Feb 21 2011
669 lecturas

Opinión

Venezuela: la «huelga de hambre”, ¿hecho cumplido o plan preconcebido?

Néstor Francia.*

¿Fue la “huelga de hambre” de los jóvenes fascistas un hecho espontáneo que luego se convirtió en factor aglutinador de la ultraderecha a falta de pretexto mejor para intentar un “egiptazo” o se trata de un plan preconcebido y orquestado desde los laboratorios del Imperio? No es fácil saberlo. 

Por supuesto, alguien está por detrás de esto, pero no necesariamente estamos ante una operación donde los hilos estaban urdidos desde el principio. En ese sentido, la realidad envía señales confusas. Al principio, la “huelga” no concitó de inmediato el cúmulo de declaraciones de factores de poder que hoy presenciamos, pero eso pudo ser parte del plan.

El hecho es que hoy por hoy la “huelga” se ha convertido en un oasis desestabilizador en el país, del cual están abrevando los voceros del Imperio, la canalla mediática, la jerarquía católica, la MUD, Insulza, los prófugos exiliados de la derecha y todo lo huela a contrarrevolución. Pero los signos siguen siendo confusos. Hoy, por ejemplo, solo el diario El Nacional privilegió la “huelga” como titular principal de primera página entre todos los periódicos de circulación nacional, incluidos Ultimas Noticias y los derechistas El Universal, 2001 y El Nuevo País. La noticia sobre la convocatoria del Consejo Federal de Gobierno por parte del vicepresidente Jaua al menos igualó en importancia a la “huelga”.

En todo caso, es justo preguntarse hacia dónde va esta acción de la derecha. Es muy poco probable, diríamos que casi imposible, que el gobierno acepte el chantaje y acceda a la principal petición de los alborotadores: la liberación de los políticos presos (algunos de ellos “politizados” a última hora), todos acusados y procesados por crímenes gravísimos de índole penal. Tampoco habrá ninguna acción desde la OEA ni otro organismo internacional reconocido, salvo declaraciones de algunos voceros como Insulza. 

La derecha podría convocar a movilizaciones de apoyo, tomando como base principal al debilitado “movimiento estudiantil”, e inclusive planificar guarimbas, lo que se vería favorecido si alguno de los “huelguistas” muere o tiene un grave percance de salud. De acuerdo a la experiencia, esto último no está cerca de ocurrir. Según lo visto en tiempos recientes, no va a ser fácil que la base social opositora se movilice por los políticos presos.

Vimos como Franklin Brito fue languideciendo hasta morir, y ni siquiera su muerte provocó manifestaciones masivas ni nada parecido. La verdad es que a esa masa escuálida no le importan tanto ni la propiedad privada ni los políticos presos, su obsesión es salir de Chávez, y probablemente eso haga que estén más pendientes de las primarias opositoras y de 2012. Ya lo hemos dicho: los escuálidos de a pie ahora no marchan, solo votan, y piensan que es más fácil salir de Chávez por los votos que con otros métodos que los han conducido solo a derrotas.

En lo inmediato parece que vamos a ver una especie de torneo de resistencia, una pulseada entre la Revolución y la contra. El gobierno ha mostrado paciencia y proyecta intención de diálogo. Los “huelguistas” proclaman su intransigencia y fanfarronean con su intención de llegar “hasta las últimas consecuencias”. En ese tipo de enfrentamiento sordo ya conocemos resultados favorables a la Revolución: la Plaza Altamira murió de muerte natural y no ha vuelto a resucitar. También Brito, lamentablemente.

Está igualmente el hecho de que la MUD ya anunció fecha para las primarias (4 de diciembre próximo) y eso los mantendrá muy ocupados hasta entonces, así como su presencia en la Asamblea Nacional. No pueden poner mucha energía en la “huelga de hambre”. 

Por los momentos el juego parece trancado, y habrá que esperar. Ya hay cosas positivas para nosotros, como el caso del cipayo Insulza, que cada vez queda más desnudo. Se ha producido, por ejemplo, un comunicado de los países del ALBA, bastante contundente y sin ambages, que reza, entre otras cosas:

“Los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) rechazamos de la manera más firme la conducta reiterada del Secretario General de la OEA, de interferir en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela… Los países miembros del ALBA constatamos con perplejidad como el Secretario General de la OEA utiliza su función para contribuir con la estrategia de una minoría política venezolana, que consiste en negar la existencia de una institucionalidad democrática en Venezuela, y recurrir a instancias internacionales con la pretensión de imponer opciones contrarias a la legislación nacional o a la voluntad mayoritaria del pueblo venezolano expresada de manera directa o a través de su representación legítimamente constituida”.

Hasta ahora, no ha habido respuesta por parte de Insulza, que debe estar reuniéndose con sus asesores a ver como se sale de este nuevo follón.

La convocatoria del Consejo Federal del Gobierno es otra excelente movida estratégica de la Revolución. Con ello se respalda la opinión vertida por el ministro El Aissami en la AN, en el sentido de que la inseguridad es un problema de toda la sociedad. Ya Capriles Radonsky ha anunciado su asistencia ¿Cómo podrían negarse los demás gobernantes de la oposición?

 Todos tendrán que bailar pegado y asumir su responsabilidad.

* Analista de asuntos políticos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario