Mar 4 2005
263 lecturas

Política

Venezuela-Estados Unidos: el connubio acabado

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El jefe de la agencia de espionaje y análisis estadounidense conocida como CIA (Central Intelligence Agency), Porter Goss, planteó que Venezuela es uno de los países en la mira del aparato político-militar del gobierno del señor Bush por cuanto es un “punto conflictivo” para sus intrereses y lo será más en algún momento de 2005.

No es el único. La “inteligencia” del norte categorizó de ese modo también a Colombia, Haití, México y Cuba, aunque los riesgos de estos últimos son menores y se refieren a situaciones específicas: sus respectivas elecciones presidenciales. En 2006 en Colombia y México y este año en Haití.

“Chávez -dijo el subsecretario del departamento de Estado, Robert Zoellick- “ha hecho algunas cosas terribles y debemos decirlo”. No las dijo. Como en los rituales que preceden al ceremonial de las bofetadas entre los escolares, por ahora sólo cabe “mojar la oreja” del que se estima es el adversario.

En India el presidente bolivariano sentó, al ser interrogado por la prensa, la posición de su gobierno ante la situación. “Venezuela -dijo-quiere vender petróleo a EEUU. Venezuela no quiere que el precio siga en alza. Venezuela no patrocinará en la OPEP una suba en laproducción paraque disminuya. Venezuela cortará el suministro a EEUU si éste país nos agrede”.

La agresión indirecta

Los analistas oficiales del gobierno venezolano denunciaron la semana pasada que por acción gubernamental -presiones, acuerdos, “regalitos”- la prensa estadounidense e internacional -específicamente en América Latina- abrió una campaña “deslegitimadora” sobre Chávez, con el objerivo de producir su aislamiento.

Los especialistas venezolanos midieron una fuerte tendencia hacia la deslegitimación del gobierno venezolano. Más de 45 artículos aparecidos en diversos medios informativos probarían a su juicio esta acción, especialmente en el Miami Herald y Washington Post y la cadena Fox News, “aliada a uno de los sectores más conservadores de los Estados Unidos”.

Andrés Izarra, ministro de Comunicación e Información señaló que se pretende asociar al gobierno bolivariano con el “terrorismo y armamentismo”, presentado a Chávez como un autócrata (dictador). El objetivo final sería desestabilizar toda Suramérica.

El gobierno estadounidense negó tales cargos. Un portavoz, Richard Boucher, afirmó que la Casa Blanca “no quiere” -no que no debe en virtud de las normas que rigen los comportamientos civilizados entre los Estados- sino que “no quiere” matar al presidente venezolano.

Agregó, empero, que “la región” está “preocupada” por algunas actividades de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas) en Venezuela, insinuando sibilinamente algún grado de entendimiento entre éstas y Miraflores. Tal vez por ello -o para reforzar la especie- Condoleezza Rice estiró sus largas piernas oscuras y dijo que Chávez representa una “fuerza negativa” en América.

 
Venezuela es el quinto exportador mundial de crudo y cuarto abastecedor más importante de EEUU en cuyos mercados vuelca en promedio de 1,5 millones de barriles diarios de crudo.

El 27 de febrero, en la IV Cumbre de la Deuda Social, organizada por el Parlamento Latinoamericano en Caracas, Hugo Chávez dijo que EEUU prepara una nueva agresión contra Venezuela, que ” no excluye la agresión física, individual (…) porque ahora se dice que es Chávez la amenaza”.

En India se firmarán importantes acuerdos de colaboración en el terreno petrolero y de la alta tecnología, según la polírica del gobierno bolivariano de insertar “plenamente” a Venezuela en el mundo.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario