Ago 24 2015
540 lecturas

Política

Venezuela deporta a 791 colombianos tras decretar el estado de excepción y Santos rechaza cierre de frontera

Un total de 791 personas han sido entregadas por el gobierno venezolano al Consulado General de Colombia, tal como lo establece la ley resguardando sus derechos humanos,y en el marco de la lucha que lleva a cabo para liberar al pueblo de la delincuencia, el paramilitarismo y la esclavitud en los municipios fronterizos del estado Táchira

El gobernador de Táchira, José Gregorio Vielma Mora., señaló que este fin de semana “los hemos entregado como manda la ley sin atropellos, sin humillaciones, sin tortura, en un lugar donde están una carpas con sillas, agua potable, alimentos, donde se llevaron en un autobús hasta el límite entre Colombia y Venezuela”.

Destacó que el trabajo que se desarrolla en los municipios fronterizos regulados por el decreto presidencial N° 1950, busca proteger a las familias que viven en la zona. “Nosotros les preservamos la vida, estamos sacando familias de un sector dominado por paramilitares colombianos, los capitalistas colombianos, la burguesía colombiana, los estamos sacando de allí donde hay un ciclo de terror, un ciclo de esclavitud, un ciclo de servidumbre, un ciclo de explotación sexual, proxenetas”, aseveró. Durante el despliegue de seguridad se han incautado armas, explosivos, químicos para hacer explosivos y se han descubierto sótanos edificados especialmente para ocultar alimentos, combustible y personas.

El vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza hizo un recorrido por el sector La Invasión en las zonas aledañas a la frontera colombo-venezolana, donde descubrieron una casa para la prostitución de mujeres venezolanas y colombianas y un centro de extorsión y secuestros de grupos paramilitares. Además, comentó que dentro de dicha vivienda se encontraron fotografías de diversas casas en el sector El Rosario en Colombia, así como también una agenda que reflejaba montos en bolívares por servicios que ya habían sido pagados.

Asimismo, anunció el hallazgo de un rancho de latón que fungía como una fábrica de explosivos donde habían elementos paramilitares como pasamontañas,caretas, guantes, computadoras, dinero en efectivo, materia prima de petroquímica, uniformes de grupos denominados Alacranes Rojos, Contraguerrila, entre otros elementos.ven frontera militarizada

“Estos son asuntos del conflicto interno colombiano que nadie tiene que ver con la realidad venezolana. Son bandas y problemas colombianos que han sido exportados a Venezuela, un territorio de paz que no debía ser objeto de estas amenazas”.Finalmente, aseveró que “el paramilitarismo no va a poder tomar espacios en el territorio venezolano, así la derecha esté en contra de las decisiones que toma el Gobierno a favor del pueblo”.

El pasado miércoles 19 de agosto, el presidente de la República Nicolás Maduro ordenó el cierre por 72 horas de la frontera en la entidad andina tras un ataque paramilitar contra funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. El viernes 21 de agosto, Madurol decretó Estado de Excepción Constitucional en cinco municipios del Táchira.

El sábado, el gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, dio lectura al decreto presidencial N° 1950 que regula el Estado de Excepción Constitucional en los municipios Bolívar, Pedro María Ureña, Junín, Independencia y Libertad. La norma restringe de manera temporal garantías de los derechos constitucionales establecidas en los artículos 47 (inviolabilidad del hogar), 48 (secreto e inviolabilidad de las comunicaciones privadas), 50 (libre tránsito), 53 (libertad de reunión), 68 (derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas) y 112 (libertad a dedicarse a actividades económicas) de la Carta Magna.

Por su parte, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmo que el cierre de la frontera no favorece a nadie y que por el contrario es una medida que perjudica a las personas de ambos lados. “Cerrar la frontera trae inconvenientes, genera malestar, se pone a mucha gente inocente a pagar platos rotos, incluso niños”, afirmó. Y agregó que su país y Venezuela tienen “los mismos objetivos. Estamos buscando eliminar, sacar del juego, estas bandas criminales dedicadas a delinquir en la frontera”.

El mandatario colombiano calificó de desafortunada la comparación que hizo su homólogo venezolano sobre la emigración de colombianos con la de africanos en Europa.  “El presidente Maduro habla de 128.000 colombianos que han llegado a territorio venezolano. Según nuestras cifras, cifras legales, son cerca de 8.000 los que se han instalado en Venezuela en el último año”, dijo pidió unificar las cifras.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario