Jun 27 2012
527 lecturas

Política

¿Volverá Berlusconi transmutado en euroescéptico?

Parecía haber  desaparecido de la escena  política, sin embargo,  Silvio Berlusconi ha  reaparecido  recientemente. El  exprimer ministro ha roto  el silencio con que se  enfrentó a sus últimos  problemas legales para  subirse a la ola de  euroescepticismo generada  por el humorista Beppe  Grillo, quien ha evocado  la salida de Italia de la  zona del euro, e incluso  la de Alemania, si ésta  no acepta fortalecer el  papel del Banco Central  Europeo.

Según La  Repubblica , esta actitud  amenaza la estabilidad  del Gobierno técnico de  Mario Monti, que se apoya  en los tres partidos  principales:

Justo cuando la  máxima cohesión nacional  se impone, la “Grosse  Koalition a la italiana”  amenaza con romperse y se  deja tentar por la idea  de una celebración  anticipada de las  elecciones. Mario Monti  está entre la espada y la  pared a sólo dos días de  la cumbre de la UE. Las  cancillerías del  continente lo ven como el  mediador del cual depende  el éxito de la operación.  Las direcciones de los  partidos políticos  italianos lo ven como el  catalizador al que se le  puede atribuir la  responsabilidad ante  cualquier fracaso. […]  El Pueblo de la Libertad  [el partido politico de  Berlusconi], se ha visto  sacudido por una  improbable e inoportuna  resurrección de “Il  Cavaliere”.

Esta versión  berlusconiana de Amanecer  Dorado [el partido de la  extrema derecha griega]  ha prometido dos cosas:  una patética guerra  contra Alemania, y una  batalla autárquica frente  al euro. Esta revancha  populista […] es una  propuesta política  desesperada. El Gobierno  no tiene alternativas.  Monti, con todas sus  limitaciones y errores,  es lo más creíble que la  Italia de hoy puede  ofrecer. Pero sería  equívoco pensar que Monti  debe durar sólo por esta  razón.

Los sobresaltos de  Berlusconi suscitan  preocupación más allá de  las fronteras italianas.  En el Reino Unido, por  ejemplo,The Guardian teme  un eventual regreso de  Berlusconi. En un  editorial titulado “Por  favor, otra vez no”, el  diario de Londres señala  que

El multimillonario  goza de una cantidad casi  ilimitada de recursos  para tirar en una  campaña. En recientes  comentarios ha indicado  las ventajas que tendría  Italia en las  exportaciones si la  industria hiciera sus  transacciones de nuevo en  liras. Berlusconi es un  potencial ganador de las  elecciones. Italia es más  euroescéptica de lo que a  menudo se piensa. Aunque  sigue siendo proeuropea,  en tanto que Bruselas es  vista como un mejor  proveedor de buena  gobernanza que Roma, el  euro se ha empezado a  asociar con la inflación.  Hoy en día se ha  convertido en el icono  del estancamiento. La  popularidad de Mario  Monti, como el tecnócrata  encargado en exclusiva de  reducir el déficit  presupuestario, ha caído  en picado. Italia no  tiene dinero en las arcas  para estimular el  crecimiento, como  demuestra el decreto  sobre crecimiento que se  esperaba desde hace  tiempo, y que fue  aprobado por el Gabinete  después de que el Tesoro  eliminara sus  disposiciones más  radicales. No obstante,  sin crecimiento, Italia  no podrá pagar su  creciente deuda. El euro  no pinta bien y  Berlusconi no es el único  político que que se  aferra a la idea de que  Italia podría recuperar  crecimiento por medio del  regreso a la lira, la  devaluación y un auge de  las exportaciones. Pero  podría posicionarse para  ser el principal  beneficiario.

*Presseurop , La  Repubblica, The Guardian

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario