Nov 17 2007
363 lecturas

Opinión

Vaya tío este Evo: – SI HASTA CARLOS MARX ERA EUROPEO…

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

I

Tú, indio aymara, aunque jefe de un estado latinoamericano, cómo pretendes darnos lecciones de racionalidad a nosotros los europeos civilizados y dueños de la razón universal, sobre todo en el tanto en que insistes en la recuperación, o renacionalización, de los recursos del subsuelo y en que los servicios de agua, luz y teléfonos deben ser de dominio público, cosa que carece de importancia y no garantiza nada.
Tal parece ser la esencia de la clara y contundente lección de racismo y eurocentrismo prácticos que nos dio a todos los latinoamericanos, el presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, durante la XVII cumbre iberoamericana de jefes de Estado, realizada en Santiago de Chile, durante los días 9 y 10 de noviembre.

La réplica del jefe del gobierno español al presidente de Bolivia constituye un hecho digno de ser recordado, durante mucho tiempo, sobre todo si tenemos en cuenta que se produjo en el marco de un discurso presuntamente antirracista, dentro del cual empezó afirmando que cualquier expresión de racismo constituye una afrenta para la dignidad humana.

Pretendiendo dar una lección de cordura y racionalidad al aymara que hoy ocupa la presidencia de Bolivia, el señor Evo Morales Ayma, Rodríguez Zapatero mostró toda su arrogancia y desprecio hacia las aspiraciones de las grandes mayorías de un continente que la gran mayoría de los europeos están muy lejos de entender y menos aún de respetar.

Como si fuera poco, Rodríguez Zapatero recordó los componentes racionales y humanistas de la revolución burguesa, ocurrida en la Francia de la última década del siglo XVIII y además, utilizando la figura de Marx como si fuera un vulgar santón, se permitió recordarle a Evo, con una irónica sonrisa que hasta Carlos Marx era europeo, habiéndole faltado sólo decir que Jesucristo también lo era y que por lo tanto cualquier intento de racionalidad, de justicia y de humanidad asentado fuera de la geografía europea resultaba ser cuando menos algo insustancial o carente de fundamento.

De esta manera, repitiendo una serie de lugares comunes acerca del logos y la presunta universalidad del humanismo europeo, Rodríguez Zapatero quedó prisionero del viejo discurso colonialista que ha permitido justificar el genocidio y etnocidio que se viene cometiendo en muchas latitudes del planeta, desde hace varios siglos, pero siempre con el auspicio del racismo y el sociocentrismo cultural de los europeos, al parecer portadores de la única racionalidad posible.

Evo en sus adentros, pensamos nosotros, debió estar recordando la figura heroica de sus antepasados Tupac Amaru y Tupac Katari, quienes años antes de la revolución burguesa de Francia habían emprendido la lucha por la dignidad y la justicia para los pueblos originarios de esta parte del mundo, de los cuales ellos eran dignos y leales hijos.

II

La réplica del presidente venezolano, Hugo Chávez Frías, a Rodríguez Zapatero constituyó no sólo un gesto digno que nos debe llenar de orgullo a todos los latinoamericanos, sino que constituye una actitud valiente y solidaria con el presidente de Bolivia y su ninguneado pueblo, que todos estamos moralmente obligados a respaldar para no hacernos cómplices del pasado y del vergonzoso presente colonialista.

Era el momento (¿en cuál otro escenario habría sido oportuno denunciar los nuevos planes golpistas?) de poner de relieve sobre la mesa la conjura fascista de las oligarquías boliviana y venezolana, apoyadas por la insidiosa campaña que José María Aznar, el anterior presidente del gobierno español, viene llevando a cabo en contra de las aspiraciones latinoamericanas y de cualquiera que se oponga a la lógica totalitaria del neoliberalismo y sus supersticiones acerca de la magia del mercado y la teoría del derrame o goteo (trickle down effect) del excedente económico sobre el conjunto de la población, una vez que los más ricos y exitosos se hayan saciado.

La alusión de Hugo Chávez a la memoria de Salvador Allende, el presidente mártir molestó a más de un desconcertado de la llamada concertación gobernante en el Chile de hoy, una nación que no sólo no reconoce los derechos del heroico pueblo mapuche (no ha ratificado el Convenio 169 de la OIT), sino que también reprime brutalmente sus luchas aplicando la legislación antiterrorista que heredó de la dictadura militar.

Es por ello que no cabía en modo alguno el exabrupto del decadente rey de España, Juan Carlos de Borbón de mandar a callar al presidente de Venezuela, cuando hablaba de la cobarde felonía de Aznar el fascista vergonzante, quien con el eco de la dictadura mediática internacional ataca todos los días a los gobernantes de Venezuela, Ecuador, Bolivia y otros países latinoamericanos a quienes acusa de representar a la plaga del populismo y el indigenismo que, en su opinión, es preciso cortar de una vez, aunque a causa del neoliberalismo y sus estragos España y otros países europeos estén llenos de emigrantes sudacas que huyen de la miseria y la marginación social.

Dentro de esta lógica el colonialismo se remedia con más colonialismo… de todos modos, hasta Marx era europeo, parecen decirnos algunos “socialistas europeos” que de socialistas sólo les ha quedado el nombre privando así de toda racionalidad a las viejas denominaciones de izquierda y derecha, hoy casi inútiles para dar cuenta de la realidad social, propia del siglo que estamos empezando.

III

Desde la pequeña Costa Rica, todavía en lucha contra el TLC con los Estados Unidos, al contrario de lo expresado en Chile por José Luis Rodríguez Zapatero, pensamos que sí es importante que los servicios esenciales para la población (agua, luz y teléfonos) sean de dominio público y se manejen con mentalidad solidaria en beneficio de aquellos sectores de la población más vulnerables.

Pero además estamos de acuerdo en intensificar la lucha contra el totalitarismo y la dictadura neoliberales que venimos sufriendo desde hace varias décadas, hoy agravada bajo el régimen de los hermanos Arias Sánchez, verdaderos taumaturgos capaces de hacer pasar, en todo momento, la mentira a título de verdad, desde luego con el apoyo de unos medios de comunicación que sólo sirven a los intereses del capital transnacional.

Estamos seguros de que mientras muchos de los entretelones de la Cumbre de Santiago de Chile permanecen todavía ocultos e ignorados, la dictadura mediática internacional se las ha arreglado para satanizar, una vez más, la figura del presidente de Venezuela por su digna y soberana actitud, soslayando en cambio la vocación colonialista del rey Borbón y del presidente “socialista” del gobierno español, a quienes exasperó el hecho de que se denunciaran las tropelías de algunas transnacionales españolas, como la empresa de electricidad Unión Fenosa quien al negarse a realizar inversiones, mantiene con apagones de más de seis horas la mayor parte del territorio de la vecina República de Nicaragua, hoy enfrentada a una grave crisis en materia energética.

—————————–

* Profesor de la Escuela de Sociología de la Universidad Nacional de Costa Rica e integrante del equipo de investigación del proyecto de Análisis de Coyuntura a la sociedad costarricense de la Facultad de Ciencias Sociales de la misma universidad.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    Añadir comentario