Dic 2 2007
307 lecturas

Política

Venezuela. – LA SEÑORA TIBISAY LUCENA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En cuanto a lo de “grupitos” que van a votar bajo protesta, me permito recordarle que todos los que vamos a votar No lo vamos a hacer bajo protesta, de manera que no se trata de pequeños e insignificantes verborreicos. Hemos tomado la decisión de votar a sabiendas de las condiciones en que lo hacemos.

Vamos a votar ante un ventajismo grotesco, como grotesca, señora Lucena, es esa decisión infame de abrir una averiguación administrativa a la Conferencia Episcopal Venezolana por haber manifestado su opinión sobre la reforma que a todas luces es inconstitucional.

Vamos a votar a sabiendas que lo que se nos somete es una aberración jurídica que el organismo que usted preside, señora Lucena, ha dado por “santa” bajo una pregunta mal constituida donde el contrabando de las Disposiciones Transitorias no aparece registrada bajo ninguno de los dos bloques que su ciega obediencia confirmó como la tragicomedia que se somete a nosotros los electores, más un redacción que incita a aprobar lo que ya “el pueblo aprobó” previa y supuestamente.

Usted pretende, señora Lucena, que anunciemos de una vez, estos millones de venezolanos que vamos a votar No bajo protesta, que lo que usted diga como supuestos resultados son ciertos, verídicos y emanados de un organismo donde no se ejerce el ventajismo ni se aprueban “delitos de opinión” como sancionar a una institución que emite juicio sobre algo tan trascendente como lo es esta reforma.

No, señora Lucena, primero deberán cotejarse las actas que los testigos del No recojan con los resultados de cada mesa, sumarlas, verificar los números de las actas, oír las quejas de los votantes si las hubiera, verificar los resultados de las encuestas a boca de urna, comparar el conteo que el bloque del No haga con los resultados que usted nerviosamente anunciará.

Una vez, y sin apuros, que este trabajo sea hecho y que los resultados concuerden con los que la honorable institución que usted preside nos suministre a estos “grupitos” que votaremos bajo protesta, no tendremos inconveniente alguno en continuar nuestro comportamiento democrático.

Usted, señora Lucena, no ve a las bandas armadas que atacan a las manifestaciones estudiantiles. Seguramente, señora Lucena, usted tiene razón, pues le debo admitir que eso no es de su competencia, más bien de los organismos que se dedican a combatir al hampa y de los tribunales penales, pero aún así es necesario recordarle que las agresiones tienen incidencia electoral.

Seguramente sus ocupaciones no le permiten ver televisión ni oír radio –así no se entera de las amenazas de la facción proponente del engendro–, pues con los tantos procedimientos administrativos que el ilustre cuerpo que usted preside imparte, no se sabe porqué especialmente al No, no tendría capacidad ni tiempo para imponer sanciones a los abusos que cometen los líderes de la guerrilla que se cubre con el manto falso de “gobierno”.

Usted, señora Lucena, debe saber que trata con gente decente, de manera que debería adecuar su lenguaje a esta característica de los millones de venezolanos que vamos a ir a votar bajo protesta y muy a pesar suyo. Convénzase de que nada nos hará cambiar de opinión.

Contra todas las sanciones que ustedes impongan, contra todos los gestos de desanimación que el CNE haga iremos a votar el próximo día domingo. Y se lo reitero, señora Lucena, bajo protesta, con un pañuelo en la nariz y bajo estricta vigilancia de su comportamiento y de sus socios partidistas en el CNE.

—————————

foto

* Escritor.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario