Jun 18 2016
1074 lecturas

Política

Venezuela en la encrucijada

Cuando se trata de hablar de Venezuela, los medios dominantes saben a quien dar la palabra: opositores pol√≠ticos, periodistas anti-chavistas, economistas de derecha‚Ķ En consecuencia, nos parec√≠a m√°s que vital escuchar los que todos los d√≠as luchan para que viva la Revoluci√≥n Bolivariana. Jorge Valero, embajador y representante permanente de la Rep√ļblica Bolivariana de Venezuela en las Naciones Unidas en Ginebra acept√≥ responder a nuestras preguntas. Una ocasi√≥n para reestablecer ciertas verdades muy a veces ocultadas.

-¬ŅDe qu√© se trata exactamente las reiteradas amenazas del Secretario General de la OEA (Organizaci√≥n de los Estados Am√©ricanos)¬†en contra de Venezuela?

-Las burdas agresiones del Secretario General de la OEA contra Venezuela son recurrentes e ins√≥litas. Un funcionario diplom√°tico de un organismo multilateral convertido en activista pol√≠tico venezolano, y enfrentado a un Estado soberano. Pero √©l no act√ļa por voluntad propia. Es, ya lo he dicho, un t√≠tere de la pol√≠tica exterior de los Estados Unidos, que pretende reconvertir a nuestro Continente en una neocolonia.

De ahí la ofensiva imperial en contra de países progresistas y el intento de trastocar la morfología política que ha ido surgiendo en nuestra región, a la luz de nuevas configuraciones de integración solidaria, como la CELAC, UNASUR, ALBA y Petrocaribe. En el marco de esa ofensiva Venezuela es la Joya de la Corona.uru almagro

Almagro no es m√°s que un tonto √ļtil. Una especie de mu√Īeco de ventr√≠locuo que se encarga de repetir las calumnias y mentiras que, desde que Ch√°vez lleg√≥ a la Presidencia de Venezuela, se han lanzado en contra de la Revoluci√≥n Bolivariana y su naturaleza revolucionaria y socialista. Hoy est√° en la mira el Gobierno de nuestro Presidente Nicol√°s Maduro Moros.

-¬ŅQue busca la OEA?

-El Secretario General est√° llevando a la OEA a su ocaso. Busca fracturar la unidad latinoamericana y caribe√Īa, convirti√©ndose en altoparlante de los m√°s oscuros intereses imperiales y de sus lacayos dom√©sticos.

Pretende utilizar el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana en contra de la democracia participativa y protagónica que existe en Venezuela. Pero ha fracasado. Su objetivo es claro: promover la intervención extranjera en los asuntos internos de nuestro país, bien a través de un monitoreo de la OEA a Venezuela, que los venezolanos rechazamos con dignidad; bien mediante una intervención militar imperialista que suscitaría el repudio mundial.

Durante mi desempe√Īo como Embajador-Representante Permanente de Venezuela en la OEA se aprob√≥ esta Carta. Y puedo asegurar que el gobierno de los Estados Unidos concibi√≥ este instrumento como un mecanismo para intervenir, desde la OEA, en los asuntos internos de los Estados, socavar su soberan√≠a, y, de manera particular,¬†para abortar el proceso de cambios hist√≥ricos que se hab√≠a iniciado en Venezuela con el triunfo electoral de Hugo Ch√°vez Fr√≠as.

El Secretario General de la OEA pasar√° a la historia como un amanuense del imperialismo.

-Se comenta la instigaci√≥n de Espa√Īa para que intervenga la OTAN contra Venezuela, naci√≥n muy alejada del Atl√°ntico Norte que adem√°s no amenaza a ning√ļn Estado Miembro de la OTAN.¬†¬†¬ŅC√≥mo interpretar esta inveros√≠mil actuaci√≥n espa√Īola?

-Ha sido tan prepotente la actitud de los voceros del gobierno espa√Īol, inmiscuy√©ndose casi a diario en los asuntos internos de Venezuela, que el Presiente Nicol√°s Maduro Moros le ha preguntado a Rajoy, con fina iron√≠a: ‚Äú¬ŅPor qu√© m√°s bien no se instala en Venezuela para debatir sobre la situaci√≥n en Espa√Īa?‚ÄĚ.

La convocatoria del Consejo de Seguridad Nacional de Espa√Īa para abordar una supuesta ‚Äúcrisis‚ÄĚ venezolana causa asombro por el histrionismo pre-electoral evidente. El desespero del Partido Popular, por su inevitable colapso, ha llevado a sus l√≠deres a convertir a Venezuela en asunto electoral en Espa√Īa.

El Presidente Maduro ha expresado que el gobierno espa√Īol est√° inmerso en una campa√Īa de guerra contra Venezuela: ‚ÄúUna campa√Īa para preparar, lo que nunca suceder√°, pero que est√° en las mentes macabras de quienes la planifican: preparar una invasi√≥n, una intervenci√≥n militar‚ÄĚ.

Almagro con Lilian Tintori

Almagro con Lilian Tintori

La historia ultra-reaccionaria y neocolonial del PP¬† lleva a sus l√≠deres a mantener una obsesi√≥n en contra de la Revoluci√≥n Bolivariana. El gobierno de Rajoy¬† act√ļa como representante, para Europa, de la pol√≠tica imperial norteamericana.

Esto explica por qu√© el 13 de abril de 2002, el Embajador de Estados Unidos en Venezuela, Charles Shapiro, junto con el Embajador de Espa√Īa en Caracas, Manuel Viturro de la Torre, fueron al Palacio de Miraflores a respaldar al dictador Carmona, despu√©s que √©ste disolviera la Asamblea y las principales instituciones del Estado.

El odio de los gobiernos del PP contra la Revolución Bolivariana, como se ve, no es nuevo. La historia vuelve a repetirse.

He le√≠do con mucho inter√©s el libro del soci√≥logo Mahdi Nazemroaya ‚ÄúLa OTAN: la globalizaci√≥n del terror‚ÄĚ; un regalo de mi gran amigo, el padre Miguel d‚ÄôEscoto Brockmann, autor del prefacio de esta obra.

Me he nutrido con algunos de sus planteamientos. Expresa este investigador que la OTAN ha suplantado de facto a la ONU en el siglo XXI; que ya est√° entre nosotros involucrada, directa o indirectamente, en los conflictos y en las hip√≥tesis de conflicto que manejan las fuerzas armadas de la regi√≥n latinoamericana y caribe√Īa.

La OTAN se ha transformado en un dócil instrumento militar de proyección plane­taria, dominado por Estados Unidos, con creciente gravitación en América Latina y el Caribe.

El sociólogo y politólogo argentino Atilio Borón, quien prologa este libro, afirma que es Washington -y no Bruselas-, el que determina quién es el enemigo y cómo, cuándo y dónde se le debe combatir.

La globalización militar es el reverso necesario de la moneda neo-liberal y cuyo anverso es la globalización financiera.

La OTAN desestima Ia soluci√≥n pacifica de los conflictos y los convierte en ‚Äúmateria prima‚ÄĚ para valerodesencadenar sus sangrientas intervencione

s en países del Sur.

Esa organización, originalmente concebida para oponerse al poder militar soviético, ha rebasado su jurisdicción original y ha alcanzado una proyección global.

En este proceso no podía quedar al margen Nuestra América, amenazada por ochenta bases militares extranjeras, Ia mayoría de Estados Unidos.

La creciente influencia de esta organizaci√≥n en nuestros pa√≠ses exacerba la militarizaci√≥n de Ia pol√≠tica hemisf√©rica y plantea una interrogante: ¬ŅHasta qu√© punto Am√©rica Latina y el Caribe seguir√° siendo una zona libre de armas nucleares?

-Asistimos desde hace unos meses a un regreso de la derecha en Am√©rica Latina. Primero fue Argentina con la elecci√≥n de Mauricio Macri y ahora Brasil con el Golpe Parlamentario contra Dilma Rousseff.¬† ¬ŅQu√© consecuencias provocar√°n esos cambios a nivel regional e internacional, para los mecanismos de integraci√≥n regional y para la cooperaci√≥n Sur-Sur que hab√≠an sido impulsados por Lula, N√©stor y Cristina Kirchner junto con Hugo Ch√°vez?

-Somos testigos de una nueva escalada de los poderes imperiales en América Latina y el Caribe para tratar de recuperar espacios estratégicos perdidos, tras el posicionamiento de líderes progresistas como Hugo Chávez, Evo Morales, Luiz Inacio Lula Da Silva, Dilma Rousseff, Rafael Correa, Daniel Ortega, Néstor y Cristina Kirchner, Fernando Lugo, José Mujica, Manuel Zelaya, entre otros.

Esta escalada persigue destruir los espacios de integración solidaria construidos y apalancar, en cambio, esquemas de integración compatibles con sus intereses estratégicos.

Colapsado el ALCA, en noviembre de 2005 en Mar del Plata, Argentina, -gracias a la valentía y decisión soberana de Hugo Chávez y Néstor Kirchner, entre otros-, el Imperio promueve otras fórmulas para recuperar, e incluso incrementar, su dominio económico y financiero en nuestro Continente.

Las respuestas de los Estados Unidos ante los liderazgos de izquierda o progresistas, tan incómodos a sus afanes de dominación no son, en primera instancia, las invasiones militares o el apuntalamiento de dictaduras sangrientas, como ocurría en el pasado.

El fortalecimiento de las fuerzas progresistas en esta parte del mundo, con Jefes de Estado elegidos por la voluntad popular, deb√≠a ser constre√Īido por las fuerzas de la hegemon√≠a imperial.

-Hoy, los golpes de Estado han cambiado de forma…

-Ahora se apela a los Golpes de Estado Parlamentarios. Citemos los casos de Fernando Lugo, en Paraguay; Manuel Zelaya, en Honduras, y recientemente Dilma Rousseff, en Brasil.

Bajo esta modalidad, en otros casos combinada con asonadas militares, se ha intentado derrocar a Evo Morales, en Bolivia, y a Rafael Correa en Ecuador.ven maduro y ramos allup

En Venezuela se utiliza la Asamblea Nacional ‚Äďhoy y circunstancialmente con mayor√≠a opositora-, para erosionar la institucionalidad democr√°tica y sabotear los logros de la Revoluci√≥n Bolivariana.

Ante la arremetida imperial en contra de la integraci√≥n solidaria de nuestros pueblos existe una sola respuesta: la unidad latinoamericana y caribe√Īa, y el fortalecimiento de los mecanismos ya creados al influjo de pol√≠ticas de justicia social, en el marco de una comunidad de naciones soberanas.

-El presidente Nicol√°s Maduro ha criticado de manera reiterada y con firmeza la campa√Īa medi√°tica internacional en contra de su gobierno. Denunci√≥ las mentiras, manipulaciones y calumnias sobre la situaci√≥n en Venezuela. ¬ŅC√≥mo interpreta y analiza usted esos continuos ataques contra la Revoluci√≥n Bolivariana? Y ¬Ņqu√© responde a los que denuncian violaciones de los derechos humanos en su pa√≠s?

-Los derechos humanos son la piedra angular de nuestra democracia bolivariana. Se disfrutan en Venezuela con amplitud y sin cortapisas.

Hay en mi país más disfrute y ejercicio de los derechos humanos para todos y todas, que en los Estados Unidos. La potencia imperial, sin embargo, utiliza este tema de manera cínica con el propósito de promover sus intereses geopolíticos de dominación mundial.

El Presidente Nicol√°s Maduro ha sido categ√≥rico al se√Īalar que ‚Äúsobre Venezuela se est√° montando un escenario de violencia para justificar una intervenci√≥n extranjera de car√°cter militar‚ÄĚ.

Se han activado, como en el pasado, mecanismos foráneos e internos para tratar de abortar los cambios de inspiración humanista que se llevan adelante en la Patria de Bolívar.

Lo nuevo hoy es que a esa nefasta estrategia intervencionista se ha sumado, con obsesivo y protagónico afán, el Secretario General de la OEA.

En l√≠neas generales, los actores anti-patria siguen siendo los mismos: la √©lite pol√≠tica venezolana que perdi√≥ sus obscenos privilegios con la llegada a la Presidencia de la Rep√ļblica de Hugo Ch√°vez Fr√≠as, y la clase capitalista parasitaria que siempre se benefici√≥ del Estado y de los grandes negocios con los recursos naturales del pa√≠s.

Exigimos al gobierno de Estados Unidos que abandone su fijación intervencionista en Venezuela. Que renuncie a su pretensión de ser gendarme mundial.eeuu john kerry

La Revolución Bolivariana es expresión de un pueblo que decidió ser libre y soberano. El pueblo de Simón Bolívar y de Hugo Chávez.

Estados Unidos debería ratificar todos los convenios internacionales en materia de derechos humanos y sus protocolos, tales como el de la Organización Internacional del Trabajo y el Estatuto de Roma.

¬ŅPor qu√© Estados Unidos no extradita al terrorista Luis Posada Carriles y a otros del mismo tipo solicitados por Venezuela?

¬ŅPor qu√© no proh√≠be el uso de la tortura y sanciona a quienes la practican, as√≠ como a los responsables del uso de la fuerza letal contra la poblaci√≥n afroamericana y de origen latino indemnizando a las v√≠ctimas?

El mundo espera que Estados Unidos mejore sus políticas y prácticas en materia de derechos humanos; un ámbito donde pretende erigirse en juez universal, cuando está muy lejos de respetar esos derechos.

*Periodistas y coresponsales respectivamente en Venezuela y en Argentina para Investig’Action

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario