May 3 2011
601 lecturas

OpiniónPolítica

Venezuela, la cárcel como espejo de la calle

Néstor Francia.*

Es significativo que un columnista de prensa que no tiene nada que ver con el chavismo, y que se dedica a la redacción, en Ultimas Noticias, de lo que se denomina en periodismo “crónica negra” (que se origina, con paradoja cromática, en las llamadas “páginas rojas”). Además, reacciones por una ejecución.

Nos referimos a Wilmer Poleo Zerpa, que sea quizá sea la primera persona no afín a Chávez que aluda a la existencia de un plan desestabilizador contra el gobierno, concretamente en su área de investigacióPoleo Zerpa aludió a la situación en la cárcel de El Rodeo de la siguiente manera:

“Hasta ayer permanecían secuestrados en el interior de la cárcel Rodeo II, en Guatire (Mir), 22 funcionarios del Ministerio del Interior. Los reclusos se negaron a aceptar un preacuerdo alcanzado el sábado entre las autoridades y una comisión de familiares, en el que se plasmaba la mayoría de sus demandas, lo cual muestra que sus demandas no eran tales, sino que pareciera haber algo más allá, un trasfondo… Pareciera que están buscando cualquier excusa para mantener ‘calentadas’ las cárceles del país.

"Hace unas semanas hubo una protesta insólita cuando varios reclusos de la cárcel de Vista Hermosa iniciaron una huelga de sangre (se cortaron) exigiendo nada menos que el regreso a la cárcel del prisionero Wilmer Brizuela (El Wilmito), quien permanece recluido en la máxima de Tocuyito y es acusado de secuestro, fuga y ahora lo investigan por el asesinato de la hermana de una jueza en Bolívar. La cosa tiende a complicarse, e incluso ayer hirieron a un efectivo de la Guardia Nacional.

"Lo extraño es que las ONG que tienen que ver con el problema carcelario no han abierto la boca para protestar en contra del secuestro de los funcionarios y sí lo hicieron para solidarizarse con Wilmito”.

Estas sospechas del periodista son aplicables a todos los conflictos recientes que se “radicalizan”, e igualmente la actitud de las organizaciones, casi todas fantasmas, de la “sociedad civil”.

Cambiemos una sola palabra de una de las frases de Poleo y se entenderá lo que decimos: “Pareciera que están buscando cualquier excusa para mantener ‘calentadas’ las cárceles (pongamos “las calles”) del país”. Ya hablamos del paro de profesores universitarios, ahora les toca a los médicos escuálidos, continuando con el guión. La Federación Médica Venezolana, dirigida por el adeco golpista Douglas León Natera, irá a paro general el próximo jueves: “Anunciamos las medidas de paro que están establecidas a partir del próximo jueves”, informó León Natera, quien además afirmó que el paro será en todos los hospitales del país.

Entretanto, el gobierno revolucionario sigue adelantando medidas para favorecer a los trabajadores y en general a los sectores más vulnerables del país. La ministra de Comercio, Edmée Betancourt, señaló este lunes que en Venezuela volverá el precio máximo de venta al público para todos los productos. Dijo que las nuevas medidas se aplicarán para la protección del salario. Por supuesto, ante la anunciada intervención del gobierno para minimizar la especulación y la expoliación, la burguesía no se queda de brazos cruzados.

Noel Álvarez, presidente de la cúpula empresarial, cree que abrir un despacho para vigilar los costos, precios y salarios, como lo anunció el presidente Chávez será “perjudicial para la economía”. Añorando las políticas neoliberales del pasado, Alvarez clamó, por medio de eufemismos, que el Estado se ponga al servicio de los poderosos y le eche la mano a la empresa privada por encima del pueblo trabajador: “…lo que deberíamos es estar revisando una planificación estratégica para montar industrias agropecuarias, producir alimentos, bienes y servicio, construcción, telecomunicaciones, puestos de trabajo”.

El pueblo tampoco deja de movilizarse

Representantes de la clase obrera, Consejos Comunales, organizaciones sindicales, sociales y el Poder Popular conformarán brigadas de Guardianes del salario, para defender la medida de incremento salarial decretada por el Ejecutivo Nacional, según explicó el presidente de la Federación de Trabajadores de Venezuela, Francisco Torrealba, quien afirmó que estas brigadas recibirán un taller de formación por parte de funcionarios del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis).

Tampoco se duermen Chávez y el gobierno revolucionario. El presidente anunció un nuevo instrumento legal a dichos fines, que llevará por nombre “Ley de Costos, Precios y Protección del Salario”. Tal como decíamos en nuestro análisis del 29 de abril pasado “El Gobierno ha puesto un número telefónico gratuito para denunciar a los especuladores. Pero esto no parece ser suficiente. Tampoco el control social, pues aun carece de la fortaleza suficiente para asumir esa difícil tarea en solitario. Aquí hacen falta otras cosas, como una conducta firma, sin dobleces de nuestro gobierno, lo que se llama mano dura contra la especulación.

Entender a profundidad que no es un problema de buena fe, sino una batalla ardua contra los expoliadores del pueblo”. Asumimos los anuncios de Chávez el Primero de Mayo como una respuesta a este tipo de inquietudes.

El "polo del Pacífico"

En el terreno internacional, se aclaran de manera diáfana las intenciones del llamado “Acuerdo del Pacífico” suscrito por los jefes de Estados de Colombia, Chile, México y Perú en Lima, y al cual se incorporará pronto también el gobierno derechista de Panamá.

“Estamos celebrando el inicio de la conformación de un Aérea de Integración Profunda en el marco del Pacífico latinoamericano. Para nosotros hoy 28 de abril nace una Alianza, la Alianza del Pacífico latinoamericano”, sostuvo el mandatario mexicano, Felipe Calderón, tras la reunión.

¿Para qué esta alianza? La respuesta la da, sin ambages, el presidente peruano Alan García: “El acuerdo representa un mecanismo de integración con postulados opuestos al de otros modelos presentes en América Latina, como la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur)”. A confesión de parte, relevo de pruebas.

Y todavía hay sectores en el campo revolucionario que piensan que las políticas internacionales son cosas de coser y cantar, y de manejarse con dogmas y con frases hechas. El panorama es muy, pero muy complicado, y todavía hay mucha lucha por delante. El resultado final del gran conflicto histórico, no lo verán, probablemente, ni siquiera los que están naciendo hoy.

Osama ben Lden ganó pese a morir

No todos están de fiesta por la “heroica” ejecución de Osama Ben Laden, a pesar del bonche mundial que ha montado la derecha. Otras voces disonantes se escuchan, como las que surgen desde Venezuela. La dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela rechazó que se celebre la muerte de Bin Laden. La diputada Cilia Flores, como vocera de la organización política, insistió que rechazan el terrorismo, “de cualquier parte de donde venga, nosotros abogamos por la paz, la vida y el amor, este señor Ben Laden fue una creación del imperio y la CIA, un terrorista (…) que fue utilizado por ellos para justificar guerras, intervenciones y agresiones”.

Asimismo se mostró en contra de la celebración de la muerte de Osama: “la cultura de la muerte se la dejamos a los sectores del fascismo, nosotros celebramos siempre la vida”. Esto no tiene nada de raro, nuestra política internacional se fundamenta en la búsqueda de la paz y en una doctrina del diálogo como vía para la solución de conflictos. Es lo que estamos planteando, por ejemplo, en los casos de Libia y de Colombia. En ambos abogamos por la paz y por las fuerzas que la promueven.

También se pronunció en Venezuela el diputado del PCV Carolus Wimmer, quien dijo que “Obama legitima la ejecución sin juicio, como política imperialista e institucionaliza la prolongación de la doctrina Bush de Guerra Permanente, transformándola ahora de manera literal en Guerra a Muerte contra el terrorismo…

"Esa práctica deslegitima el derecho internacional y las instituciones que ellos mismos crearon dentro del sistema de Naciones Unidas, para condenar crímenes de lesa humanidad, como la Corte Penal Internacional. ¿Para qué va a existir si se aplica el ajusticiamiento y no se permite ninguna defensa de la contraparte?… Se ve claramente que las ejecuciones sin juicio serán aplicables a todo el que sea incluido en la lista de adversarios, enemigos o personas incómodas para el imperialismo.

"Es la misma visión con la que fue bombardeada la residencia de Gadafi con el propósito de asesinarlo, y la del ex presidente de Costa de Marfil. En ambas ocasiones fallidas, se trató de jefes de Estado en funciones. En Libia, lo siguen intentando”.

Por supuesto, también nuestro gobierno se pronunció oficialmente, en un impecable comunicado donde se dice, entre otras cosas:

“El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, al suponer que sea cierta la muerte anunciada de Bin Laden, exige que cese inmediatamente la ocupación y la violencia desatada por los Estados Unidos en Asia Central, con la supuesta intención de neutralizarlo… Ante la barbaridad y la ilegalidad de los métodos utilizados por el gobierno de los Estados Unidos, el gobierno venezolano sigue convencido, como lo advirtió en el año 2001, que no se puede combatir al terror con más terror, ni a la violencia con más violencia, y que el respeto a la dignidad y soberanía de los pueblos constituye un requisito indispensable para la consolidación de la seguridad y la paz mundial”.

Por su parte, el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, declaró que  “Si Estados Unidos ha logrado matar a Bin Laden, que ellos lo festejen; yo no festejo la muerte de nadie”, y añadió que “aunque por supuesto siempre rechazamos lo que pasó el 11 de septiembre de 2001… Los centenares de miles de muertos en Irak, que no tienen ninguna responsabilidad en lo que pasó el 11 de septiembre en Estados Unidos, están quedando en la impunidad, eso es muy grave”.

Una declaración muy interesante fue la del cineasta norteamericano Michel Moore, quien escribió en su Twitter, sobre Bin Laden: “… Puede estar muerto, pero en cierta forma, ganó. Renunciamos a nuestros derechos. Aceptamos el Acta Patriótica. Gastamos miles de millones de dólares en una guerra innecesaria. El miedo ahora nos gobierna…”

En este sentido, se dice que Aymán Al-Zawahiri, ideólogo de Al Qaeda, sería el futuro líder de este grupo paramilitar tras la muerte de Osama Bin Laden. Según informa El Mundo, de España, Al-Zawahiri es considerado como el hombre que radicalizó al fallecido líder en los ochentas y lo alejó de las líneas islamistas más moderadas de la “Yihad” de Afganistán. Sería mucho más radical que el mismo Bin Laden.

Paz para Colombia

Por cierto que una buena muestra de lo que son las políticas de los revolucionarios venezolanos con relación al conflicto armado en Colombia, sobre todo en momentos en que sectores de la ultraizquierda torpedean las decisiones difíciles que se ha visto obligado a tomar el Gobierno bolivariano, es un evento que se inicia hoy en la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello, donde se hará el lanzamiento de la iniciativa de Venezolanas y Venezolanos por la Paz en Colombia.

Se trata de un colectivo conformado por intelectuales, artistas y líderes políticos que convoca a las y los venezolanos, progresistas y militantes, para que a partir de hoy 3 de mayo hagan parte de una plataforma de articulación de las iniciativas que luchan en Venezuela por una solución política al conflicto social y armado que desangra al pueblo colombiano.

Según los organizadores, esta iniciativa se propone: crear espacios de reflexión y acción internacional de apoyo a la solución política al conflicto colombiano; establecer prácticas de solidaridad con las organizaciones colombianas que luchan por el cese del conflicto, la restitución material y simbólica de las víctimas, y la generación de medidas de protección para la práctica política popular; promover espacios alternativos de difusión de la realidad colombiana, que permitan que ciudadanos/as venezolanos/as y latinoamericanos/as se sumen a la causa de la paz en el país hermano. Esas son nuestras políticas, esas nuestras intenciones, esa nuestra línea revolucionaria.

* Periodista.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario