Ene 29 2014
925 lecturas

EconomíaOpiniónPolítica

Venezuela: guerra económica, sequía de dólares y autogol

La guerra económica de los capitalistas, la absurda sequía de dólares del BCV, y la combinación de ignorancia con ineficiencia de las nóveles autoridades del “nuevo” sistema cambiario, auguran meses difíciles y una prueba de fuego para la malograda credibilidad de la política económica socialista.

“No hay Vick Vaporub, No hay leche de magnesia, No hay Alka Seltser…”

Esta fue la respuesta que recibió una señora de clase media en una farmacia ubicada en el Este de Caracas. La misma situación de desabastecimiento encontré en una zona más popular, el Centro de Caracas, a pocas cuadras del poder Financiero (Ministerio de Finanzas y Banco Central) responsable de los mecanismos de distribución de una renta petrolera que sigue siendo cuantiosa. Las farmacias estaban vacías. Eso también me había pasado, dos meses atrás, en una farmacia de Juangriego (Isla de Margarita) en diciembre del año pasado, los anaqueles estaban vacíos.

Lo que viene sucediendo con los alimentos principales se está expandiendo a otras mercancías y a otro tipo de negocios. Lo que antes era puntual (papel toilette, aceite, harina pan, azúcar, leche), ahora es un desabastecimiento que tiende a generalizarse. La falta de repuestos, de piezas, de insumos que paralizan algunas actividades comerciales y manufactureras se está convirtiendo en algo cotidiano. Parece que este primer trimestre será complicado, no sólo para la credibilidad del Gobierno Socialista sino para la población.

El gremio de bionalistas alertaba sobre la ausencia de insumos para las pruebas de laboratorio[1] y el diario El Universal se apresura en hacer la reseña[2]. Si eso llega a pasar, sería un escenario terrible, especialmente para la población trabajadora. El diario golpista El Nacional, reseñaba que hay tres meses de inventario de medicinas. Sabemos a qué está apostando los que está de esta gran prensa capitalista: tumbar al Gobierno, a pasarle por encima al pueblo, para restituir la orgía que mantuvo durante toda su existencia con la high society nacional.

Podemos tener una primera lectura de esta compleja realidad, y dejar el análisis hasta aquí. Es decir, la situación obedece a un fenómeno cuya causa principal es la acción de los grandes monopolios nacionales y trasnacionales. De ser así, llegaríamos a una conclusión obvia: los poderes del capital están reunidos en masa bajo un solo estandarte y están atacando con todo a la revolución bolivariana para que capitule ante este sitio económico. Utilizar el terror con la desaparición de productos para irritar, desesperar y dividir al pueblo.

Estamos seguros que la mano peluda de los que tienen el poder económico, está metida en esto. Pero, más allá que esto sea un plan fríamente calculado y coordinado por el Departamento de Estado (EEUU) y la Cámara Venezolana Americana (Venamcham), la realidad es que estamos en un escenario de posible racionamiento compulsivo.

Sinceramente, creo que hay otros factores que están incidiendo y se combinan con la guerra económica. Esto nos lleva a completar la interpretación de la realidad con otras hipótesis.
 
¡El BCV se quedó sin dólares!dolares fumando

Una segunda hipótesis es que la muerte por inanición del control de cambio, representado en CADIVI, se corresponde con la sequía que sufren las reservas internacionales operativas del BCV. El BCV se está quedando sólo con el oro, que no puede convertir instantáneamente en divisas líquidas. El genio financiero (y “científico” según el diario El Mundo) [3] Nelson Merentes, en su primer mandato en el BCV, permitió que las reservas líquidas llegaran a niveles insostenibles. Además la brillante estrategia de la traída del oro concebida por el Comandante Chávez, la distorsionó hasta tal punto que, actualmente, está negociando los lingotes con Goldman Sachs.

Los aprendices de brujos[4] aplicaron un torniquete mortal
La tercera hipótesis de la carestía actual y la que viene, es que la situación de desabastecimiento se agravó con una decisión que sólo se puede explicar por la ignorancia, la incapacidad y la arrogancia de nóveles altos funcionarios que se sienten “guapos y apoyados”. Así que pasaron por encima al Presidente de CADIVI, en ese entonces, el Chino Khan, y ordenaron, a principios de Noviembre del año pasado, de forma irresponsable, que se detuvieran totalmente las autorizaciones de solicitudes de divisas a los importadores. El recién nombrado Presidente de BANCOEX, Ramón Gordils fue el genio de la idea, mientras que el actual encargado de la Central de Comercio Exterior y ex ministro de Comercio, paralizó la aprobación de los Certificados de No Producción. Extraña forma de curar al enfermo matándolo. La consecuencia sobre el agravamiento del desabastecimiento, la alta inflación y el PIB son terribles.

Eso significa, que los próximos meses serán testigo de una prueba de fuego de esta insólita decisión.

De ahí se concluye que en la guerra económica, como en el fútbol, además de un enemigo nunca falta un zoquete que hace un autogol.

Falta leche de magnesia, sobran los gansos

 Notas
[1] http://eltiempo.com.ve/locales/puertocruz/situacion/escasez-de-reactivos-se-debe-a-retrasos-en-tramites/122344
[2] http://www.eluniversal.com/economia/140128/en-enero-hubo-cierre-parcial-en-oferta-de-divisas-a-las-empresas
[3] Ver contraportada del diario El Mundo, economía y finanzas, titulada: “El matemático de las finanzas públicas”. El Mundo, 28 de Enero de 2014, última página
[4]Ver el revelador artículo de Feijoo Colomine, “El terror de una nueva devaluación y la fábula del aprendiz de brujo en http://www.aporrea.org/actualidad/a180806.html

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario