Dic 23 2010
837 lecturas

Política

Venezuela: la estrategia de “golpe de Estado” y “dictadura”

Néstor Francia.*

La estrategia que se han trazado las fuerzas contrarrevolucionarias, para justificar su conspiración que pretenden sea a gran escala, es sembrar la matriz de que en Venezuela se ha instaurado una dictadura, lo cual justificaría cualquier desmán. La alianza opositora de la Mesa de Ultraderecha (MUD) declaró el miércoles que el gobierno del presidente Hugo Chávez y el Poder Legislativo pusieron en marcha un "golpe de Estado" en Venezuela con el objetivo de "implantar un régimen comunista".

En un comunicado, los 67 diputados de la derecha electos a la Asamblea Nacional  y adscritos a la Mesa, hicieron un "llamado al pueblo venezolano a unirse y a activarse pacíficamente, pero enérgicamente" para juntos "rechazar el golpe de Estado desde el Estado que está en curso".

La MUD aseveró que Chávez y sus aliados "Han dado, mediante el uso de formas constitucionales, un golpe a la propia Constitución", por medio de un conjunto de leyes orgánicas que "solo pretenden concentrar el poder en una sola persona". Estos diputados electos expresaron su "condena enérgica al golpe de Estado que se encuentra en pleno desarrollo por parte del régimen y que procura implantar, a través del Estado totalitario y militarista, un régimen comunista en Venezuela".

Convocando a la subversión, el comunicado plantea: "Llamamos al pueblo venezolano a unirse y a activarse pacífica pero enérgicamente, junto a sus diputados, ante el golpe de Estado desde el Estado que está en curso para desconocer su voluntad y producir una absoluta concentración de poderes por parte del presidente".

Tal como hemos dicho en otros análisis, avanza el plan para convertir a la AN en el epicentro de la conspiración.

También algunos columnistas abonan a esta matriz del “golpe de Estado”, como Marianella Salazar y Nelson Bocaranda, entre otros. En un artículo titulado AN habilitó golpe de Estado Gonzalo García afirma: “La aprobación de la Ley habilitante, hasta mediados de 2012, por la actual AN, cuyo período finaliza el 5 de enero de 2011, es la habilitación del golpe de Estado al desconocer el ejercicio y resultados de soberanía política efectuado el 26S”.

También en medios internacionales comienza a establecerse esa matriz. El Universal de México publicó un artículo con la firma de Ricardo Trotti, titulado Oportunismo autoritario y autogolpe, donde se afirma:

“Latinoamérica nos tiene acostumbrados a contradicciones e hipocresías. A pocos días de terminar la XX Cumbre Iberoamericana en Mar del Plata, donde los líderes regionales firmaron una cláusula democrática, obligándose a denunciar y suspender cualquier gobierno que amenace la ruptura o alteración del orden institucional, el presidente Hugo Chávez desoyó la regla con la presentación de varias propuestas de ley que le permitirán gobernar sin Congreso ni prensa”.

Esta aviesa tergiversación de lo que ocurre en Venezuela, es respaldada también por un editorial del diario bogotano El Tiempo, donde se asienta que “La democracia no es solo la limpieza en las urnas. También exige, entre otras características, la separación de poderes. Al practicarse por cuarta vez en once años el haraquiri de las leyes habilitantes, la Asamblea Nacional no solo incurre en una renuncia de sus funciones, sino que burla la voluntad de los electores venezolanos y agrega nuevos trazos dictatoriales al gobierno de Hugo Chávez”

La nueva gran vocera internacional de la oposición venezolana, la protectora de terroristas y aliada firme de la gusanera escuálida de Miami, la congresista estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, puso también su grano de arena ayer cuando criticó las "draconianas" normas que aprobó la Asamblea Nacional de Venezuela para regular las telecomunicaciones e internet y pidió a la OEA que “defienda la democracia” en nuestro país. La congresista republicana consideró “una vergüenza” lo que calificó como acciones del presidente Hugo Chávez para “usurpar el poder” e “imponer un control” en los medios de comunicación.

Además, lamentó que se haya realizado “con apenas un gemido” de la mayoría de los estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), “una organización —dijo— que se supone debe promover y proteger la democracia”. Ros-Lehtinen agregó que “Al asegurarse tener poder para gobernar por decreto durante 18 meses y al poner restricciones severas a la libertad de prensa, es obvio que Chávez hará todo lo posible para preservar y extender su tiranía en Venezuela”, y acotó además que “la elección de no tomar parte en la batalla entre la tiranía y la democracia en Venezuela sólo ayuda a la parte tiránica” y considero que la OEA y sus estados miembros “deben dejar claro que están con el pueblo venezolano”.

Por supuesto, la OEA carece de argumentos para poder hacer nada contra Venezuela, pues todo lo que se está haciendo aquí es absolutamente legal y constitucional, y además responde a los criterios soberanos de los poderes públicos de nuestra nación. En realidad, no se ha violado ni una sola ley, y lo del “golpe de Estado” no es más que una idea peregrina alimentada para dar razones al plan de caos y desestabilización que piensan adelantar el próximo año.

En Venezuela quienes violan las leyes a cada rato son los poderosos, ahora destronados, como el caso de Fedecámaras que ha llamado a los militares a la desobediencia. Este gremio empresarial burgués pidió ayer expresamente a los miembros de la Fuerza Armada Nacional que desobedezcan las órdenes que, en su criterio, puedan violar la Constitución o alguna ley: “Les hacemos un llamado para que ejerzan la libertad de conciencia y para que rechacen aquellas órdenes que consideren que violan la Constitución y las leyes”, dijo Noel Álvarez, presidente de Fedecámaras.

Por otra parte, Noel Alvarez propuso la creación de “un gran frente nacional por defensa de la democracia y la libertad” en el que se integrarían partidos políticos de la derecha, la Iglesia, universidades, colegios profesionales, academias, ONGs y “cualquier ciudadano que no comparta el proyecto socialista de Chávez”. Esto es harto interesante y ojalá se diera, lo cual contribuiría a lo que Chávez ha llamado la “repolarización”. No es malo que se definan claramente los ejércitos de esta batalla, con dos frentes bien identificados: el frente burgués y el frente revolucionario (Polo Patriótico).

Al frente burgués le preocupa además la alta posibilidad de que las leyes que surjan de la Habilitante, y las medidas radicales y populares que está tomando nuestro gobierno se traduzcan en una disparada de la popularidad de Chávez a cotas aun más altas. Hablamos de las leyes y sus resultados, y del nuevo conjunto de medidas que se han tomado y se tomarán para favorecer al pueblo.

Por ejemplo, desde la Arepera Socialista ubicada en el Fuerte Tiuna el presidente Chávez anunció un impulso al proyecto de las areperas y habló de dos mil o tres mil más. También anunció que en los próximos días suscribirá un convenio con la empresa china Haier, para adquirir más de tres millones de equipos de línea blanca y electrodomésticos para ofrecerlos al pueblo a precios solidarios: “En 2011 traeremos más de 3 millones de neveras, lavadoras, cocinas y televisores para venderlos muy baratos a la clase media, al pueblo, a las familias. Esto sólo es posible porque Venezuela es libre de nuevo y porque estamos en el camino del socialismo”.

El huracán Chávez viene con todo y la contrarrevolución tiene serios temores de que será arrasada en 2012, a pesar de que de la boca para afuera expresan optimismo.

* Analista de asuntos políticos.
Estos análisis regresan a partir del 3 de enero próximo, a menos que arda Troya. Feliz Navidad y un 2011 victorioso para todos.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario