario General de dicho organismo.

“Chile viola gravemente los derechos humanos del pueblo mapuche”, denunció a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una comisión compuesta por destacados dirigentes y asesorada por diversos equipos jurídicos. La comitiva solicitó a la CIDH examinar en terreno estas denuncias.

Comunidad Lonko Purrán: el desprecio del petróleo. A fines de 2004 la comunidad mapuche Lonko Purran fue nuevamente reprimida en su lucha por frenar el avance de la petrolera norteamericana Pioneer Natural Resources de Argentina.

A unos 30 km. al sur de Cutral Có -en Neuquén- y sobre la ruta nacional 22 está el acceso a este campo de batalla donde se enfrentan la dignidad y derechos de un pueblo con la ambición del capital, obstinado en mantener a cualquier precio esta “civilización del petróleo”. Un recorrido por el territorio de Lonko Purran o el Yacimiento Portezuelo, según la vereda que elijan, a través de la voz de los protagonistas de esta lucha.

El mito llega a su fin: Argentina morena. Y resultó nomás que después de 190 años de vida dizque independiente, no logramos ser europeos. Más allá de los esfuerzos de Sarmiento, Avellaneda y otros próceres, y de los crímenes de Roca y sus centuriones, no se pudo hacer de la Argentina un país blanco y europeo.

Parece mentira, pero de nada sirvieron los inmigrantes italianos y judíos, los ingleses y alemanes, los gallegos rubios, los vascos y los catalanes. Somos una nación indiana y morena, mal que les pese a los aristócratas de pacotilla que aún quedan en Buenos Aires.

Análisis: mapuche, un pueblo en marcha.
En la inmensidad del altiplano de Bolivia, el poderoso movimiento indio Pachakutik (MIP) llama sin rodeos a sabotear la República Boliviana. En Groenlandia, en tanto, los líderes del pueblo inuit consolidan un sistema de autogobierno basado en el pluralismo étnico y la democracia participativa, que ha reforzado exitosamente la identidad nacional de su población.

Desde trincheras aparentemente opuestas, el nacionalismo radical y excluyente de Quispe, junto al nacionalismo cívico y marcadamente europeo de los inuit, representan las dos caras de un proceso de reafirmación de las identidades étnicas que comienza a manifestarse con fuerza en el Wallmapu. ¿Hacía dónde apuntamos los mapuche?

Lorenzo Ayllapán: El Üñümche. “Huikl gútruguil guaahhhj kailfú-kailfú kailfú kuld-kuld-kuld-kuld koll-koll-koll-koll gala-gala-gala-gala taguá-taguá-taguá aáaai-aáaai-aáaai”, dicen los patos de Lorenzo Aillapán. “Ish-kish-kgaaa-kiiir kaaaaa-ui- uaa -tiiiir-uuu-¡¡¡uaaaaa!!!”, dicen sus árboles cuando son azotados por el viento allá en el paraiso natural en que se ha transformado el lago Budi, en Puerto Saavedra.

Ayllapán no es un poeta cualquiera. El es el üñümche –el hombre pájaro– y llevando consigo su arte a recorrido los principales escenarios pajarísticos del mundo.

Historia del disco Feley: música desde la resistencia. El lonko Agustín está enojado… Razones no le faltan, algunas de ellas son ancestrales y las otras, un tanto más recientes y domésticas. Pero hay que agradecer su estado de ánimo. Mientras en el recinto todavía flota la turbación que provocó su palabra ofendida, el viejo le arranca quejidos hermosos a su trutruka.

Sonidos que horadan el frío y acompañan el viento que comienza a apoderarse de Füta Huau. Sonidos que hoy forman parte del disco Feley, trabajo compilatorio impulsado por la Organización Mapuche-Tehuelche 11 de Octubre y que se ha convertido en un verdadero símbolo de resistencia cultural y política.

El derecho a la libertad: Prisión política y democracia. A veces es tal la ira que invade el corazón que éste se desboca por la garganta y nos angustia hasta los huesos, porque no es posible que una década después de aquella prolongada lucha contra la dictadura, aún sigamos viviendo en la dictadura de la injusticia.

Es que la existencia de presos políticos mapuche y chilenos es eso y nada más. Aquí no caben eufemismos ni tecnicismos legales, simplemente hay que decir las cosas por su nombre: mapuche y no mapuche fueron detenidos, encarcelados y procesados por la ley anti-terrorista aplicada por los gobiernos civiles de la Concertación.

Justicia chilena. ¿De qué reforma hablamos? ¿Por qué no se puede llegar a que los jueces y jurados sean seleccionados, como en EEUU, entre ciudadanos que se asegure a priori que no van a actuar con prejuicios en contra de los acusados? ¿Por qué no descartar como jueces o jurados en Chile a personas con sospecha de prejuicio racial o cultural en contra de acusados como los mapuche?…

Acá en Chile, las sospechas contra los acusados, se dan como un hecho.

Contra el patriarcado, la matria mapuche. La invisibilidad, negación y exclusión del Estado chileno hacia las mujeres mapuche, también se traslada a gran parte del mismo movimiento. Influenciado por la ideología patriarcal, occidental y cristiana, ahora vemos cómo organizaciones mapuche se estructuran jerárquicamente, reproduciendo pequeños estados patriarcales, con autoridades superiores y comandadas por hombres, haciéndole el juego al Estado.

El seno de nuestra existencia no es la patria sino la Mapu Ñuke, la madre tierra.

Otros pueblos: Masjádov, el general que humilló a Rusia. La pugna por controlar las vías de salida del petróleo que mana de la zona del Mar Caspio hacia Occidente está teñida de sangre. Chechenia, un pueblo al que el imperialismo zarista arrebató la libertad en el siglo XIX, sigue 150 años después batallando por recuperar la independencia frente a Rusia.

Las muertes superan ya el cuarto de millón. A ellas se sumó el reciente asesinato del lider separatista Aslán Masjádov, primer presidente democrático de Chechenia y quién había comandado la victoria militar de su pueblo frente a Rusia en 1996.

 
Apaga y vámonos. Todos contra Endesa. Del Biobío al sur, los españoles jamás pudieron someter a los mapuche. 500 años más tarde, la multinacional Endesa lo ha logrado con la complicidad del gobierno, al emplazar en sus aguas la Central Hidroeléctrica Ralko. Esto significó el traslado forzado de más de 70 familias pehuenches a la alta cordillera. Allí conviven hoy con las montañas, la nieve, la pobreza y el abandono.

Apaga y Vámonos (“Switch Off” / 35mm), del director catalán Manel Mayol, da cuenta de esta realidad. Documental de gran factura técnica y hermosa fotografía, constituye una valiosa herramienta de denuncia sobre la acción depredadora de transnacionales europeas en Latinoamérica.

———————–

Azkintuwe Noticias: www.nodo50.org/azkintuwe.

Para consultas sobre apoyos, distribución y suscripciones: azkintuwe@yahoo.es

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario