Sep 16 2018
824 lecturas

Pol铆tica

Venezuela: Los peligros de una intervenci贸n siguen latentes

Los acontecimientos recientes refuerzan la impresi贸n de que la probabilidad de una intervenci贸n militar inminente en Venezuela es hoy muy baja, en especial por las contradicciones en el seno de los enemigos externos y de la desmembrada oposici贸n venezolana, difiriendo en las t谩cticas pero compartiendo la misma estrategia: derrocar a Nicol谩s Maduro y abortar la veintea帽era Revoluci贸n Bolivariana.

Por eso llam贸 la atenci贸n que Maduro, en la clausura del III Congreso de la Juventud Socialista de Venezuela. (JPsuv), advirti贸 que 鈥渆l gobierno de Estados Unidos ya dio la orden de invadir militarmente a nuestra patria鈥. El director del diario 脷ltimas Noticias, Eleazar D铆az Rangel, se帽ala que los servicios de inteligencia le informaron al presidente que las amenazas del presidente estadounidense Donald Trump, pese a las reservas de la mayor铆a de los presidentes de la regi贸n, siguen vigentes y habr铆an sido activadas.

Almagro vuelve al ataque

En momentos en que la presi贸n externa parec铆a haber mermado, reapareci贸 el 鈥渃贸nsul imperial鈥 Luis Almagro, secretario general de la Organizaci贸n de Estados Americanos, en plena frontera colombo-venezolana, insistiendo en que no descarta una intervenci贸n militar en Venezuela, disfrazada de ayuda humanitaria para los emigrantes.

Desde hace meses Venezuela ha sido v铆ctima de una poderosa campa帽a propagand铆stica dirigida a imponer la narrativa de que una 鈥渃risis de refugiados鈥 -producto de la migraci贸n- que sigue en desarrollo, y trata de justificar una intervenci贸n 鈥渉umanitaria鈥. Posverdades, fotos trucadas, fake news, hacen parte de este arsenal de manipulaciones en esta guerra de quinta generaci贸n que alimenta a gobiernos neoliberales latinoamericanos pero tambi茅n europeos y el terrorismo medi谩tico cartelizado.

Haci茅ndose eco de lo dicho por Almagro, el ministro de defensa colombiano, Guillermo Botero, intent贸 vincular la protesta con el delito internacional (una forma de criminalizarla), y afirm贸 que 鈥渃on los dineros il铆citos corrompen y financian la protesta social鈥 detr谩s de eso siempre est谩n mafias de verdad, mafias supranacionales de diferentes pa铆ses que lavan el dinero con habilidad y vuelve al pa铆s por diferentes v铆as, a trav茅s del contrabando鈥.

La oposici贸n colombiana tron贸 contra el ministro, pese a las 鈥渆xplicaciones鈥 del presidente Iv谩n Duque y del propio Botero, que no convencieron a nadie.Resultado de imagen para venezuela invasion

La respuesta a ambos fue del expresidente del gobierno espa帽ol Jos茅 Luis Rodr铆guez Zapatero, quien vincul贸 la intensificaci贸n del flujo migratorio de venezolanos en Latinoam茅rica a las sanciones econ贸micas impuestas por EU. 鈥淐omo siempre ocurre con las sanciones econ贸micas que producen un bloqueo financiero, quien, en definitiva, en 煤ltima instancia, lo paga no es el gobierno, sino los ciudadanos, es el pueblo. Esto deber铆a dar lugar a una cierta reflexi贸n鈥 y 鈥渃onsideraci贸n鈥, dijo tras participar en un foro en la ciudad brasile帽a de Sao Paulo.

El mismo Grupo de Lima le sali贸 al paso a la declaraci贸n belicista de Almagro, en un comunicado en el cual expresa 鈥渟u preocupaci贸n y rechazo ante cualquier curso de acci贸n o declaraci贸n que implique una intervenci贸n militar o el ejercicio de la violencia, la amenaza o el uso de la fuerza en Venezuela鈥.

Por supuesto, esto no es un reflejo de alg煤n escr煤pulo de estos gobiernos, que no dijeron ni una sola palabra condenatoria tras el magnicidio frustrado contra Nicol谩s Maduro. Es solo conveniencia, posici贸n t谩ctica de gobiernos impopulares agobiados por sus propios problemas, rechazados por sus pueblos, que no est谩n en condiciones de embarcarse en ninguna aventura b茅lica, menos en Venezuela, donde los recibir铆an a plomo limpio, se帽ala el analista N茅stor Francia.

Para sorpresa de muchos, los ministros de Defensa de Brasil y Venezuela, los generales Joaquim Silva y Luna y Vladimir Padrino, discutieron en Puerto Ordaz, amistosa y cordialmente, el suministro de energ铆a al estado de Roraima y la crisis de refugiados. En una entrevista con O Globo, Luna dijo que busc贸 鈥渙cultar鈥 el viaje como estrategia de reaproximaci贸n entre los dos vecinos.

Mike Pompeo

驴Halcones y palomas?

Luego de las declaraciones del senador estadounidense Marco Rubio, en las que se帽al贸 que estar铆a planteada una intervenci贸n en Venezuela, el ex presidente colombiano 脕lvaro Uribe, propuso que su pa铆s realice una acci贸n armada en el territorio venezolano.

En la 煤ltima semana Trump dio un paso en el sentido del di谩logo y las negociaciones al encomendarle a dos de sus funcionarios (Michael Fitzpatrick y Pete Marocco, altos funcionarios del Departamento de Estado, al frente del cual se encuentra Mike Pompeo, un hombre de confianza del presidente) entrar en contacto con el presidente Nicol谩s Maduro y tratar una agenda de 10 puntos. Una reuni贸n prevista para el s谩bado 8 de setiembre fue bloqueda por los factores internos de Washington.

La lucha entre facciones tiene convulsionado al mundo pol铆tico estadounidense. No hay claridad sobre las l铆neas de trabajo. Hay sectores en la propia administraci贸n que se han constituido, de acuerdo al reciente art铆culo publicado en el New York Times, en una red clandestina, organizada en las distintas oficinas para obstruir aquellos lineamientos de Trump que consideran errados, indica el polit贸logo Leopoldo Puchi.

Existe un grupo muy activo que gira en torno a los sectores cubanoamericanos opuestos a las pol铆ticas de apertura de Barak Obama, con fisonom铆a propia y no responde a la visi贸n que pudiera tener el Pent谩gono, ni se amolda exactamente a los intereses o al ritmo de Trump. Son muy radicales, partidarios de medidas extremas y de acciones de guerra. Tienen mucho peso y han incrementado su influencia con la designaci贸n de Mauricio Claver-Carone en el Consejo de Seguridad Nacional, a帽ade.

Hoy una intervenci贸n no luce como algo inminente, pero sin dudas hay preparativos, como nuevas medidas de bloqueo econ贸mico que afectar铆an las condiciones de vida de la poblaci贸n y se acoplan dispositivos b茅licos para potenciales actos de guerra. La iniciativa de Mike Pompeo de tomar el camino del dialogo con Venezuela no debe considerarse como descartada de forma definitiva.Resultado de imagen para venezuela nyt consejo editorial

D铆as atr谩s, el Comit茅 Editorial del New York Times dej贸 en claro las profundas contradicciones actuales que se desarrollan en EU y los errores en el plano geopol铆tico, con altas cotas de polarizaci贸n y de impopularidad de Donald Trump, lo que se ha convertido en un real obst谩culo para que Washington pueda iniciar alguna intervenci贸n militar en el mundo, a menos que convenza a alg煤n aliado.

El NYT, tras reconocer el gobierno de Trump que conspir贸 con militares opositores venezolanos, plantea que 鈥渆s inquietante que Donald Trump y sus asesores tomaran la decisi贸n correcta por las razones incorrectas: la falta de confianza en que los conspiradores tuvieran 茅xito en una operaci贸n riesgosa, y no la preocupaci贸n por la idea de una intervenci贸n en s铆 misma鈥.

Y muestra una preocupaci贸n mucho m谩s pragm谩tica de cara a las elecciones parlamentarias que podr铆an dejar a un Trump 鈥搎ue sigue perdiendo credibilidad- sin mayor铆a en el Congreso: 鈥溌縬ui茅n quedar铆a a cargo en caso de un proceso de transici贸n pol铆tica? 驴Qu茅 tipo de gobierno aspirar铆an a instalar?鈥. Recuerda que las intervenciones, directas o indirectas, en pa铆ses como Ucrania e Irak, generaron mayor inestabilidad y problemas que los que se pretend铆a resolver.

Sin embargo, el NYT, preocupado por el desmembramiento, atomizaci贸n de una oposici贸n sin mayor fuerza, incapaz de aportar soluciones m谩s all谩 de una aventura injerencista externa, est谩 de acuerdo con otras formas de intervenci贸n por las v铆as diplom谩ticas y sancionatorias. Y la disposici贸n del gobierno de Trump de reunirse varias veces con oficiales rebeldes que pretenden derrocar a un mandatario resulta pol铆ticamente contraproducente.

Los analistas interpretan que mientras la l铆nea de Trump y de los mandos militares, dados en las 煤ltimas semanas a estrechar v铆nculos con sus pares sudamericanos, es dura, de desestabilizar a Venezuela, y de sustituir su gobierno, en el Departamento de Estado promueven una pol铆tica de acercamiento, pero manteniendo la distancia.

Sin dudas, m谩s all谩 del conflicto real, existe una guerra medi谩tica. Los 煤ltimos acontecimientos nacionales, fronterizos e internacionales ratifican la existencia en el pa铆s de burbujas pol铆ticas聽 informativas, que operan realmente en calidad聽 de c谩rceles desinformativas, producto de la polarizaci贸n que encierra a los venezolanos, y alerta sobre 鈥渓a grave patolog铆a que nos aqueja, caracterizada por聽 el s铆ndrome del autoencierro pol铆tico-informativo聽 y un importante n煤mero de prisioneras y prisioneros aquejados por tal enfermedad鈥.Imagen relacionada

Desde hace m谩s de un quinquenio Venezuela est谩 en emergencia, territorial, social, econ贸mica, pol铆tica, diplom谩tica y cultural. El Decreto publicado el 10 de septiembre de 2018, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Econ贸mica, responde a una situaci贸n que amerita correctivos urgentes, que a煤n no se concretan.

Abriendo una puerta a la esperanza, Maduro dijo este fin de semana que China financiar谩 el crecimiento de la producci贸n petrolera en el pa铆s, que posee las mayores reservas de crudo del mundo y atraviesa por una severa crisis econ贸mica.

鈥淗ay compromisos de financiamiento para el crecimiento de la producci贸n petrolera, el crecimiento de la producci贸n de oro e inversi贸n en m谩s de 500 proyectos de desarrollo dentro de Venezuela鈥, se帽al贸 desde China, tras suscribir con Xi Jinping 28 acuerdos de cooperaci贸n en varias 谩reas.

* Periodista venezolana asociada al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario