Dic 3 2007
292 lecturas

Opinión

Venezuela, autocrítica. – ELLOS NO GANARON. NOSOTROS PERDIMOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El soldado bisoño lo cree todo perdido, desde que es derrotado una vez; porque la experiencia no le ha probado que el valor, la habilidad y la constancia corrigen la mala fortuna.

Simón Bolívar.

Es claro que pese al esfuerzo de nuestro comandante y parte de la alta dirigencia adolecimos en todo momento de un cuadro de dirigencia media que sirviera de puente con las bases chavistas; no con las bases combatientes, éstas siempre están dispuestas a echar pa´lante. No, descuidamos al pueblo llano, a aquel a quienes decimos defender… quienes tienen el peso del voto pero que no militan en la política.

Ese sector chavista quedó totalmente desatendido por falta de cuadros medios que pudieran llegar a ellos para explicarles no sólo las bondades de la reforma sino la importancia que tenía su voto.

La oposición hizo su trabajo; las putas de los medios se desaforaron desinformando, mintieron, tergiversaron tal como lo han venido haciendo durante los últimos nueve años. Pero surgió algo nuevo, algo a lo que le hicimos poco o ningún caso –me incluyo también en ello–: esta vez, la oligarquía y la pequeño burguesía tomaron cartas en el asunto. Usaron la inflación y el desabastecimiento como arma y nuestras autoridades fueron timoratas al enfrentarlo.

Los rábanos y las manzanas junto con los traidores hicieron su trabajo; se descuido MERCAL, los cuales en los barrios quedaron totalmente desabastecidos, los becas de las misiones no llegaron a tiempo o no bajaron a donde debían hacerlo –hasta se burlaron de los viejitos del Seguro Social con la parodia de los tres meses de aguinaldo, que a la larga resultaron de dos y pagados por partes.

Los hijitos de papi salieron a la calle los menospreciamos, mientras papi, por detrás, los ayudaba; compañías como ARS Publicidad, tomaron cartas en el asunto; pero seguimos pensando que serían los mismos imbéciles dirigentes de la cuarta: que serían unos Rosales o Ramos Allup o unos Velázquez más siguiendo órdenes de la CIA o del Brownfield de turno.

¿Saben donde estuvo nuestro craso error?

Estos últimos protagonistas saben interpretar encuestas, y no desde el punto de vista de un politicastro de la cuarta quien solo busca la valía de su cuota de poder, sino desde el punto de vista de un vendedor de jabones,o cerveza o simplemente papel toilette. Supieron leer entre líneas la alta abstención chavista que se produciría por nuestro triunfalismo y falta de atención a ese sector. Y jugaron a ella ¡y ganaron!

Si no, ¿de dónde sale ese apuro de jugar con las reglas en los últimos días?… ¿Por qué ese esfuerzo en lograr que las clases medias salieran a votar?… Vieron la rendija y por ella se nos colaron. No podemos quejarnos, nosotros les abrimos la puerta.

Ha llegado el momento de la autocrítica, de analizar los hechos, no para exculparnos –la derrota no admite excusas– lo que hay que hacer es corregir entuertos, cambiar lo que mal tenemos, planificar para el futuro y cerrar esas rendijas que nuestro triunfalismo y la incapacidad de algunos dejaron abiertas a nuestros enemigos… Hay que revisar los cuadros existentes, crear nuevos, salir de los inoperantes. Pero, sobre todo, hay que ganar de nuevo el favor de ese pueblo que por nuestra desidia nos castigó con su indiferencia.

Camaradas, el futuro sigue siendo nuestro. Hoy hay que comenzar de nuevo. De las derrotas sólo debe quedar la experiencia y como dijo el comandante un por ahora que debe ser ¡ya!

————————–

* Especial para La Hojilla Impresa.

jwekker@gmail.com.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario